lunes, 29 de noviembre de 2010

Las copuchas de Wikileaks: la parte que nos toca al Cono Sur



Unos dicen que es un patriota (¿de Saturno?), otros que es un peligroso ególatra. El hecho es que Julián Assange, el creador de Wikileaks se ha convertido en una figura mediática cuyos constantes reportes y datos secretos mantienen a la gente más interesada que en lo que les puedan ofrecer los cronistas sociales sobre la boda de Westminster. Sin embargo, a pesar del desprecio que me inspira el tipejo, este último soplo, basado en 250.000 cables diplomáticos intercambiados entre Estados Unidos y otros países, trae algunas copuchas interesantes sobre política diplomática y un par de cositas que nos tocan a los latinoamericanos.

Me he quedado de una pieza al enterarme que el monarca saudí insta al Pentágono a bombardear Irán, cuando debería serme obvio que los países árabes le temen al poderío nuclear de Ahmadinejad. Cualquier bombita que le lance a Israel repercute radioactivamente hablando en toda la Península Arábiga.


Además que si Irán mantuvo una cruenta guerra con Irak, bien puede atacar a otros vecinos a quienes no ve como hermanos. Los iraníes no son árabes sino persas o sea indo-europeos. Su afiliación chiita los hace diferente a los musulmanes suníes que son la mayoria en el mundo islámico. Si agregamos que según el "paquete Assange" revelado al New York Times, Irán le ha comprado a Corea del Norte misiles de largo alcance con los que puede poner a Europa en jaque, no solo Arabia Saudita debe asustarse

Otro informe muy interesante es sobre la influencia extremista islámica en nuestra América del Sur. Después del S-11, se reveló que había montoneros mapuches que intercambiaban e-mails con las huestes de Osama. Diarios venezolanos anti-Chávez revelaron, por allá por el 2006, que había campos de entrenamiento de Hezbollah en los Llanos. Pero cada vez que comento esto a algun compatriota recibió sonrisita esceptica. Pues Wikileaks nos cuenta que en USA también andan preocupados pero de una influencia terrorista mas cerca de casa, específicamente en el triangulo donde se unen Paraguay, Argentina y Brasil. O sea aquí, a la vuelta de la esquina.

El Modus Operandis del australiano Assange es filtrar datos con cuenta gotas. Cada cierto tiempo, manda determinados documentos secretos del Pentágono a periódicos importantes en Europa. Es al británico The Guardian al que le llegó la información sobre la zona limítrofe de los tres países sudamericanos. Este territorio es reconocido por ser escenario de actividades ilícitas de todo tipo, aparte de ser un reducto de población árabe.

Según lo revelado por The Guardian, la cancillería estadounidense pidió a su embajada en Asunción "información sobre la presencia, intenciones, planes y actividades de grupos terroristas (...) en Paraguay, en concreto en la triple frontera”. En Washington el temor es que estén operando organizaciones armadas islámicas (Hezbollah, Al Qaeda, Hamas y hasta posibles agentes estatales iraníes) en esa región. Otros documentos revelan que de esta área fronteriza surgió el complot que provocó el atentado contra la AMIA, en Buenos Aires, a fines del siglo pasado

El País, diario español también privilegiado con las filtraciones de Wikileaks, dice que la diplomacia norteamericana busca atraer países sudamericanos para hacer un frente anti-chavista, y que piden a sus embajadores informes precisos sobre la personalidad de los mandatarios del continente. ¡Incluso han estado investigando la salud mental de la Señora K!


Cada paquete de noticias que le ha llegado a cinco grupos mediáticos de Occidente, aporta nuevos y jugosos pormenores supuestamente basados en documentos que les mandó Wikileaks. En Revista Júpiter leía que el embajador norteamericano en Tegucigalpa era agente chavista. ¿Le pagarían poco sus jefes que se pasó al otro bando?

Otros datos son archiconocidos como que USA tuvo que ver con el derrocamiento de Zelaya el año pasado. Incluso añejos y ultra sabidos como que derrocó a Manuel Antonio Noriega en Panamá. Obvio si hasta hubo una invasión gringa. Por otro lado, Assange le ha hecho un gran favor a USA al revelar que si existían armas químicas y biológicas en Irak, y que fue la China la que estaba detrás de las infiltraciones en Google.

Hay quien se escandaliza ante el doble discurso, tanto de la cancillería estadounidense como la de otros países, pero así es la diplomacia y lo ha sido desde que griegos y troyanos intercambiaban embajadas y regalos. Me irrita más el doble juego de Wikileaks. Sin ser partidaria de teorías de complot, es patente que este nuevo derroche de “verdades” desestabiliza a Estados Unidos, destruye su diplomacia, crea desconfianza entre la potencia gringa y sus seudo-aliados, aparte de ennegrecer más su imagen,, dentro y fuera de la Unión Americana.

El cuento de que Assange quiere informar a la población y revelar verdades, solo se lo creen los ingenuos. El público no necesita saber, ni sabe que hacer con esta información, no más que cuando se enredan (y ahí me incluyo) con todas las profecías económicas que son mas agoreras que las centurias de Nostradamus. El ciudadano común de Occidente, y de este Tercer Mundo que juega a ser parte de la Civilización Occidental, lee las revelaciones de Wikileaks como si fueran copuchas de tabloides. A lo mas dirán “¡chanchos los gringos!” o se relamerán los bigotes al enterarse de que el líder libio Gadafi tiene amores con una enfermera ucraniana. Ese tipo de cosas si les queda.


El daño que hace Wikileaks solo lo sabrán los afectados. La trascendencia de esa información solo se sentirá cuando nos caiga la casa encima, porque hasta ahora hemos tenido suerte. En las conflagraciones mundiales, América Latina se ha sentado en la valla a observar. En la que se viene, nos guste o no, tomaremos parte precisamente por no darnos cuenta de un peligro que tenemos en el patio y que las copuchas de Wikileaks nos lo restriega en las narices




sábado, 27 de noviembre de 2010

Una vida mágica: Alice Herz-Sommer


De vez en cuando, entremedio de noticias inútiles, exasperantes o desesperanzadoras, encuentro alguna que otra nota que me enseña que todavía n l mundo quedan personas positivas y fascinantes. Ese es el caso de la pianista Alice Hertz-Sommer quien acaba de cumplir  107 años de una vida mágica. Su mágica vida esta dividida en tres partes. Yo le envidio la primera y la última. La intermedia, nadie debería vivir porque con más un siglo de vida, Alice es la sobreviviente más anciana del Holocausto.

Nacida en Praga, en  1903 en el seno de una familia pudiente de judíos laicos, Alice creció rodeada de comodidades y gente importante. Gustav Mahler era amigo de la infancia de su madre, y Franz Kafka le contaba cuentos. A los 8 años, Alice estudiaba piano con un discípulo de Liszt. A los 16 ya daba conciertos. A los 28 años se casó con, el también músico, Leopold Sommer, poco después nació su  hijo Raphael.

En 1938, gracias las políticas de apaciguamiento de las naciones europeas. Hitler anexó Checoslovaquia sin disparar un tiro. Amigos y parientes de los Sommer emigraron. Alice permaneció en Praga, debido a su madre que no gozaba de buena salud. Los judíos checos pronto experimentaron  lo que sus hermanos de raza en Alemania y Austria, prohibiciones a granel, la imposibilidad de conseguir empleo, etc.

 En 1942, la madre de Alice fue deportada a Auschwitz donde murió. Un año mas tarde, los Sommer fueron encerrados en Theresiesenstad, el “campo modelo” de los Nazis cerca de Praga. Terezin era en realidad un centro de castigos, torturas y privaciones, que servía de vestíbulo a Oswiecim donde fue deportado, para no volver, Leopold.

Milagrosamente, Alice y Raphael sobrevivieron hasta el fin de la guerra, tras la cual emigraron a Israel. Alice continúo con su música y fue profesora del Conservatorio de Jerusalén. En 1990, siguió a su hijo que se había establecido en Londres. Alice sigue viviendo en Inglaterra. Allá  ha sido objeto de innumerables entrevistas,   un documental de la BBC y una biografía A Garden of Eden in Hell: The Life of Alice Herz-Sommer de Melissa Muller y Reinhard Piechocki.


