lunes, 6 de junio de 2011

Embustes, incongruencias e ignorancias: las políticas del Negacionismo (Segunda parte)


En 1992, la Corte Suprema de Canadá dictaminó que el libro de Richard Harwood “Did Six Million Really Died? (¿Murieron realmente seis millones?), todo un pilar de la literatura Negacionista, "distorsiona la obra de otros historiadores, cita testimonios fuera de contexto, fabrica evidencia y cita fuentes inexistentes". El dictamen canadiense puede aplicarse a todas las tesis y documentos negacionistas. Irónicamente, el punto ya no es si sus enemigos  dicen la verdad, sino que los Negacionistas han quedado expuestos como personas sin credibilidad alguna, maquinadores de fraudes, o simplemente equivocados e  ignorantes.

Para ilustrar esta aserción, comienzo precisamente con  Harwood, cuyo verdadero nombre es Richard Verral, un historiador inglés, miembro de la racista y ultra derechista National Front. En su libro alega que la población judía antes dela segunda Guerra Mundial no sobrepasaba los dos millones. Eso no solo contradice los censos de la época, además difiere de las cifras que los alemanes manejaron durante la Conferencia de Wansee en relación a los judíos europeos (tanto en territorios ocupados como los de países neutrales) que debían exterminar.


Luego Harwood inventa un “memorándum” en el que Joseph Goebbels, Ministro de propaganda del Tercer Reich, habla de que la solución al problema judío será la deportación masiva  a Madagascar. Aunque antes de la invasión a la Unión Soviética, se flirteó con  posibilidades de establecer una nación aparte solo para los judíos, el tal memorándum no existe.
El Dr. Goebbels

Harwood vuelve a mentir cuando dice que informes de la Cruz Roja, tras visitar los campos de concentración atestiguan que los prisioneros eran bien tratados. Los representantes de la Cruz Roja declararon ante tribunales canadienses que esos informes se referían a visitas a los stalags (los campos de prisioneros militares aliados) y que la Cruz Roja nunca recibió permiso del gobierno alemán para visitar los Lagers, o sea los verdaderos campos de concentración

Harwood insiste en que no hay documentos Nazis que certifiquen la política de exterminio  de los judíos. Aparte de las minutas de Wansee, existen copias de discursos de Himmler aludiendo al hecho. Están también los diarios de Hans Frank, Gobernador General de la Polonia Ocupada, y el mismo Dr. Goebbels alude a esta política gubernamental en varias ocasiones en sus diarios. Por ejemplo, el 27 de marzo, de 1942 escribe “No quedará mucho de los judíos. Se puede decir que el 60% tendrá que ser liquidado, y solo un 40% podrá se usado para trabajos forzados”. Y el 14 de febrero  escribe “El Fuhrer ha vuelto a expresar su determinación inmisericorde de limpiar Europa de los judíos. …Los judíos se merecen la catástrofe que les espera”. (The Goebbels Diaries 1942-43)

Esta última cita certifica lo errados que están los Negacionistas que proclaman que Hitler no tenía idea de las estrategias genocidas de su gobierno. En Mein Kampf,  el Fuhrer ya decía que si se hubiera exterminado (con gas) a los judíos, los alemanes no hubieran perdido la guerra. En una entrevista en 1922, él declara que su primera medida al tomar el poder será la aniquilación de los judíos. Y en dos discursos en 1939, uno ante el Reichstag y otro en el Palacio de Deportes de Berlín, expresa que  el propósito de esa guerra será la aniquilación del pueblo judío.

Harwood es el Negacionista por excelencia. Su uso de ficciones y citas tergiversadas da por sentado que nadie va a ir a cotejar o investigar las supuestas fuentes. Ese es el gran problema de los Negacionistas: partir de la base que quienes van a creer en ellos son crédulos, incultos y perezosos. Es como cuando los antisemitas citan tratados del Talmud como prueba de falsas y ridículas leyes judías. EJ: “En el tratado Baba Yaga.99 se permite a los judíos violar rucias pechugonas arias”. No hay tal ley, no  existe tal volumen.  Baba Yaga es una bruja del folclore ruso.

