viernes, 13 de mayo de 2011

Fanatismo, idealismo o heroísmo: ¿Cuándo es lícito dar la vida?

Recientemente, unos comentarios en el blog del Profesor Gonzalo Bustamante provocaron revuelo en nuestra pequeña comunidad de blogueros anti-izquierda (creo que ese es nuestro vinculo en común). Don Gonzalo en su afán de criticar al fanático religioso que provoca muerte de inocentes a la par de la propia, cayó en nihilismos inmaduros y ofensivos. Pero más allá de su torpe redacción, la pregunta permanece. ¿Cuándo es lícito dar la vida por algo? ¿Y ese algo tiene que ver con modelos de conducta, doctrinas, anhelos de martirio o todo es cuestión de un flujo de adrenalina momentáneo?

Vivimos en un mundo que ha perdido conciencia del significado de las palabras “ideales” o “heroísmo” Por eso que se las define de cualquier manera o se las mira con desconfianza. Los días de mártires y de grandes sacrificios quedaron atrás. Hoy es la era de soldados o terroristas (dependiendo del cristal con que se les mire) comprometidos en una lucha cuyo mayor objetivo es la destrucción del enemigo. Que el Pihuelo les llegue a ellos antes que a otros, es un gaje del oficio. El fanático terrorista está dispuesto a morir para destruir. El soldado está dispuesto a destruir al enemigo, pero tomando las precauciones mínimas para sobrevivir. Por eso el primero es más letal y efectivo.


Todas las religiones, hasta el Islam, consideran el suicidio como el pecado más abominable. Todas ,a su manera, celebran la vida por sobre la muerte. Que el fundamentalismo islámico haya disfrazado el suicidio-asesinato como martirio es una muestra más de su aberrante filosofía. Entre los judíos existe el concepto de “Kiddush Hashem”, dar la vida para santificar el nombre de D-s, pero esto solo se permite en tres casos. Un judío puede optar por la muerte antes de cometer idolatría, asesinato, y ciertos actos sexuales. Pero es una opción, no una obligación.

No se espera que una judía, ante el peligro de ser violada, deba elegir la muerte antes que el deshonor. Sin embargo, de joven, yo le decía a mi madre que, llegado el caso, yo prefería luchar contra mi agresor, por orgullo y porque no me gusta ser víctima. Muchas veces quien arriesga la vida lo hace porque en el calor del momento algo lo motiva. Algo que tiene poco que ver con paradigmas inculcados u objetivos planificados. Muchas veces se arriesga la vida por la razón más contradictoria, por sobrevivencia. El instinto nos indica que hay que ponernos en peligro para evitar peligros mayores.


Audie Muphy era un actor tejano que, antes de llegar a Hollywood, se hizo famoso por ser el soldado más condecorado de la Segunda Guerra Mundial. La más afamada proeza de Murphy, y que le ameritaría la Medalla de Honor, la distinción más alta del ejército estadounidense, tuvo lugar en Francia cuando solito capturó un tanque alemán, y aunque herido, mantuvo a raya al enemigo, hasta que llegaron refuerzos. Mas tarde cuando le preguntaron de donde nació ese coraje que lo hizo despreciar el peligro su respuesta fue simple: “Estaban matando a mis amigos”.

Dar la vida por algo puede ser una cuestión de amor propio. Una mujer puede considerar indigno someterse al apetito sexual del violador y luchará por evitarlo aun a riesgo de morir; Cayo Petronio, el primer novelista de la historia, se abrió las venas para evitar la vergüenza de una muerte vil que le tenia preparada su emperador.


Dar la vida por algo puede ser una cuestión de rabia. A Audie Murphy le dio rabia que mataran a sus amigos. Dos veces, en su breve vida, el Capitán Arturo Prat la arriesgó por salvar su corbeta Esmeralda. Para él, su barco era tan sagrado como Doña Carmelita, su señora. El 21 de mayo de 1879, volvería a darlo todo por su corbeta. Ver a la Esmeralda ultrajada y moribunda le dio la ira suficiente para abordar el Huáscar y protagonizar la gesta más heroica de nuestra historia militar que le costó la vida. Prat era un hombre valiente, pero también era un abogado muy cerebral y lógico. En él no había nada del fanatismo o “imbecilidad”, calificativos que Bustamante derrocha sobre los héroes.