Hay varios elementos llamativos en la historia de Alice Herz-Sommer que la apartan del cliché del sobreviviente. Para comenzar, su longevidad para c que le ha aportado algunas tristezas como las de enterrar a su único hijo, un virtuoso del cello, que murió a los 65 años. La panista no sigue ninguna dieta especial, aparte de no tomar alcohol ni cafeína. Hasta los 97 años, nadó diariamente y aun hoy toca mínimo dos horas de piano al día.

Cuando se le pregunta a que atribuye haber vivido más de un siglo, responde “a mi optimismo”. Efectivamente, es una mujer que nunca se ha amargado, que ha vivido las peores experiencias, pero sigue enamorada de la vida y que considera que su religión es la música, el amor a la naturaleza y la relación que tuvo con su hijo. Describe el amor maternal como la base de la existencia (¡Oigan eso feministas!).

Pero hay más cosas prodigiosas en esta magnifica señora. Estando en Israel, fue testigo del juicio de Eichmann, ¡y dice que sintió lástima por él! Alice Herz-Sommer no odia los alemanes “son gente maravillosa" dijo en una entrevista a The Guardian. Ni siquiera odia los Nazis. Incluso cuenta de un Nazi que vivía arriba de su apartamento en Praga. Un hombre que admiraba mucho su música y que tuvo el valor de bajar despedirse de ella antes de su partida a Terezin.

Estamos tan acostumbrados al lenguaje de odio que surge incluso de la voz de “buenos demócratas progresistas”. Estamos tan acostumbrados a partidismos y divisiones ideológicas. Estamos tan acostumbrados a mujeres que ejercen el poder, exigen sus derechos, o incluso juegan a ser victimas con arbitrariedad y agresividad que Alice Herz –Sommer a sus 107 años parece no ser de este mundo.

Leyendo sobre ella  siento más fastidio por la gente que considera injusto negarles tribuna a los Negacionistas porque eso es lo que debe hacerse en “democracia”. En aras del derecho de libre expresión (¡y vaya que se cometen crímenes en su nombre!) acepto que se emitan juicios respecto de los judíos, de Israel, del Gobierno Militar de Chile e incluso de mi persona aun cuando esos juicios sean falsos, exagerados o provengan de una óptica miope que ignora contextos históricos y circunstancias.  No tengo esa tolerancia por seudo historiadores revisionistas que insisten en negar el Holocausto, sin ninguna prueba fehaciente puesto que no se puede probar un negativo.

¿Además que cómo se va en contra de la evidencia no ya del material Aliado presentado en sinnúmero de documentos y juicios, sino de expedientes, fotografías y filmes recolectados por el aparato burócrata Nazi? ¿Y con que autoridad moral se anula el testimonio de miles de sobrevivientes? Yo nunca he tenido una duda, por tener la suerte de conocer gente irreprochable (eso incluye a parientes) que fueron testigos de la Shoah. Es por eso que abogar por los derechos de los Negacionistas a promulgar su calumnia es como matar de nuevo a los parientes de Alice Herz-Sommer y escupir en su optimismo, su piedad y su decencia.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Motivos para agradecer: El significado de Thanksgiving


El Día de Acción de Gracias, siempre ha sido  mi celebración estadounidense favorita. Es una fiesta que abarca a todos los credos, razas y nacionalidades. Más importante, es una fiesta “trasplantable”. Todos, en alguna parte del mundo y aun en medio de esta crisis que va mas allá de lo económico, tenemos algo que agradecer, y yo particularmente, tengo mucho que agradecer este año.

Aparte del cuento de los peregrinos famélicos y los indios generosos,  Thanksgiving es una festividad totalmente multicultural. Yo he hecho programas infantiles de Thanksgiving en bibliotecas públicas y privadas, para niños latinos y para niños judíos, precisamente porque  es un festejo con el que todos se pueden identificar. En mi segundo año en Nueva York, nos pusieron a mi hermano y a mí en una escuela judía y toda nuestra vida cambió, incluyendo el calendario. Feriados que habíamos celebrado hasta entonces (i.e. Halloween) no se celebraron más. Thanksgiving, sin embargo, permaneció en nuestra agenda.

A diferencia de Año Nuevo que es una fiesta para salir a “carretear” o Navidad que suele ser mas íntima y abarca únicamente a la familia, Thanksgiving es una cena para invitar a amigos, a conocidos, inclusive a extraños, a compartir la mesa.  Por eso,  cuando ya fuimos adultos, tanto mi hermano como yo, comenzamos a ir a otras casas a celebrar el Día del Pavo, como le decían mis padres. Finalmente, como el calendario contemporáneo gringo da dos días de asueto para dar gracias, mi mamá trasladó la cena familiar al segundo día. El primero yo lo he celebrado con norteamericanos y extranjeros, con protestantes, católicos latinos, y judíos (mi hermano solía ir a la casa de los parientes de su mujer que eran israelíes), blancos y afro-americanos, gente del Norte y del Sur de  los Estados Unidos.

Aparte de la variedad de menús y las diferentes maneras de aderezar el pavo,un factor común  que encontré en todas esas cenas fue una sensación de amistad, de solidaridad, de lo que hoy llamaríamos redes de apoyo. Curiosamente, ese es el espíritu del Thanksgiving, lo que nos hermana al original cuando dos culturas absolutamente diferentes, se encontraron, no con arcabuces ni tomahawks, sino con solidaridad. Cuando la cultura caucásica se halló en una posición vulnerable y fue el Tercer Mundo quien la rescató. Algo impensable hoy en día en que Occidente está tan necesitado y enclenque como los Padres Peregrinos y muchos en el  Tercer Mundo  se soban las manos pensando en como aprovecharse del desastre.

Pasando al tema del agradecimiento individual y colectivo, muchos pensarán ¿qué hay que agradecer en días de paro y pobreza? Bueno, por empezar, chilenos, todos los que leen mis palabras y la que las escribe, tenemos que agradecer estar vivos. Sobrevivimos el segundo terremoto más grande de nuestra historia. Tenemos que agradecer que no nos encontráramos  entre los que se llevó el mar en la Isla Orrego, o quedaron sepultados  bajo edificios caídos en Conce o Talca, o los que sobrevivieron , pero perdieron propiedades y seres queridos. . Por supuesto que todos, y parafraseando a nuestra querida Presidente  de entonces, “pisamos vidrios” ese día,  nos cayó yeso del techo en la cabeza,  estuvimos sin luz y agua, pero estamos vivos.

Yo descubrí muchas cosas a raíz del terremoto (una lástima que no blogueara entonces). Descubrí que muchos edificios pirulos de Viña, eran cien veces más frágiles que algunas casonas viejas y que yo siempre tengo razón al privilegiar construcciones que han aguantado, al menos, un sismo fuerte. Descubrí que a pesar de ser parte de una región telúrica, no teníamos “cultura de terremoto”. Ni el gobierno ni la población estaban  preparados para enfrentar una catástrofe. Descubrí, y esto es lo más feo, que los casos de saqueo (comunes en toda tragedia natural) eran explotados por una prensa extranjera que se reía de nuestra  falsa “superioridad”, ya que un "terremotito" nos convertía en rateros.

Leer esos comentarios en prensa de América Latina y medios latinos de la Unión Americana me hizo enterarme de cómo nos perciben en el Continente. Había tanta rabia en esos comentarios (y les advierto que no eran peruanos, ni bolivianos ni argentinos, que uno siempre encuentra cierto rencor en países fronterizos). No, estos  comentarios, algunos obscenamente inhumanos, venían de ciudadanos de países donde uno cree que ni se sabe qué es Chile. Por eso valoro tanto la, hoy despreciada, operación de rescate de los mineros porque, aunque sea por un mes, cambió la percepción de Chile en el extranjero.

Para mi todo descubrimiento, por doloroso que sea, es una enseñanza que se agradece. Por último, a raíz del terremoto, descubrí para que servía Facebook, ya que el mismo día, apenas volvió la luz, entré y estaba atestado de mensajes de gente todo el mundo, de gente de mi pasado con la que había discutido o a la que había olvidado. Todos preocupados por mí.  Fue así que tanto un ex novio en Miami, y una ex compañera de clase de Long Island se encargaron  de avisarle a mi hermano (las redes telefónicas estaba atochadas ese día y era imposible llamar al extranjero) en NY que estábamos bien. Creo que esa es la mayor razón para estar agradecida este año, la importancia que las personas y los afectos humanos han retomado en mi vida.