Otro problema de los Negacionistas es que se contradicen mutuamente. Tomemos por ejemplo los hornos crematorios. Hay quienes dicen que los construyen los Aliados después de la guerra como parte de su “conspiración”. Hay otros que dicen que se usaban par quemar los cadáveres de las víctimas de epidemias. Aparentemente, los judíos eran tan piojentos y cochinos que portaban gérmenes que provocaron una serie de mortíferas pestes y esa es una explicación para la muerte o desaparición de la población judía europea. (Esa también es, según los Negacionistas, la razón por la cual se les tenía recluidos, para que no propagaran enfermedades).

Ruinas de cámara de gas y crematorio en Oswiecim (Wikipedia)

Pero les salen otros Negacionistas al paso y dicen que eso es inverosímil porque en tiempo de guerra, y con escasez de combustible, hubiera sido imposible quemar tantos cadáveres. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Los judíos no eran piojentos? ¿Los crematorios no existieron? ¿No hubo epidemias? ¿Entonces por qué los tenían separados de la población? Después de cuatro días de leer todo lo que he encontrado sobre el tema estoy mareada con  tanta sinrazón, aseveraciones incoherentes y barbaridades.

Termino hablando un poco de la respuesta que ha recibido el Negacionismo. El mundo académico, en general, lo rechaza no por filo semitismo, sino  por la chapucería de los Negacionistas que no suelen utilizar las técnicas de investigación y las metodologías adecuadas. En muchos países de Europa, el Negacionismo es un delito penado por multas e incluso cárcel. No así en Estados Unidos donde oponerse a la publicación de textos negacionistas seria infringir el derecho a la libre expresión.

Para mi la más útil de las respuestas es la creación del Proyecto Nizkor, una pagina web dirigida por el canadiense Ken McVay, que no es judío, y que se especializa en enfrentar las afirmaciones negacionistas simplemente demostrando la falsedad o inexactitud de éstas. Lamentablemente, McVey y su proyecto no solo son atacados por negacionistas, Neo-Nazis y otros grupúsculos parecidos, además ha sido criticado por organizaciones como el Instituto Simon Wiesenthal por darles visibilidad a los que difunden estas ideas.

Hay muchos judíos que opinan que debatir las ideas del Negacionismo es legitimar sus pretensiones y darles tribuna, que la mejor manera de combatirlos es ignorarlos. Discrepo con esa actitud de avestruz. Primero, porque ignorar ideologías peligrosas no ha funcionado en el pasado. Segundo, porque aunque concuerdo (y con mucho asco) con Noam Chomsky que negar la existencia de cámaras de gas no es antisemitismo, sí es cierto que las ideas Negacionistas son utilizadas y difundidas por grupos juedeofobos o anti-Israel.

Yo no pretendo dialogar o debatir con los Negacionistas. Me queda muy poco tiempo en este mundo para perderlo. Pero si me dirijo al público neutral, a los muy crédulos o, al ignorante en el tema que pueden encontrarse con estas distorsiones históricas y hacerlas suyas. Nunca se queden con una sola versión, investiguen, lean, ejerciten su capacidad par deducir y para analizar.  No permitan que se les engañe, no solo con el Negacionismo, sino con cualquier distorsión ideológica o histórica.

12 comentarios:

revistajupiter dijo...

Recuerdo que un tipo hizo unos "estudios" donde concluía que las cámaras de gases no existieron, el National Front y el Instituto de Revisionismo Histórico tomaron nota y se afirmaron de ese "estudio", que además fue avalado por un joven judío muy militante (contra Israel)...Pero el tipo que hizo el informe NO ERA CIENTÍFICO...ERA UN AFICIONADO QUE NO SABIA NADA DE NADA Y LOS NEGACIONISTAS LE COMPRARON TODO Y SIGUEN REPITIENDO EL ENGAÑO....

En el blog de Hermógenes me encontré con uno de esos tipos hace meses, le pregunté si creía en los marcianos y se negó a contestar....Creo que hay un fuerte vínculo entre la gente que cree en los marcianos y los anti semitas.

Violante Cabral dijo...