Dar la vida a veces puede ser cuestión de prioridades. Rommel eligió el suicidio, para proteger la vida de su mujer y de su hijo. Recuerdo una historia de balseros cubanos que me conmovió. Una balsa llena de cadáveres de refugiados llegó a las costas mexicanas. El único sobreviviente era un niño al que su madre mantuvo vivo con una ración de agua que pudo salvarla a ella. Fue su opción y ella decidió que la vida de su hijo valía la suya. Pero Gonzalo Bustamante admite la factibilidad de dar la vida por familia o propiedad, incluso por la libertad individual. ¿Pero qué sucede cuando alguien se sacrifica por un extraño? ¿Es entonces heroico o cae en "la virtud del idiota" como la llamaba Hobbes?


Cuando San Maximilian Kolbe eligió ser ejecutado por los Nazis en Auschwitz, lo hizo para reemplazar a otra victima que tenia esposa e hijos. A pesar de que de joven había tenido visiones de que moriría como mártir, su decisión fue tomada en un momento determinado y para sacrificarse por alguien que no era ni amigo ni pariente, pero cuya vida consideró más valiosa que la propia.

Por eso puede el Profesor Bustamante pontificar que no hay nada que merezca el máximo sacrificio. Ya sabrá él, llegado el momento, si hay algo tan sagrado que valdrá la pena todo riesgo y entrega. Ahí veremos quién es el imbécil.

31 comentarios:

Violante Cabral dijo...

Como ya saben, Blogger estuvo caido y mucha gente perdió comentarios y posts. Yo perdí este último y estoy tratando de recobrar los comentarios, pido disculpas si no puedo recuerarlos todos

Violante Cabral dijo...

De Heitai
Doña Violante, Ud. me recuerda mucho a un buen amigo que ya no esta en este mundo, cada vez que a mi se me aceleraba el pulso, el sabía tomarse las cosas con más calma, “deportivamente” según él, de por si se agradece la coincidencia.

Usando algo que dijo Cristián en mi blog, ¿qué pasa si un hijo de Bustamante se esta ahogando en el mar y su vida depende de un extraño? Un extraño, que debe arriesgar su vida, que tiene familia, amigos, cosas por que vivir. ¿Qué diría Bustamante?

Bustamante, es exactamente la versión opuesta de los locos que se hacen explotar por fe religiosa, igual de inhumano, igual de primitivo. ¿Qué hubiera sido de la humanidad si siempre se hubiese seguido esta línea de conducta? No quedarían judíos vivos, aún habrían reyes absolutistas, esclavitud, peste y muerte por doquier, viviríamos el día a día, temerosos de la luz y la oscuridad, tal vez aún colgando de los árboles en algún confín del mundo. Mantengo lo que dije Doña Violante, Bustamante para mí si es un monstruo, y de los más peligrosos, por que no parece uno.

Violante Cabral dijo...

Antes que todo, gracias por decime que soy serena, porque soy la persona más impulsiva del universo. Segundo, y esto es par todos los lectores, incluí un enlace al texto del Profesor Bustamante. Hagan clic sobre su nombre. E tono de la página a veces impide ver cuando hay un enlace. Sorry, pero como todo gato, yo solo concibo el mundo en verde y azul, otros colores hieren mi retina, por eso el fondo verde de este blog.
En el texto Bustamante dice:
“Parece pertinente distinguir algo que posee una larga tradición desde Aristóteles pasando por Maquiavelo, Hobbes hasta hoy: aquellas situaciones donde arriesgo la vida por bienes concretos, por ejemplo mi familia, la propiedad privada o para evitar la perdida de la propia libertad, de aquellas ocasiones en que lo hago por ideales abstractos. Las primeras son situaciones fácticas, por tanto concretas. Las segundas realidades metafísicas, por ende abstracciones
La validez de perder la vida por aquello que es real y que me atañe a mí, como los hijos y mi libertad, no parece lo más controvertible. Lo discutible es cuando se hace por ideas que no existen en el presente y de las cuales no tenemos más certezas que la Fe y creencia en ellos”.
Lo que nos dice suena a Western, funciona en núcleos aislados. Bustamante, si los Apaches atacaran su rancho, saldría con un rifle a defender familia y propiedad. Pero si los Apaches fueran muchos, necesitaría de la Caballería para que lo rescatara a él, a su familia y a su rancho. Pero de acuerdo a su tesis, La Caballería estaría actuando por ideales abstractos y conceptos imbéciles de heroísmo.