Después de la muerte de Mauricio dejé de importarme. Me dejé estar, todo lo hacia mecánicamente, me fui concentrando en mi trabajo y me fui alejando de amistades reales y virtuales (no que éstas no sean reales, pero ya me entienden como dice El Chapulín). Este año, eso cambió. Por empezar, un sentimiento que yo pensaba no era para mí, ni para gente de mi edad, irrumpió sin permiso en mi vida y me cambió el mundo. El amor humano, que yo creía patrimonio de los jóvenes, se ha vuelto la razón de mi existencia. El saber que hay un hombre que despierta y se acuesta pensando en mi, me da fuerzas y me hace valorarme más. Para los que tengan ese tipo de amor en sus vidas, agradézcanlo cuidándolo, es un sentimiento muy frágil que necesita mucha, muchísima y constante atención.

Aparte del amor, es un año en que la amistad se aprecia y se reconoce. Este blog ha significado muchas cosas para mí. Me ha obligado a hacer algo diferente a lo que hago diariamente para poner comida en mi mesa; me ha dado una tribuna para desahogarme;  me ha permitido conocer y compartir con gente muy interesante, y me ha hecho cambiar  mis opiniones sobre muchas cosas. Agradezco entonces a los que tienen la cortesía de hacer este blog su casa y a los que han ido mas allá y me han ofrecido su amistad que expresamos en correspondencia privada.

Pero también agradezco a mis amistades antiguas que se han remozado este año. La Señorita Dolores, la mejor Beta Reader que puede tener una novelista amateur, con la que hemos vuelto a colaborar aquí y en otro blog dedicado a todos los escritores novatos. ¿Nunca les he hablado de ese sitio? Vengan a visitarnos en Divine Secrets of the Writing Sisterhood.


Agradezco al Señor Ministro Portales, con quien después de la muerte de Mauro estuvimos casi un año a coscacho verbal, haber perdonado mis exabruptos (estarás agradecido que ahora haya otro que tenga que aguantar mis rabietas) y haberse hecho cargo del aspecto visual y técnico de este blog, y sin yo pedírselo. Eso fue el equivalente de traerles choclos, pavo y ostras a los Peregrinos.


Para terminar lo que podría parecer un ejercicio de auto referencia, creo que todos tenemos que tener un día o un momento para examinar lo que tenemos y agradecer lo positivo. Al final, junto con el Tea Party y Fox News, Thanksgiving también es una institución gringa digna de ser exportada.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Artistas metidos a opinólogos: También tienen que meter su cuchara


Miguel Bose llegó a Chile, y lo primero que hizo fue criticar al gobierno, acusándolo de haber convertido la tragedia de los mineros en un “reality show”. Como dicen los cubanos, “si no canta el gallo, no sale el sol”. Pero Bosé es solo parte de un conglomerado farandulero que se siente capaz de emitir juicios y prejuicios sobre política. En España los actores son los grandes bufones del Retablo de Maese Zapatero; en Hollywood lograron que Obama llegara a la Casa Blanca, y en Chile hasta los hacen ministros.

No tengo nada en contra de  los actores que se meten en política. Me parece que es una opción legitima de la democracia, y me parece excelente que actores que admiro como Paulina Urrutia y Luciano Cruz Coke se hayan turnado en el Ministerio de Cultura El político más completo, más carismático (y más atractivo) que vi en mi vida, comenzó como actor. Pero  hay una gran diferencia entre Ronald Reagan y un Bose que se  pone a criticar al gobierno de un país que lo está recibiendo como artista, no como agitador social.


Bose vino a Chile a cantar, que es su única gracia, pero en conferencia de prensa en Santiago se puso a hacer declaraciones muy desatinadas. Se quejó del modo en que el gobierno había manejado el rescate. Curioso, porque es el primero en quejarse. Los mineros no se han quejado.

El cantante dijo que el gobierno (y ahí metió a gente estupenda como Golborne) era el “culpable” de convertir toda la tragedia en un “reality”. La palabra “culpable” me parece inconveniente. Se habla de culpables cuando ha quedado la escoba. Aquí, gracias a D-s (y a un gobierno dinámico) no hubo desdichas que lamentar. ¿Entonces de dónde le viene el prurito moral a este fantoche amoral?

Si el asunto de la Mina San José fue un circo, lo que no niego, no es por culpa de la Nueva Derecha, sino de una sociedad mediática, invasiva y exhibicionista que nació del oportunismo farandulero de muchos narcisistas estrepitosos como el tal Miguel Bose.  Además, qué sentido de oportunidad, porque yo nuca antes lo he oído despotricar en contra de los “realities”, ni de la fea costumbre de volver lo privado en espectáculo publico.  Pero es que parece que Bose venia con agenda escondida porque el mamerto mostró la hilacha al decir que él había sido un gran simpatizante de los gobiernos de Lagos y Bachelet. ¡Problema tuyo, viejo!

Dijo que había venido a dar un gran espectáculo. Con entradas  que cuestan hasta cien lucas, mejor que lo de. Pero hasta ahora el mayor espectáculo ha sido el de su ignorancia. Comparó a Piñera con Berlusconi. Si, ambos son empresarios. Pero sin defender a Il Cavalieri, hasta ahora no hemos oído que Italia esté en riesgo económico. Y ninguno de los países que están al borde de la bancarrota (entre los que se incluye la España de Bose) han seguido un modelo berlusconiano de gobierno. Por lo que no se entiende su crítica.

Me dio la impresión de que el buen Bose, en un arranque ególatra, quería imitar a Sting y sus declaraciones desde el Hotel O’Higgins en contra del Gobierno Militar. Pobrecito, se equivocó de época. Si quiere hacer algo heroico y aparatoso,  que vaya a Teherán  a quejarse del  Ayatola Ahmadinejad que trata tan bien a los bisexuales como Bose.

El colmo de la vanidad de este individuo, que ni siquiera es tan gran cantante, fue cuando dijo lo siguiente: "Nada más poner un pie en este país escuché de todo sobre él. Pero de todo y con una velocidad que jamás en la vida había escuchado. Dije 'qué pasa, recién lo habéis elegido y ya lo queréis echar'", dijo.
 Da la impresión que el pueblo chileno se ha aglomerado a la llegada de este figurón para contarle suis cuitas. Que yo sepa no es el Papa, ni un Gurú, ni una lumbrera intelectual para que vayan a copucharle los males de Chile.

Pero el caso de Bose no es único, hace unos años estando en vida el Tata, en un concierto de U2 en Santiago. Bono se puso a gritar en pésimo castellano: “¡Señor Pinochet, pida perdón!” Primero que es “General Pinochet “(y te queda la boca donde mismo, jetón) y segundo ¿quién se cree que es para exigir que otros pidan perdón? ¿Por qué no pide  perdón por cobrar una millonada por ir a sus conciertos? ¿Y hoy dónde está Bono que no exige que el desfallecido gobierno de su país pida perdón por poner a Irlanda (y a Europa por efecto domino) al borde de la quiebra?


El Hollywood que una vez diera políticos de la talla de Ronald Reagan y Clint Eastwood, ahora está poblado de radicales chics que usan sus cuantiosas fortunas para promover todo tipo de campañas izquierdistas. Curiosamente, no apoyaron a Hilary, pero Obama financió su camino a Washington con plata de entidades como Brangelina;  de entes como Sean Penn, al que se le ocurrió ir a darle la mano a Saddam en vísperas de la invasión de Irak;  y de innombrables como Oliver Stone, al que se le ocurrió la gran idea de ponelre una corbata al Mandril del Orinoco y  llevarlo a Europa para  exhibirlo en el Festival de Venecia..


Yo creo que todo artista, como ciudadano, tiene derecho a expresar su opinión o de abrazar y representar causas, pero es de mal gusto  que se pongan a discutir sobre lo que no saben, Parecen loros amaestrados, o peor, suenan como que les pagaran para ser portavoz de ideas ajenas. John Le Carre lo expresó finamente en su novela The Little Drummer Girl (una velada alusión a Vanessa Redgrave, otra actriz que al meterse en política internacional  metió las patas hasta el hígado).