Lo que dices me ha estado preocupando estos últimos días. Yo creo que todo ser humano tiene derecho a sus creencias y a sus opiniones. Yo misma no excluyo la posibilidad de vida extraterrestre o infra terrestre. Somos tan imperfectos que D-s tiene que haber creado algo mejor. Lo más que uno puede hacer es debatir de buena manea y demostrar con pruebas la equivocación. Pero cuando las opiniones comienzan a hacer daño a terceros, a crear miedos y teorías de complot (Los marcianos tienen una agenda para esclavizarnos, la CIA trabaja con ellos, el Fuhrer comanda una flotilla de Ovnis desde la Antártida, etc.) entonces ya la cosa cambia.
Para serte sincera nunca le había hecho mucho caso a los Negacionistas, y vienen metiendo bulla desde los 70’s. Pero en la última década se han confabulado con otros grupos y están adquiriendo poder y credibilidad sobre todo entre las nuevas generaciones y el Tercer Mundo. Entonces y no son tan inofensivos. Son los intereses creados que usan estas ideas para beneficiar a sus agendas (y ahí incluimos grupos judíos ultra ortodoxos como los Natore Karta que en su odio a Israel se unen a los antisemitas) quienes más perjudican promoviéndolas
Aunque el Negacionismo comenzó ya en el Tercer Reich cuando en Posen, Himmler les dice a sus SS en un discurso “esto solo lo hablaremos en privado”, se cree que el primer Negacionista fue un resistente francés que escribió un libro que creo se llamaba “Las mentiras de Ulises”. Este señor sobrevivió Buchenwald y decidió que como no había cámaras de gas allá (Obvio Buchenwald era un campo de trabajo no de exterminio sistemático) entonces estas no existían. Lógica pura, pero el hombre era socialista, pacifista y medio anarquista. No se le puede pedir mucho. Brmas apartes, las credenciales (o falta de ellas)de los Negacionistas hablan por ellos.

Ruy dijo...

Las imágenes que nos han llegado
son escalofriantes. El manejo de los de los escuálidos cadávares en
su enterramiento, irresistible a la vista, por inconcebible para cualquier viviente con corazón.

Seis millones, o tres millones son cifras espeluznantes. Incomprensible que haya sido fruto
de un plan meditado el exterminio llevado a cabo. ¿ qué extraño resorte ha podido activar decisiones tan controvertidas?
Y.. ¿qué es lo que aún mantiene viva la animadversión contra el Judío?
¿Quien y cómo ha podido sembrar
tanta cizaña? ¿Qué teme la tierra del judío? .
Negacionistas "folkloricos" no esperes que desaparezcan. Haces bien en llamarles por su nombre:
Vendidos mentirosos.

Violante Cabral dijo...

Mi Querido Ruy , gracias por venir, gracias por tu contribución.
Según los Negacionistas, las fotos de cadáveres coresponden a las víctimas del bombardeo de Dresden. Por muchas privaciones y racionamientos que sufrían los alemanes, ¿iban a tener ese aspecto tan esquelético?
Pues en estos días me he enterado de varias razones para mantener vivo el antisemitismo que poco tienen que ver con Israel. Basicamente, Ruy, si un papú hace alo malo, nadie dice "Los papúes son...". Si un judío hace algo malo, el ladrillo nos cae a todos los judíos. Pero si un judío hace algo bueno, entonces salen con "a nosotros no nos importan cosas como raza o religión"

Claudia dijo...

Me han encantado estos dos posts, Violante. Me han parecido muy ilustrativos.

En el problema israelí-palestino (por llamarlo de una manera que todo el mundo me entienda), hay muchas asimetrías. Pero la peor es sin duda, que no he visto todavía a ningún "palestino" que viva aquí, tener que responder por las atrocidades cometidas por Hamas o por Al Fatah. Sin embargo, siempre que Israel realiza cualquier acción militar, se pregunta a todos los judíos del mundo su postura sobre la cuestión. Y ¡¡pobre del que diga que está de acuerdo!!

Todo eso, a pesar de que los de Al Fatah o Hamas son organizaciones terroristas e Israel es un país que tiene necesidad de defenderse de las anteriores.