Violante Cabral dijo...

De cristian
La culpa no es tanto de Bustamante por hablar estupideces, es máyor de quien le da el afrecho (la supuesta prensa de "derecha" y los institutos de "derecha" que lo cobijan.

Violante Cabral dijo...

Hola Cristian (puse algo ayer en tu blog sobre por que el PC tiene cara d raja y no salió). Bueno es que la Derecha, ayy hasta el título me da retorcijones. Yo ya no me considero Derecha sino "anti-izquierda".
Pero estas teorias bustamantistas no son nuevas. Florecieron en la Alemania de Weimar y en el pacifismo de los antiguos enemigos de Alemania. En Usa, en los 30s querían instituir un "ministerio de la Paz" para reemplazar el Ministerio de Guerra. Donde mas patente era el anti-idealismo y la destrucción de mitos heroicos era en el cine. Los filmes de guerra eran todos anti-belicos (como lo serian en la era post-Vietnam y como lo son ahora) Aunque el proposito es bueno, ese deconstruccionismo anarquico termina destruyendo valores utiles para las sociedades colectivas.

Violante Cabral dijo...

De Javier Bazán

Él comparo la CNI y la DINA con las SS de Hitler.

Es tan retorcido que le tiene envidia a Jaime Guzmán, por ello, más de una vez, ha escrito diatrabas con el asesinado senador.
Él se dice liberal y se identifica con el político Franciso Bulnes. Para es un izquierdista.

Violante Cabral dijo...

También de Javier Bazán
Violante:
¿Oíste hablar de la Ética de la Convicción y de la Ética de la Responsabilidad, que formuló Max Weber?

La primera se asocia con llevar las ideales sin importantar las consecuencias. Y en la segunda, sopesando las consecuencias. En la política se combinan las dos. Sin embargo, recuerdo que yo tenía el esceptismo de los conservadores y liberales, que en ese punto se tocan, con respecto a la naturaleza humana o en cuanto a los ideales llevados al extremo. Tenía en mente, los monstruos del siglo XX que se guiaban por la pura convicción. Me olvidé de los buenos ideales que a veces hay que defender.

Violante Cabral dijo...

Entonces no me vendan a este señor como “de Derechas o de dereshias”. Ya sabemos lo que es.
Javier, es tan difícil en estos tiempos hablar de ideales e idealismos. A mi edad cuando he perdido fe en todo, menos en D-s y los gatos, es duro no creer en algo. Uno puede ser muy escéptico, pero el mayor ideal lo componen las cosas que un individuo quiere, valora y respeta. Cuando se atropellan esas cosas, surgen ideales que guardábamos en lo más recóndito de nuestro ser. También hay un concepto muy añejo, muy menoscabado en este mundo de miechica, pero que aflora cuando menos lo esperas: honor/dignidad. Ese es el concepto básico del heroísmo. Cuando Arturo Prat brincó sobre el Huáscar, no estaba pensando que los peruanos eran malos y los chilenos eran santos, no lo empujaba un concepto abstracto de patria. El lo hizo enojado porque unos grandotes vinieron a atropellar su honor, el de su tripulación y el de su barco.

Heitai dijo...

Doña Violante, hay que ver el lado bueno del patinazo de google, si bien nosotros no pudimos postear, los zurdos tampoco.
;)
Y como ya dije, cuando fui al único que google le borró el blog... "google is not god".

Violante Cabral dijo...

¡Pero qué herejía! Google rescata a pueblos oprimidos por tiranos. Yo soy bien bruta, no sabia que Blogger era Google.
En fin, que bueno que sobrevivimos, aunque te cuento que Wordpress y otras empresas blogueras o como se llamen, también se dan costalazos. Mis hermanas del otro blog hablaban de que Blogger había sido hakeado. ¿por qué y con qué proposito?

revistajupiter dijo...