Voy a ser muy dura, el artista que pasa a servir al pueblo en un cargo público me parece encomiable;  el artista que se pone a hablar de lo que no entiende, me parece un payaso. La gran mayoría (con muy pocas excepciones) de los habitantes de la farándula no son más que prostitutos, están ahí para servirnos a cambio de un precio. No tenemos que escucharlos darnos lecciones de moral o de gobierno. No les pagamos para eso. Como dice el dicho  “zapatero a tus zapatos”. El que Zapatero, no esté machacando suelas, propósito para el que lo hizo D-s, no significa que otros se tengan que meter a dar cátedra sobre política cuando carecen de inteligencia, experiencia y estatura moral para ello.

martes, 23 de noviembre de 2010

A veces, el cambio no es bueno


(Mi agradecimiento al Ministro Portales por esta contribucion y porque soy testigo de que él fue uno de los pocos que creyó que Obama sería un "cambio" positivo)

domingo, 21 de noviembre de 2010

Manoseados en el aeropuerto: Los extremos de la guerra anti-terrorismo


Una nueva polémica en Gringolandia, esta vez provocada por las recientes medidas  de seguridad en los aeropuertos ¿Cómo así? Pues a mucha gente no le agrada que, con la excusa de ver si  cargan bombas,  se les tome fotografías literalmente desnudos o que se les someta a un cateo que comprende sus partes íntimas. Denuncias, críticas y hasta un boicot provocan maquinas que, para colmo, pueden resultar peligrosas para la salud y, muchos dicen, son inútiles.

No me gusta viajar en avión, pero en medio siglo he tenido que hacerlo en varias ocasiones, dentro y fuera del país. En la escala del 1 al 10, el mejor aeropuerto (y lo conocí en un momento de crisis emocional) es el de Ezeiza en la Argentina. Los que no llegan ni a cinco (con la excepción del de Nueva Orleans) son los estadounidenses. Cuando comento esto, hasta los gringos están de acuerdo, pero me dicen “Y eso que los conociste antes del 11-S”. Se entiende que en un país en perenne peligro de otro ataque como el de las Torres Gemelas, se agudicen las medidas de seguridad en los aeropuertos, pero al parecer éstas se han vuelto invasivas, alarmantes y grotescas.

Este año todos los aeropuertos de la Unión Americana han instalado unos scanners que fotografían el cuerpo humano traspasando la ropa para ver si los pasajeros y miembros de la tripulación portan explosivos u otras armas. Pero sucede que estas fotografías presentan varios inconvenientes. Primero, que son tan graficas que órganos que solo ven nuestros médicos y parejas quedan expuestos a la vista de quien los examina y, a pesar de las promesas de las autoridades, las imágenes no se borran, no se destruyen y algunas (¿qué más se puede esperar de una sociedad mediática?) han llegado a la Internet.


Aparte del bochorno de aparecer pilucho delante de extraños, existe un peligro para la salud. En una carta a la Casa Blanca, científicos de la Universidad  de California advirtieron este año de que estos escáneres colocaban a la población (principalmente quienes deben viajar a menudo) en riesgo de recibir un abuso de radiación, y que mayor riesgo tenían los pacientes o ex pacientes de cáncer.

Más encima, esos escáneres, tan intrusos que dejan ver si un hombre está circuncidado y si una mujer está en sus días, no puede detectar explosivos líquidos o plásticos. ¿Entonces? ¿Además qué se hace si un terrorista trae la bomba escondida en un orificio corporal donde no pueda ser detectada? Anne Coulter, con su acostumbrado humor vitriólico, preguntó si en ese caso se instituirían revisiones más íntimas en lo aeropuertos.



Las autoridades de transporte (TSA) que son quienes llevan a cabo la seguridad del aeropuerto ofrecen una alternativa peor. El que no quiera escanearse debe someterse a una “palpación” extrema que va más allá del cateo policial acostumbrado, ya que se concentra en la ropa interior del cateado y, por ende, en sus partes intimas. De esa forma, se manosea a los niños, a las abuelitas y a las monjitas. Las protestas no han tardado en hacerse sentir. 

Un individuo se negó a que le tocaran “las joyas” grabó su intercambio verbalmente violento con los guardias y lo hizo publico, destapando una olla de grillos. Otro en Connecticut golpeó al guardia que lo manoseaba y pasó una noche en la cárcel. Una señora puso una demanda luego que una guardia le manoseó las pechugas y glúteos sin previo aviso. Una familia hizo algo parecido cuando la “palpadora” al meterle mano en los calzones a su hija de 3 años, le provocó un ataque histérico a la criatura. Un piloto está demandando a la TSA porque encuentra inconcebible que ahora se les trate a los tripulantes como maleantes y se veje a quienes mas expuestos están a un ataque terrorista.



Por puesto, que las mayores protestas vienen de parte dela comunidad islámica. Ninguno de ellos quiere que unos infieles vean a sus mujeres en pelota y las damas musulmanas tampoco quieren, y con razón, que una guardia les meta mano por debajo de sus velos. Janet Napolitano, la encargada de la Seguridad Nacional, con esa ambigüedad irresponsable que caracteriza a los funcionarios en la era de Obama hizo una declaración pública muy vaga dando a entender que tal vez las musulmanas serían eximidas de ese cateo. No puedo imaginarme una declaración más desdichada, y si realmente se hiciera una excepción con  ese grupo, el gobierno de Obama seria bastante menos popular que lo es ahora.

Lo curioso, es que estos escáneres, carísimos muy parecidos a los detectores de metal establecidos en esas fábricas de delincuentes que son los colegios públicos gringos, no se encuentran en otros aeropuertos en el mundo (aunque Inglaterra y Alemania planean instalarlos este año). En Israel, el blanco soñado de todo terrorista, se usa el método del “profiling”, que permite reconocer a posibles  sospechosos, puesto que reúnen ciertas características asociadas con los terroristas. 

A los sospechosos se les somete a un interrogatorio sicológico a cargo de expertos. no de gente imberbe y sin entrenamiento como lo son los guardias de la TSA. Este método seguro y eficaz  evita convertir a pasajeros y miembros de la tripulación en posibles delincuentes. Pero la extremada corrección política gringa impide que se implanten esas reglas en Estados Unidos.
 
Entretanto, las demandas se acumulan, las protestas llueven, y mientras los políticos debaten fútilmente, los airados usuarios han decidido boicotear los vuelos este miércoles pre-Thanksgiving, el día mas ajetreado del año para los aeropuertos norteamericanos. Si se llegara a materializar este boicot, y fuera masivo, las pérdidas serian millonarias.

Ese es el problema en Estados Unidos esta semana. Los más contentos con esta controversia deben ser  los terroristas, viendo como sus enemigos discuten, se acaloran, entran en pánico y se escupen unos a otros. Aparte de matar gente, el gran objetivo de los extremistas es crear pánico, sembrar discordia y desestabilizar la sociedad. Y con estos medios tan inseguros de ofrecer seguridad, los norteamericanos les están siguiendo el juego a sus adversarios.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

La Torre de Babel y el Fundamentalismo seglar

Creo que soy una de las pocas espectadoras del programa de Glenn Beck que lo encuentra tranquilizador. A pesar de sus profecías apocalípticas, como fiel creyente, Beck tiene un mensaje esperanzador; es un magnifico narrador de historias y siempre aprendo algo de él o de sus invitados. Anoche aprendí el termino “fundamentalismo seglar” que explica el auge del anticlericalismo y ateísmo contemporáneos y quizás también explique  la crisis que nos aflige.

A Glenn Beck le llueven los ataques por todos lados. Es que declararle la guerra a George Soros ha lanzado a las fuerzas mediáticas en su contra. Y detrás de ella viene La Liga de Antidifamación que en mis tiempos servía para defender judíos. Hoy, se dedica a propagar ideas progres y a atacar a los que están en contra, a veces tildándolos de “antisemitas”.

A Beck lo han acusado  de tergiversar el concepto del Holocausto, de usar en “exceso” los nombres de Hitler y otros lideres Nazis como referentes ¿(y no lo hacen todos?) y ahora de acusar a Soros de ser un antisemita, y eso que el buen Mormón específicamente dijo en sus ataques que él no veía a “Spooky Dude “como un antisemita. En fin, pocos como Beck pueden ser considerados como verdaderamente filosemitas,  admiradores del judaísmo  y pro- Israel. Sus ataques en contra de un demagogo, especulador y ateo como Soros, cuyo judaísmo es un mero accidente de nacimiento,  no pueden calificarse como antisemitismo, no más que mis quejas de Hinzpeter me hacen judeofoba.

El programa de Glenn Beck, ayer, en FoxNews, es una prueba de su buena relación con el mundo tradicional judío, a la par de ser un excelente ejemplo de cómo los ejemplos históricos  y las parábolas religiosas pueden ser útiles herramientas didácticas. Beck comenzó el programa enseñando dos fotografías: El Parlamento Europeo  en Estrasburgo junto a La Torre de Babel pintada por Brueghel, El Viejo. A primera vista tenían algún parecido, al final del programa, ese parecido quedaba más que claro.


 
Beck  anunció entonces que nos contaría  la historia dela Torre de Babel, pero que para eso necesitaría de la ayuda de un experto que conociera los textos sagrados en su idioma original. Así que  trajo a Daniel Lapin, un rabino  de persuasión ortodoxa moderna. El Rabino Lapin, a pesar de que  se le puede tachar  de ser un poco “farandulero” (tuvo un programa de televisión, fue rabino de Barbra Streisand y apoyó "La Pasión de Cristo" de Mel Gibson),  es un devoto promotor de diálogos interreligiosos, un óptimo profesor de historia sagrada y un excelente narrador, cualidad que comparte con Beck. Como narradora profesional puedo atestiguar que las técnicas usadas por ambos son muy eficaces y amenas, y aun él que se quedaba dormido en el Catecismo o en Talmud Tora se hubiera entretenido con este programa.


Entre Beck y el rabino salió a la luz la historia de Nemrod, el rey cazador, al  que en los días siguientes al Diluvio, se le ocurre la brillante idea de crear un Orden Universal, una manera de unir a todas las personas bajo un solo gobierno, una sola meta, un solo idioma y probablemente una sola moneda (Ein Volk, Ein Reich, Ein Fuhrer). Como todo gobierno totalitario, el de Nemrod, busca homogeneizar al pueblo, privando a su gente de su individualismo y de sus derechos individuales, convirtiendo a sus súbditos en esclavos de sus propiedades y de su codicia por consumir y acaparar, y volviéndolos tan materialistas que en ellos no quepa una gota de espiritualismo.

 Fue ahí que el Rabino se refirió al “fundamentalismo seglar” de nuestros tiempos que es espejo del zeitgeist bíblico que lleva a construir una torre altísima que sirva de arma para la última batalla entre hombre y D-s. Una alegoría para explicar la lucha entre ateísmo y fe que culmina cuando El Creador,  un poco divertido por las ínfulas de estas pulgas, provoca división entre los albañiles, los que comienzan a hablar idiomas diferentes por lo que cualquier proyecto en común fracasa, y la torre queda inconclusa.

Hace 30 años que venimos escuchando que los fundamentalismos religiosos, sean cristianos, judíos, musulmanes o mormones, son los culpables de los males del mundo. Pero ahora descubro que la agenda de los ateos también se ha vuelto un dogma igualmente nocivo y peligroso. Existe un propósito organizado de destruir las raíces de la fe judeo-cristiana para así poder crear ese Nuevo Orden tan deseado por George Soros y otros de su calaña. Un mundo donde todos piensen y opinen de la misma manera donde todos trabajen en pos de un “bien común”.  Para eso es necesario destruir los valores individuales, crear un pensamiento homogéneo y colectivo  dispuesto a apoyar a sus lideres en todos sus proyectos, sin divisiones, raciales, sexuales, políticas ni religiosas.

Suena tan bonito ¿No?  Pero ya vemos como estas campañas de tolerancia han terminado por dividir mas a la gente y por crear prejuicios, algunos peligrosos, en contra de quienes se resisten. El escenario de la Torre de Babel donde todos parlotean en un idioma diferente, donde la incomunicación se convierte en una cacofonía ensordecedora y donde ya nadie parece capaz de crear proyectos en conjunto, es lo que vemos hoy en nuestro mundo. Los factores mencionados han provocado una crisis social y económica.

Sin embargo, el fundamentalismo seglar sigue empeñado en crear su Nuevo Orden aunque se esté hundiendo en arenas movedizas. Lo más curioso de este fenómeno es que el fundamentalismo seglar, tan hidrófobo en contra de todo lo que huela judo-cristiano, ha sido muy cordial con el  Islam. Paradójicamente, es el fundamentalismo seglar quien más ha alimentando la implantación de de ideas fundamentalistas islámicas en Occidente. Ha sido el principal promotor de extremismos motivados por  odio en contra de toda religión que no sea la del Corán y de la Yihad.  ¿Cuál será la razón? ¿O fue solo una torpeza de un fundamentalismo arrogante, pero ignorante?  Como sea, el cuento de la Torre de Babel terminó  sin derramamiento de sangre. Quizás, esta vez, el final de este cuento  no sea tan pacifico.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Otra “caída” de Zapatero: fracasa en sus intentos de cerrar la Basílica del Valle de los Caídos


(Por Luís H. Arroyo)

A la misa dominical del Valle de los Caídos solían ir unos cientos de personas. El Gobierno, indudablemente masón, lleva desde hace años persiguiendo el cierre, y es de suponer derrumbe, de la Basílica que mandó construir Franco, donde además reposan sus restos. Por ser entonces franquista y religioso, este templo es un  símbolo doblemente molesto, e irresistible para los del gobierno. Así que empezaron a estudiar la manera de allanarlo. Primero, escatimaron presupuesto para su reparación. Luego, demolieron la "Pieta" que había en la puerta, por razones estúpidas y motivos oscuros. 



Voy a pasar de la discusión, para mí irrelevante, de si ahí se enterraron cuerpos republicanos junto con los nacionales sin permiso de los familiares. Y voy a eludir el debate de si hubo trabajos forzados que ayudaron a edificarlo (con conmutación de penas). ¿O es que las pirámides deben ser derribadas por haber sido hechas por los esclavos de los "fascistas" faraones que además eran más crueles que el “Caudillo” de España?

No es esa la cuestión, está claro. El problema está en los símbolos. Pero según se colige por la reacción de los creyentes son símbolos estimados por una mayoría. 6000 a 8000 han sido los asistentes a la misa de campaña este domingo, pese al cierre decretado de la basílica y a que la guardia civil tenía orden de no dejar pasar ningún coche. Gracias a esa espontanea movida, el gobierno ha cedido y reabierto la basílica, poniéndose por ello en evidencia.


¿Por qué ese acoso, como si viviéramos en las persecuciones mexicanas de tiempo de los  Cristeros? ¿Qué ansia es la que mueve a este Zapatero, qué mala baba, qué oscuros motivos, a molestar a los creyentes que, con su respuesta, han dejado claro lo que quieren?

Por una parte está la debilidad, que le echa en brazos de lo peor de este régimen, los que viven de la subvención, los artistas de la ceja, principalmente, que presionan para que se haga este tipo de cosas. Son los que se cepillaron todas las estatuas de Franco, que eran eso, estatuas, testimonios de la historia. No sé si recuerdan la imagen de Víctor Manuel asistiendo al derribo de la estatua ecuestre de Franco en la Castellana (con nocturnidad, lo que demuestra que no estaban seguros), transmitiendo su hurra a sus compinche Carrillo, el asesino de Paracuellos. Ese cantante odioso que ha quitado de su O-pus magna la canción que dedicó a Franco…

Por otra parte, Zapatero está encantado de ceder, si es que no lleva la batuta el muy… Pero ahí están esos miles de creyentes poniéndose en pie, diciendo”¡Basta, Basta!” a tanta desconsideración a unos y elevación de otros.

No soy practicante católico, pero el Valle es uno de los recuerdos más importantes de mi infancia, cuando sí lo era. Pero, aparte de eso, ¿No se dan cuenta estos cabestros que se están poniendo al nivel de los que derribaron los budas afganos?

(Violante y su granito de arena)
¿No será que Zapatero es musulmán tal como eran los talibanes derriba-budas? Ahí se entendería su iconoclastia. Ya parece esos milicianos de la Guerra Civil que fusilaban crucifijos.





El anticlericalismo nunca ha podido destruir el poder de la fe. Es una gran estupidez meterse con el derecho de las personas a creer en algo. Y Zapatero como, además de zafio, es ignorante, no revisa la historia. Cada vez que se ha hecho algún intento de erradicar religiones sea en la Inglaterra de Enrique VIII o en la Francia del Terror, ésta ha sobrevivido con mayor fervor. Incluso en la Rusia estalinista, el cristianismo ortodoxo nunca fue apagado.