Esta fue la semana de Gonzalo Bustamante... Me gusta esto de concentrar esfuerzos jaja

Violante Cabral dijo...

¡Y yo ni sabía que existía el caballero!

Javier Bazán dijo...

Violante:
Varias veces lo he criticado a ese señor. Fue el mismo que comparo la CNI y la DINA con las SS. Y el Gobierno de Pinochet con el Vichy.

El último de Filipinas dijo...

Perdí tu comentario en mi blog después de la catástrofe.

Un conductor rescató a un camionero que había tenido un accidente y cuyo vehículo estaba en llamas.

Nada más sacarle del camión, éste explotó. Parecía de película.

Le preguntaron qué pensaba de lo que había hecho, y el héroe contestó que había dejado de pensar segundos antes de salir de su auto y no pensaba hacerlo hasta dejar pasar unos días.

SSergioA dijo...

Me salto el tema del post para referirme a Arturo Prat, quien estuvo muy lejos de ser alguna clase de fetichista que amaba a su barco o un hombre impulsivo que saltó al Huáscar producto de alguna pasión.

El bloqueo al puerto de Iquique duró más de 40 días y, en ese lapso, los blindados chilenos salieron varias veces a recorrer la costa de Tarapacá y Antofagasta en busca de la escuadra peruana. El 21 de mayo de 1879, lo que Prat hizo, fue seguir la estrategia del almirante Williams para combate defensivo ante el posible arribo de navíos superiores.
Según documento de don Rafael Sotomayor, ministro representante del Presidente de la República en campaña, las instrucciones a los comandantes de las naves de madera que quedaban en el puerto eran mantenerse en poco fondo, interponiéndose entre los fuegos del enemigo y la población, para obligar a aquél a venirse al espolón y entonces intentar abordarlo.
Durante el viaje de las naves desde Valparaíso a las costas peruanas se practicó el abordaje, siendo Prat el comandante de la Covadonga.

Arturo Prat fue un marino que cumplió con su deber.

Violante Cabral dijo...

Javier, yo ya había republicado este comentario.
Pero a propósito de las comparaciones de Bustamante, comparar a la Dina con la SS es otra muestra de su desmesurada ignorancia. ¿Acaso la Dina tenía un Castillo de Wevelsburg y usaban rituales esotéricos de iniciación? No sabia que la Dina abarcaba instituciones científicas como la Ahnenerbe o mantenía organizaciones eugenésicas para la conservación y aumento de la raza aria como el Lebensborn.
Si Bustamante tiene ganas de comparar la Dina con algún otro organismo represivo ¿Por que no compararla con la Stasi u la policía estalinista.? ¿O es que solo los zurdos pueden usar métodos duros para proteger la seguridad nacional? ¿Por que mejor no buscar predecesores en el mismo Chile? La policía secreta ibañista que torturaba on cables telefónicos, cualquier cuartel de investigaciones, incluso bajo el mando del “Coco” Paredes donde se torturaba a criminales de baja estofa. Por que no recordar que fue el gobierno de Allende el que habló de legalizar la tortura en Chile para aplicarla enemigos del estado. Todo eso seria más auténtico que andar buscando comparaciones pifiadas
Todos estos intelectuales hipócritas oyen cantar el gallo, pero no saben donde.
¿Chile estaba ocupado por fuerzas militares y extranjeras y El Tata solicitó un armisticio? ¿Entonces qué comparación cabe con Vichy? Recuerdo haber leído en tu blog sobre una comparación entre los miristas y otros potos de mandriles revoltosos, y los resistentes franceses. ¿Era este caballero? La Resistencia francesa era muy amplia, abarcaba muchos grupos de todos los colores y no luchaba contra un gobierno sino contra un invasor extranjero.

Violante Cabral dijo...

Al último de Filipinas
Voy a ver si lo repongo aunque era un comentario un poco esotérico, no de gran valor.
En una ocasión, mi hermano rescató a un conductor de un auto, que tal como en las películas, estalló, estando ellos a unos metros de distancia. Esa noche, cuando yo le dije lo orgullosa que estaba de él, me respondió con tono rezongón “claro, porque estoy vivo. Si me hubiera muerto estarías gritando ‘¿huevón, quién te mandó…?”
Hace un rato discutía con un amigo sobre si al héroe se le hace o nace en el momento preciso. Creo que es una combinación. No es por tratarse de mi hermano, pero él tuvo una excelente formación cívica y religiosa (es mucho mejor persona que yo) y eso emergió en el momento en que acabo de narrar.

Violante Cabral dijo...

Dices que Arturo Prat solo cumplió su deber de marino. Decir eso revela que ni sabes lo que significa “deber” y “marino”. Según tu versión, la estrategia dela Armada Chilena era dejar hundir sus barcos y apoderarse de los barcos enemigos a lo Jack Sparrow. Nunca había oído eso ni aparece en ningún texto de historia ni en descripciones del Combate Naval de Iquique aquí en Internet. Inclusive dices que entre Valparaíso e Iquique, Arturo Prat, entonces al mando de la Covadonga, efectuó una maniobra de abordaje a navío enemigo. Qué raro, no encuentro en ninguna parte mención de ese hecho.
Es posible que William Rebolledo haya dado órdenes de abordar navíos enemigos COMO ULTIMO RECURSO. Pero no de dejar que le hicieran pebre un barco con el solo propósito de abordar un buque enemigo. Aun en su peor delirio, el Almirante Rebolledo (que sufría de gota y sífilis) no pudo ordenar el sacrificio de toda una tripulación de un barquito de madera para que tres marinos huachos saltaran sobre un monitor del tamaño del Huáscar. Es cierto que la Esmeralda no era un buque indispensable, pero su gente si.
¿Si Prat ya tenia ordenes de como tu dices de “torear” un acorazado para que le mandara un espolonazo, por qué no lo hizo al comienzo del combate? ¿Por qué si ya tenía ordenes de abordar no llevó más hombres? ¿Por qué dijo “la contienda es desigual” si ya tenía un plan de apoderarse del Huáscar? ¿Por qué Luis Uribe Orrego no intentó abordar el Huáscar? Arturo Prat tenía órdenes de bloquear el puerto de Iquique y siguió esas órdenes. Pero nadie, se esperaba al Huáscar. Porque por algo primero los marinos chilenos creyeron que era la escuadra que regresaba. Por algo los barcos blindados chilenos andaban buscando al Huáscar por el Norte. Si el Contralmirante Grau no hubiese sabido en Arica que el Puerto de Iquique solo era defendió por barquitos, ni loco se asoma por allá (y no por desmerecerlo, era un gran marino, pero también un gran estratega y un hombre prudente). Así que mal podía tener órdenes el Capitán Prat de obligar al Huáscar a darle un espolonazo para luego abordarlo. Como ves, lo que dices, no tiene lógica ni fundamento.
Per volvamos al cuento del deber. Según tu Arturo Prat tenía el deber de abordar el Huáscar para que le dieran un hachazo, tenía órdenes de sacrificarse en una maniobra de escasísimo valor militar. Ni Hitler pidió nunca tanto sacrificio de sus marinos. ¿Pero si lo que dijeras fuera cierto qué pasa con Carlos Condell? El salvó la Covadonga, salvó su vida, encalló una nave enemiga, pero según tu película no siguió las órdenes. ¿Eso lo hace un mal marino que no cumplió con su deber? No creo. Si de verdad hubieran existido esas ordenes suicidas, a Condell le hubieran hecho un juicio y ninguna calle chilena llevaría su nombre.
Por último, no juegues a siquiatra desinformado ni uses términos de blog pornográfico como fetichismo. La relación de un marino con su barco es como la de un oficial de caballería con su caballo. No tiene nada que ver con erotismos, ni fetichismos. Aunque es nombrado capitán de la Esmeralda en 1879, Arturo Prat fungía como oficial de ese barco desde 1871. La Esmeralda estaba en Valparaíso en el temporal de 1875. Tenis que ver un temporal porteño para saber lo pavoroso que es. Un barco cercano a la Esmeralda se soltó, el viento lo empujo en contra de la corbeta que se encontró hecha sándwich entre dos navíos. A pesar de estar enfermo, Prat se tira al mar y nada hasta la Esmeralda para salvarla. ¿Me vas a decir que no era valiosa para él?