Luis ha traído a colación La Cristiada mexicana, un ejemplo de cómo un pueblo se levanta contra un gobierno masón, laico y liberal que se empeña en impedir toda práctica religiosa. ¿Cuál fue el costo de esta medida de los Generales Revolucionarios? Una década de perdidas humanas y materiales, una guerra de facto que dura tres años y casi la ganan los Cristeros. Finalmente, uno de los presidentes más inteligentes de México, Lázaro Cárdenas, reabrió el culto, observando que de esa manera sería más fácil vaciar las iglesias. En eso se equivocó. Hoy en día, México sigue siendo tal vez el país más católico de América Latina.





El problema de Zapatero y sus huestes va más allá de una mera masonería. El hombre está empeñado en destruir España, con la excusa de la memoria histórica. Lo extraordinario es que como señala Luís, la gran mayoría no lo apoya. Por lo que se puede decir de Zapatero que gobierna para una elite que incluye a su famélica corte de bufones, al Lobby Gay, a todo del colectivo islámico con el que se lleva de maravillas. Ya solo falta que aplauda los asesinatos y torturas de saharauis que están llevando a cabo los moros en Marruecos. Y por sobre todo, el mandatario español sirve a un grupúsculo que grotescamente ha adquirido poder en España, los actores.  En Chile, donde todo se lo copian a la Península, también el gremio artístico se convierte en baluarte de ideales rojos y anti-Iglesia.
  



Pero no es de sorprender porque en Gringolandia ha ocurrido lo mismo, y es Hollywood de donde salen las propagandas más vociferas a favor del ateísmo y la progresía más desenfrenada. Los actores hollywoodenses fueron quienes más invirtieron en la campaña de Obama, e incluso contribuyeron fuertes sumas de sus fortunas personales. Esto merece una entrada aparte. ¿De cuándo que los actores tienen que tomar parte en la política? Ya me recuerda esas imágenes de la Revolución Francesa en que las actrices de la Comedie Française se lanzaban a la calle tocadas con el gorro frigio. Pero eso es un caso aislado. En Hollywood en los 30’s  y 40’s, y eso que la industria estaba en manos de judíos, los filmes eran portavoces del cristianismo. Actores famosos como James Cagney y Spencer Tracy hacían gala de su catolicismo. ¿Cuándo, de dónde, y por qué les bajó ese anticlericalismo furibundo?

domingo, 14 de noviembre de 2010

El glamur de la realeza ¿Qué ventajas presenta la monarquía?

Nunca se sienten más las falencias de la democracia que en momentos de crisis. ¿Pero qué otra alternativa hay? ¿Dictaduras, anarquías, monarquías? Para los nativos del continente americano, que de reyes solo conocen los de la baraja, la idea de la monarquía resulta anacrónica y grotesca. Sin embargo, en esta segunda década del Siglo XXI, todavía existen unas cuarenta monarquías reconocidas y algunos modelos de “republicas” que a su manera preservan el concepto dinástico. ¿Puede un modelo monárquico ser tan o más eficaz que el democrático?

Yo soy de esas apasionadas por el glamur de la realeza. A diferencia de otras que comparten este hobby, nunca soñé casarme con un príncipe ni ser parte de ese mundo, precisamente porque esa fascinación nace de la distancia, de esa sensación que, y a diferencia de los actores de Hollywood, los reyes y reinas no son gente cualquiera elevados, por mero dinero y fama, por encima delos mortales. Los reyes nacen, los reyes son


Mi interés temprano en la historia, combinado con una obsesión de toda una vida por los mitos y leyendas universales, perpetuaron esa sensación mágica de que las dinastías reales eran las responsables de todos los sucesos de nuestra historia fueran vicisitudes o venturas. Los mitos y leyendas me mostraban como los códigos de conducta, el honor y los rituales controlaban vida y destinos de reyes, príncipes y caballeros. Ya adulta comprendí que aun en el Siglo XX, el protocolo, las costumbres y los estatutos monárquicos definían el sentido patrio en los países donde gobernaban todavía reyes. Creo que eso es lo que ha permitido que permanezcan las monarquías, a pesar de las quejas de rojos y republicanos.

Hoy en día hay monarquías en todos los continentes. Doce países africanos tienen reyes y en Marruecos reina el Sultán. Hay reyes en Tonga y Tuvalu, en Oceanía. La península arábiga se divide entre reinos y emiratos. Hay sultanes en la península malaya y en Brunei. Camboya, Bután y Tailandia son reinos y Japón es un imperio.

A pesar de las progresías, revoluciones e ínfulas de modernismo, siete monarquías siguen existiendo en Europa, en Escandinavia, España, el Reino Unido y los Países Bajos. Agréguenles dos principados (Liechtenstein y Mónaco), y un Gran Ducado (Luxemburgo) y todo indica que la realeza goza de buena salud. Eso a pesar de que muchos de sus miembros insisten en vivir como hedonistas y escandalosas estrellas de Hollywood olvidando los deberes de su clase, especialmente al momento de elegir pareja.


Hay monarcas bastante poderosos. El Sultán de Marruecos se ve más firme en su trono que Zapatero en el suyo. Todavía existen monarquías absolutistas en Arabia Saudita y Suazilandia. Y Su Graciosa Majestad Británica, Isabel II, no solo es una de las mujeres más ricas del mundo, además sigue ejerciendo su soberanía sobre los países de la Commonwealth lo que trae la sombra monárquica hasta nuestra democrática América, en el Caribe y Canadá.

Incluso países que han derrocado a sus reyes, han retomado el modelo monárquico. Un siglo antes de la toma de la Bastilla, en Inglaterra decapitaron al Rey y vivieron en una especie de dictadura puritana por un par de décadas, hasta que aburridos de tanta moralidad plebeya prefirieron volver a sus reyes que eran más divertidos y glamorosos. En España se ha intentado tener una republica dos veces, todo para volver a la monarquía. Una régimen comunista a fines de los 40’s expulsó al joven Zar Simeón de Bulgaria. Volvería a reinar en este siglo, cuando su pueblo lo eligió en las urnas como Primer Ministro. Un caso extraordinario que demuestra que aun en el exilio, la realeza sigue desempeñando un papel.



Sin embargo, ningún país democrático querría ser una monarquía. ¿Después de todo, quién quiere un gobierno que no haya elegido o estar obligado a depender de una sola dinastía que puede colocar en el trono a candidatos tiranos, locos o irresponsables? ¿Y quién quiere cargar con todos los gastos que exige mantener el boato real? Pues si comparen cuanto gasta Obama en ir a hacer el loco a Asia o Su Primera Dama que se pegó una guapas vacaciones españolas dónde, con plata del fisco comió y gastó más que María Antonieta en un mes, verán que el gasto es el mismo.


En cuanto a tener reyes no electos y que permanecen pegados al trono, ¿quien eligió a Fidel? ¿Y cuántos monarcas no han durado menos que lo que está durando Huguito en Venezuela o lo que duró Saddam en Irak?Además, pareciera que en el Tercer Mundo hay cierta predilección por lo dinástico. Basta mirar a los Assad en Siria. Muchos votaron por Eduardo Frei Ruiz Tagle creyendo que seria un digno sucesor de su padre. Lo mismo ocurrió con El Paleta Alessandri al que todos le veían cara del León de Tarapacá, y al final era sólo un gato de casa. Y si a Néstor no se lo lleva un infarto, él y Cristina se hubieran alternado en el gobierno argentino per secula seculorum.

¿Que ventajas ofrece una monarquía, obviamente constitucional, dotada de una dinastía solida compuesta por individuos consientes de su rol y deberes? Pues brinda gobernantes que desde la cuna son entrenados para regir; manejar crisis; ser diestros en protocolos y etiquetas lo que los hace óptimos para manejar relaciones exteriores y diplomacia; tener sentido de deber cívico y voluntad para servir y representar a sus pueblos. Todo lo que los políticos aprenden sobre la marcha y algunos nunca. Además, un monarca presenta a su pueblo un símbolo de unidad, continuidad y herencia histórica. Con un rey no hay divisiones políticas, no existe ese enojo de parte del sector que no votó por él.