SSergioA dijo...

Hola, Violante, quisiera saber si mi último comentario fue censurado.

Gracias.

Violante Cabral dijo...

No, lo que pasa es que este post estba doble y tuve que borrar uno. Ahi se debe haber do tu post. Dejame buscarlo y pegarlo porque lo deje pasar.

Violante Cabral dijo...

De SsergioA
Quedo anonanado por la poca comprensión lectora, la subjetividad y emotividad de tu comentario.

Condell también cumplió las órdenes de Rebolledo, moviéndose en aguas de bajo fondo pero debiendo desplazarse al sur por el fuego que recibía desde la costa; Prat, no pudiendo hacer lo mismo porque la Esmeralda se quedó sin máquinas, pasa a la fase siguiente que es el intento de abordaje, recurso válido aunque no frecuente en esa época para tomar una nave enemiga.

Violante Cabral dijo...

Me demoré en responderte porque todavía ando en busca de fuentes que apoyen tus aseveraciones. El no encontrarlas no indica que no existan, pero hubiera preferido que las aportaras tú en vez de quedarte anonadado y plantarme calificativos vagos como “subjetiva” y “emotiva”.
Acepto lo de poca comprensión de lectura, a pesar de que tu merecerías el coloquial ¡Escoba!” porque fuiste el primero en leer mal al decir que llamé a Arturo Prat “fetichista”. En cambio, yo cómo no te entendía formulé varias preguntas que quedaron sin respuestas. Cierto es más facil recurrir al "ad baculum", una foma muy simple de argumentación.

Por lo que dices, deduzco que las ordenes de W. Rebolledo eran tan amplias que permitieron cumplir su deber a Prat abordando un navío el doble que el suyo, a Condell salir a jugar al pillarse (y desobedecer a Arturo Prat que era su superior) con la Independencia, y a Uribe Orrego no abordar ningún barco y volver a su casa vivo y con honor intacto. No lo pongo en duda, pero entonces cada uno ejerció su heroísmo de manera diferente y valida.

SSergioA dijo...

http://www.marioperezsalinas.net/content/view/808133/Contrapunto-entre-Heroes-y-La-Esmeralda-1879.html
El autor dice haber leído todo lo que existe sobre el Combate y puedes contactarlo por http://twitter.com/MarioZapallo

Yo no puedo agregarte a twitter porque no conozco el tuyo. Por favor, agrégame tú.
www.twitter.com/SSergioA


Saludos

Violante Cabral dijo...

Muchas gracias

Violante Cabral dijo...

Muchísimas gracias por esos interesantes ensayos (también me leí el de la primera zozobra de la Esmeralda que corrobora lo que yo había leído en “Vida de Arturo Prat “de Rodrigo Fuenzalida)
Si de acuerdo al Profesor Pérez Salinas existen esas ordenes de Williams Rebolledo, la acción de Prat es cien veces más heroica, aparte de que la orden demuestra que el Almirante Rebolledo pensaba con las patas y emitía órdenes afiebradas. Ahora entiendo su conflicto con Sotomayor, y que a JWR fue quien se le ocurrió ese plan absurdo del bloqueo a Iquique, dejando ahí barquitos de poca envergadura. Pero de acuerdo a este ensayo, Williams Rebolledo específicamente quería que se hundiera la Esmeralda, por algo sacó a la tripulación infantil, pero ¿por que poner a Prat a cargo de una operación suicida? Suena a teoría de conspiración.
Sin embargo, el Profesor no menciona el cambio de planes. A JWR, de pronto, se le antoja que es mejor irse a buscar a los blindados al Callao. Me imagino que ese cambio de planes puede haberles dado un respiro a los tres comandantes encargados del bloqueo de Iquique. Solo que la mala suerte hace que el Almirante Grau se entere en Arica que no hay blindados chilenos en el puerto. Elude a la escuadra y marcha al Sur.
Por eso, como decías, Arturo Prat siguió las órdenes de defender el bloqueo. Pero aunque desastroso ese plan original de JWR se basaba en que el bloqueo consistiría en tres naves, de pacotilla, pero tres naves. La Lamar, La Covadonga y La Esmeralda.