Los reyes se ocupan mejor que políticos plebeyos de las relaciones exteriores, de tratados, de diplomacias; visitan y reciben a cabezas de estado. Pueden ser un excelente puente con organismos religiosos y militares. Pueden ocuparse del legado histórico del país; de su patrimonio cultural y artístico; hacerse cargo de instituciones de caridad; promover el turismo, y, no debe desmerecerse, propiciar esa fascinación que muchos plebeyos sentimos por la nobleza y la realeza. Hay miles de labores que miembros de una elite, criada para servir y gobernar, puede desempeñar mucho mejor que políticos codiciosos, corruptos o llanamente ignorantes.


viernes, 12 de noviembre de 2010

Gato por liebre: ¿Qué tiene la "Nueva Derecha" de derecha?


Si ordenas liebre al jugo en un restaurante y lo que te ponen al lado del puré, en vida trepaba tejados, cazaba ratones y le aullaba a la luna de agosto, entonces es gato. SI se despoja a la Derecha de algunas falencias y se la dinamiza, se puede hablar de “Nueva Derecha”, pero si se le extirpan todos los atributos de esa ideología entonces ya no hay tal renovación, ya no hay derecho a usar el nombre de Derecha. Solo cabe preguntarse qué es la “Nueva Derecha” inventada por el Presidente Piñera y su Gran Visir Rodrigo Hinzpeter.


Me parece justo y necesario que se modernice a la Derecha, que se la prive de sectarismos y reglas oligárquicas. También me parece que le arrebate a la Oposición el interés por la educación, la salud, los desamparados, la infancia y el cuidado de los espacios naturales que no es lo mismo que creer en fábulas “algorianas”.

Me preocupa sí que en esos empeños se caiga en demagogias o peor aun, se intente implantar en Chile un modelo de gobierno protector que fomente culturas de flojera y termine regaloneándonos en algunas cosas, pero privándonos de libertades básicas e intruseando en nuestras vidas. Eso no es lo que haría un gobierno de Derecha.

Un gobierno de Derecha no puede envolverse en la frazada de los Derechos Humanos cuando ésta solo cobija a los mapuches y a los delincuentes, pero excluye  a militares enfermos, incluso desahuciados. Un gobierno de Derechas no puede estar tan enamorado de los colores para pretender incluir a los Verdes, los Rosas, los Rojos y los Cobrizos, mientras repudia los matices de los uniformes militares. No puede alardear que ha dejado atrás al Pinochetismo y a la Derecha “momia”, porque entonces está desterrando moralmente a casi la mitad de su población Es que un gobierno que repudia a la Derecha ya no es de derechas. Es un gobierno ilógico

Un gobierno de Derecha que jura de guata que va a suprimir los abusos patronales cuando sabemos, que nunca se va a lanzar contra las grandes empresas, pero sí va a cargar contra las PYMES, que son la única esperanza de  algunos chilenos de progresar,  entonces es un gobierno injusto y ya no importa su ideología.

Un gobierno que se escuda tras la guerra de divisas y la devaluación del dólar para ver como se hunde el sector exportador (y somos un país exportador) y por ende el sector agrícola, y después del cobre lo que mas producimos son productos de nuestro campo, es un gobierno irresponsable. La guerra de divisas es un fenómeno de hoy. En Chile el dólar ha ido en decline desde el 2004 y solo repuntó y muy momentáneamente, con la crisis del 2008. El gobierno de Doña Michelle nunca levantó un dedo para intervenir. Muchos votaron por Piñera porque esperaban que la Derecha si se movilizara...y nada. Es que este no es un gobierno de Derecha.

Un gobierno que prefiere  cargar a su pueblo en brazos, antes de ayudarlo a ponerse de pie, no es un gobierno de Derechas, es un gobierno chanta. Y no puede llamarse de Derecha a nadie que ayude a desprestigiar a la autoridad; desdeñe el esfuerzo personal y el individualismo;  y que vea feo el derecho de propiedad. Eso no es de Derecha, es un mal gobierno.

Un gobierno dirigido por un presidente que insiste en gobernar como “Demo” y en extender la mano a una Concertación que insiste en escupirlo y mostrarle el dedo,  es un gobierno tonto. Y un presidente que pretende, a menos de un año de mandato, cambiar la Constitución para que lo reelijan es un presidente fresco. Miren por donde el perla se está pareciendo a Huguito Chávez.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La niña-madre de Jerez o como el sexo se vuelve un juego infantil

Mucho alboroto ha causado la niñita rumana de 10 años que fue a parir a Andalucía. El caso se ha vuelto todo un fenómeno mediático "Estremeció al mundo" decía un encabezado al respecto. ¿Me van a hacer creer que no sabían que el sexo prematuro en el primero, el segundo y el tercer mundo es una realidad que da frutos a cada rato? Un asunto tan banal ayuda a descubrir varias retorceduras de nuestra gran y alabada sociedad occidental en lo que respecta a la protección de la infancia.

No es un caso tan único. Niñas de esa edad, e incluso menores, han tenido hijos. En el Libro Guinness, está el caso de una niña peruana de ocho años que fue madre. Lo diferente ahora es que Elena no se preñó vía violación como otras madres infantiles. Fabricó a Nicoletta con la ayuda de su primito de trece años, con el cual comenzó a vivir en pareja cuando Elena tenía solo nueve años. El sexo es un nuevo juego de niños.



Porque incluso si la chica tiene 13 o 15 años como dicen sus vecinos rumanos (y la sola discrepancia sobre su edad ya arroja dudas sobre ésta), el hecho es que lo engendró con un pendex. De madre-niña pasó a ser pervertidora de menores. Tanto la familia de Elena, como sus vecinos gitanos, aducen que las madres jóvenes son comunes en esa etnia, por lo que esto seria nada más que una costumbre cultural

Sin embargo, esta anécdota ha hecho que la sociedad caga en cuenta que otras niñas, que no tienen la excusa de ser gitanas, ya no juegan con muñecas, sino con los cuerpos de sus compañeritos. Mientras algunos países elevan la edad de consentimiento, a sus espaldas los críos están iniciando su vida sexual entre los diez y los doce años. Tanto así que los pragmáticos suizos han inventado un condón para niños. Esa creatividad comercial suiza es enternecedora.

Las razones, dependiendo de la ideología, edad y sexo de quien las exprese, van desde “es la naturaleza”; “son las hormonas” o “Están comenzando más temprano porque la regla les llega más temprano”. Los más conservadores culpan este desenfreno en la educación sexual o las escuelas mixtas. Los mas realistas hablan de la influencia mediática.


El cuento de la naturaleza es una falacia ignorante. El humano es el único animal cuya sexualidad desafía a la naturaleza, puesto que no tiene ciclos de celo, y no copula para procrear solamente. El cuento de las hormonas es añejo y no tiene base científica ya que los médicos han descubierto que no hay un alboroto hormonal a una edad tan temprana, aun cuand la la regla haya sido precoz.

Hay una gran diferencia entre la curiosidad sexual, que se puede dar inclusive antes de la pubertad, y un verdadero despertar de la libido. Lamentablemente, muchos niños confunden lo primero con lo segundo gracias a una sociedad que los “educa” a través de imágenes eróticas en los medios.

No creo que la educación mixta sea realmente un factor determinante. Basta ver a las alumnas de ciertos liceos de niñas de Valparaíso que gustan “explorar su sexualidad” en la vía publica, manoseándose unas a otras. En cuanto a la educación sexual, la idea y los propósitos tras ésta son buenos, el problema radica en el currículo. Está muy bien enseñarle a los pres púberes (de 8 años para arriba) como están hechos sus cuerpos y como los hicieron sus padres, pero otra cosa es incitarlos a dar rienda suelta su derecho a la libertad sexual.


Aparte de la influencia de una sociedad erotizada y una educación sexual irresponsable, existen otros factores para estos nuevos “juegos infantiles”: hogares mal constituidos, presión del grupo social, glorificación de la sexualidad y el más importante, la baja autoestima.

La falta de un entorno familiar firme y seguro empuja los niños a refugiarse en un grupo social donde se ve obligado a compartir todas las actividades en común incluyendo el sexo. En una sociedad donde el apetito sexual es glorificado como atributo de “triunfadores”, ya desde pequeños los niños saben que el sexo los vuelve importantes, mejores, les atrae más atención, les otorga una identidad.

Esto no es nuevo. Yo lo viví en los 70’ en medio de la revolución sexual gringa, en una escuela inmensamente permisiva y con compañeros que me tildaban de “freak” por ser todavía virgen a los 16 años. Finalmente, mis padres hartos de gastar dinero en un colegio donde solo se me enseñaba a fumar marihuana, a mentirles a ellos, y a intentar hacerlos abuelos a destiempo, me metieron en una escuela judía.

Voy a ser absolutamente honesta. En la escuela judía también había chicas sexualmente activas, adolescentes que abortaban y locas que se drogaban en el baño, pero no eran la norma y nadie las admiraba. Rabinos y profesoras nos informaban al expulsar a alguna de esas: “¡Pobre Fulana, se nota que en su casa no le prestan la atención!”; “Zutana, sabe que nunca va a ir a la universidad por eso necesita sentirse importante”; “Merengana se cree fea, por eso anda moviéndole la cola a los chicos”. Así asociábamos el sexo temprano y fuera del matrimonio, con las feas, con las miserables, con las “losers” y nosotras no queríamos ser eso. Puede parecer increíble, pero funcionaba.

Ahora en cambio se estimula  los niños y adolescentes para que se vuelvan seres sexuales porque eso es “bueno”, sin pensar en las consecuencias psíquicas y médicas que trae este desorden. Sé cree resolver todo problema con anticonceptivos que pueden alterar el crecimiento hormonal o con la panacea del aborto que en un cuerpo todavía no desarrollado presenta más riesgos que en el de una adulta.



Volviendo a Elena, una fiscal de Sevilla ha dicho que psíquica y medicamente no está preparada una niña de esa edad para tener un hijo. ¿Entonces por qué no les enseñan eso en las escuelas? La fiscal también ha dicho que  la madre-niña debería tener una infancia. ¿Entonces por qué no se trata de salvaguardar esa infancia en vez de quitarles a la fuerza la inocencia a las criaturas?

martes, 9 de noviembre de 2010

Las nuevas aventuras del viejo antisemitismo: lo que no se arregla en Alicante



Sin pena ni gloria pasó el encuentro entre periodistas palestinos e israelíes en Alicante. Organizado por Casa Sefarad, el tema era el tratamiento informativo de Oriente medio y como influencia éste a la prensa española Uno de los puntos de debate fue el aparente antisemitismo de esta última. Las conclusiones, como siempre, son tan baladíes que uno se pregunta para qué se gasta plata en estos eventos artificiales

Ya me parece poco respetable un evento donde se aplaude a Wikileaks, pero bueno. Los tres moderadores, eran periodistas de origen judío: Marco Schwartz, de Público, Elías Levy, de EFE y Sal Emergui, corresponsal en Israel de varios medios españoles. Uno de los motivos para este encuentro fueron los estudios recientes que arrojan como resultado un auge de antipatía contra Israel y los judíos por parte de la prensa española.

Los resultados del encuentro no pueden ser menos sorprendentes. La Internet sirve para tender puentes. Eso lo dirían los palestinos quienes han sabido manipular la Red para su propaganda de victimización de su pueblo y demonización de Israel. Se comparó al antisemitismo a la islamofobia. Que simpleza. La islamofobia es un fenómeno bastante reciente, el antisemitismo existe desde el Imperio Romano.


Otro consenso de los periodistas fue que las caricaturas no debían ser consideradas como muestras de prejuicios. Estoy de acuerdo. A mi me divierten las caricaturas, aunque sean de mi gente, y hasta soporto ciertos chistes e incluso algunas bromas que no sean políticamente correctas como cuando el Ministro me pregunta si no conozco “palabras secretas” para enriquecerme. Si hasta en Italia, el país menos antisemita de la tierra, se dice del tacaño “ma che rabino!”

No, es otro el antisemitismo que me descompone. Es la seguridad de gente, básicamente decente, de que los judíos son perversos, porque no reconocieron en Jesús al Mesías, porque son de raza impura, porque son hambreadores del pueblo, apátridas, etc. Los Nazis más idealistas, más deseosos de luchar por la justicia y la verdad como Superman, veían a los judíos como garrapatas a las que había que extirpar de la pura piel aria.

El antisemitismo más violento lo vi en un documental en el que mostraba un kindergarten saudí lleno de muñequitas preciosas a las que las profesoras les enseñaban como los judíos eran hijos de cerdos y monos. Las niñitas asustadas hacían pucheros. Claro, les hablaban de monstruos que querían comérselas. Y esta judía solo quería comérselas a besos.

El antisemitismo y sus causas varían de país en país, de cultura en cultura. Curiosamente, los mayores antisemitas son gente que jamás ha tratado realmente a un judío. En Europa el antisemitismo goza de buena salud en el siglo XXI  y, me temo, que un factor para ese buen estado es la proliferación de colectivos árabes o islámicos y su influencia sobre medios y poblaciones. De lo mismo que provoca la Islamofobia, surge el nuevo sentimiento anti-judío.

El caso de España es diferente. Es mi impresión que desde el siglo XV, que la imaginación popular española les asignó a los judíos el rol de villanos. Ese papel lo siguen representando hoy en día aunque hayan cambiado las razones para mantenerlo.

Recientemente, leí un par libros bastante interesantes, pero bastante deprimentes. The Spanish Right and the Jews, 1898-1945 (La Derecha española y los judíos) de Isabelle Rohr, y Los judíos y la Segunda Republica, 1931-1939 de Isidro González.



De ambos colijo que ninguna de las dos fuerzas políticas de la España moderna eran realmente filosemitas, y jamás aprobaron un retorno real de los judíos a la Península. El judío siempre fue el “Otro”. Para la Derecha era masón y comunista; para la Izquierda era el cerdo capitalista que vendría a arruinar el país con sus negocios chuecos. Hoy los gobiernos progresistas españoles viven tratando de acercarse al mundo árabe, lo que los obliga a usar otra etiqueta para detestar al pueblo judío: el “anti sionismo” “.

Es muy fácil para la izquierda o para la derecha pro-palestina (que también la hay) decir que los israelíes han inventado la muletilla del “antisemitismo” para adjudicarla a cualquier critica de su política. Eso es un absurdo. Israel, como toda democracia, cambia de gobierno a cada rato. La mitad de la población israelí siempre está en contra del gobierno de turno. Inclusive, y lo he comentado aquí, hay grupos judíos dentro de Israel que se oponen a la ocupación de los territorios que reclaman los palestinos o al bloqueo de la Franja. Al final, algunos son mas filo palestinos que muchos países árabes.

Por eso no llego a entender por qué los diarios españoles viven pendientes de cada absurdo que pasa en Israel. Incluso ABC, que es el más digerible, trae noticias tan inocuas que ni en Israel les prestan atención. Pero curiosamente nunca son noticias positivas para el estado hebreo. Ya solo falta que cuenten que un perro de Netanyahu mordió a alguien. En cuanto a que estas noticias sean justas y equilibradas...Hace unas semanas, un israelí con su familia viajaba por la Franja de Gaza. Un grupo de chicos palestinos comenzó a apedrearle el auto. Intentando huir del ataque, el conductor atropelló a uno de sus atacantes que había saltado sobre su chasis. ¿Cómo describe ABC esa noticia? “Un judío atropella a un niño palestino" Hasta los lectores protestaron. No se puede ser tan tendencioso sin que haya alguna razón, para mi desconocida, detrás.

Otra etiqueta que sacan a relucir es el Lobby judío que últimamente está más callado y con menos poder que el Lobby Gay. Leía en algunos comentarios sobre este encuentro que la Casa Sefarad servía “intereses judíos”, pues yo diría que los sirve mal. Casa Sefarad es una entidad del gobierno español y si tuvo este modesto encuentro de dos días, fue como un acto obligatorio provocado por los estudios que señalaban esa predilección de la prensa española por dedicarle espacio a todo lo israelí, pero enfocándolo de la peor manera posible.

Si quieren mi opinión, Casa Sefarad no debió molestarse. El antisemitismo y sus promotores tienen raíces más complejas y sombrías que las que puedan desenterrarse en un encuentro insubstancial. Y término reiterado mi agradecimiento a los muchos, muchísimos blogs españoles pro-Israel que he encontrado y apreciado en estos últimos meses y que son los mayores culpables de mi constante blogueo. Tal vez sean ellos quienes lleguen a las raíces y finalmente las arranquen.