Pero lo que en realidad pasó fue que La Lamar se disfrazó de barco gringo y partió al Sur, Condell la siguió con la Covadonga. Prat quedó sorprendido con la maniobra de Condell , eso de acuerdo al testimonio del Ingeniero Juan Agustín Cabrera, único civil a boda de la Esmeralda.

Según yo, Prat también pudo irse con ellos, pero prefirió cumplir la orden de defender el puerto...solo.
Sin embargo, sigo discrepando sobre la manera que eligió de morir o vivir. Aun hundiendo la Esmeralda, el pudo salvarse. ¿Por que optar al abordaje aun como último recurso? ¿Y solo con dos marinos, uno que más encima se le cae al agua? Por eso reitero ahí hubo honor, adrenalina y rabia que son elementales para el comportamiento heroico.

SSergioA dijo...

El Lamar era un transporte y no podía presentar batalla. Para su comandante la prioridad del momento era evitar su captura.

Condell no siguió al Lamar. Presentó batalla tanto al Huáscar como a la Independencia. Su desplazamiento al sur es parte de la batalla, moviéndose en aguas a las que el blindado peruano no podía entrar por su calado (La Indepencia tenía 5 veces el volumen de la Covadonga).

Sin duda que el abordaje fue mal ejecutado. Prat da la orden y sus hombres no lo siguen. ¿No lo oyeron, la orden era desmedida o la situación a bordo ya era caótica y no había ánimo de combate?
Eso no lo sé.
Se dice que Prat no era muy bien considerado como profesional por sus pares dado su calidad de abogado.
Y, como tú dices, la misión que Williams le da a Prat es desmesurada pero el capitán la cumple hasta rendir la vida.

Prat es un héroe, lo dice el almirante Grau a su cuñada Manuela Cabero, en carta escrita siete días después del combate:

"El valiente comandante de la Esmeralda murió como un héroe en la cubierta de este buque, en momentos que emprendía un abordaje temerario. Yo hice un esfuerzo supremo por salvarlo, pero desgraciadamente ya fue tarde. Su muerte me amargó la pequeña victoria que había obtenido y pasé un día muy afligido."

Violante Cabral dijo...

Volvamos al punto uno. Si algo me irritó de tu primer comentario fue que sentí que decir que Prat era solo un marino que cumplió con su deber era restarle heroísmo y valor a sus acciones. Y este debate ha servido para certificar que era más héroe (y en eso ambos concordamos) de lo que nos cuentan.
Si, yo sabía que por su formación civil era menoscabado por otros marinos, no así por Rafael Sotomayor que le tenía aprecio.
Según el Ingeniero Cabrera, el desplace de Condell hacia el sur, sorprendió a Prat que exclamó “Qué hace Condell?” o “adónde va Condell” así que fue una maniobra inesperada. Yo admiro mucho a Condell y consideró que fue un héroe. Lo que pasa es que Arturo Prat fue capaz, como diría Lincoln, del “sacrificio máximo”.
Puede que en el zafarrancho no lo hayan oído gritar “al abordaje”. En ese momento, la situación en La Esmeralda era caótica. Puede que fuera una orden desmedida, pero si lo siguió Ignacio Serrano que también fue un gran héroe.

SSergioA dijo...

Digo que Prat fue un marino que cumplió con su deber para descartar la tesis de que el abordaje pudiera haber sido un acto irracional.
Y creo que quedamos de acuerdo al fin.

Si encuentras más datos pertinentes, agrégalos.

Violante Cabral dijo...

Asi lo haré, igual tú, por favor. Lo que pasa es que "vehemente" o apasionado" para mi no es igual que irracional.

Vicente Olazaran dijo...

De vuelta en el ciberespacio despues de larga ausencia , éste es uno de los primeros sitios que debía visitar.
Leeré con detenimiento lo que me he perdido.

Violante Cabral dijo...

¡Bienvenido!