Por ello, la diferencia entre ambas situaciones es aún mayor si cabe, determinando que la injusticia sea aún más flagrante... :(

No sé qué pensaréis los judíos (la verdad, nunca se lo he preguntado a ninguno), pero a mí me molestaría si estuviera en esa situación...

Violante Cabral dijo...

Querida Claudia,
Gracias por volver. Se te extrañaba aunque yo también (blush, blush) he tenido abandonado tus blogs.
Hay muchos judíos que por razones diversas no se sienten identificados con el Estado de Israel, y o expresan de la manera más fea, tope, e indigna posible. No sé dan cuenta de que eso no los hace más populares con grupos antisemitas. El antisemitismo existía antes de Israel, existirá incluso si (Jasvah Ja lila) éste deja de existir.
Pero lo que he descubierto en la investigación que me ha conducido a escribir estos posts, es que el Negacionismo, aunque es más que utilizado por los enemigos de Israel, nace básicamente del más rancio antisemitismo. Es la creencia de que existe un pueblo tan abyecto que es capaz de inventar y manufacturar un fraude llamado Holocausto. Pero cuando todavía tenía tiempo para discutir con Negacionistas, uno me dio una respuesta que lo dice todo. “¿Cómo no creerlos a ustedes capaces de inventarse el cuento del Holocausto, si siglos atrás ya inventaron otro fraude: el Cristianismo?”

Javier Bazán dijo...

Violante:
Me asombra que la comunidad judía chilena no diga nada acerca de la comparación tan recurrente de la izquierda chilena con el Holocausto judío con las 3000 y tantas muertes que provocó el progresío con su estúpida revolución y guerra civil. Todas las muertes se la adjudican a Pinochet.

Además, la izquierda chilena solamente se acuerda del Holocausto judío, y no del 20 millones de Stalin, los 30 del comunismo y más recientemente, los 2 millones de los Jemer Rojos. En la izquierda chilena hay varios judíos, como el novelista Ariel Dorfmann, o doberman lo apodaba el escritor Germán Marín.

Violante Cabral dijo...

Javier,
No tengo respuestas porque no represento ni a la izquierda chilena ni a la comunidad judía chilena.Pero voy a tratar e dartela tal vez en un post más amplio

Violante Cabral dijo...

En realidad, superado (tuve que comeme tres galletas de cocolate para lograrlo) el síndrome de "Violante-se-pone-a-la-defensiva-porque-joven-comentarista-dederechas-viene con -tomahawk-en mano", las respuestas saltaron a la vista. O sea, niño Javier, ¿cómo va la Izquierda a recordar a los muertos provocados por su regimen? Más facil recordar las víctimas del fascismo. ¡O sea, obvioo!
Sobre por que la comunidad judeo-chilena no le molesta la trivialzación de comparar 3,000 muertos o desaparecidos con las víctimas del Holocausto.Sigo sin respuesta aunque creo tenerla. La voy a desarrollar en un post, pero adelanto que siempre ha sido más facil para la mayoria judía seglar , urbana y moderna acercarse a la pogresía. ¿No será porque la Derecha(y la ultra derecha osea el fascismo) siempre nos ha tratado de la patada, y con pocas excepciones, a los pocos gatos judíos de derecha nos dan con la puerta en la cara?

Javier Bazán dijo...

Gracias por lo de "niño Javier".

En un próximo post también voy hablar de ello, pues al progresío chileno no les gustó que les dejaran un papelito en unos sus recintos conmemorativos.

También tengo pensado escribir uno dedicado solamente a Bolaño. Tal como tú dijiste: Era del Mir y antes había sido troskista.

Violante Cabral dijo...

Hay otra razón por la cual resulta más chocante el Holocausto y se lo he escuchado a mucha gente de todas las ideologías, incluso clérigos. Lo del Khmer Rouge, y las dictaduras africanas y de republicas bananas no resulta inesperado porque se supone que so país “salvajes. Rusia o la Unión Soviética siempre ha sido un estado policial, opresor, donde no existen libertades individuales y donde se cometen atrocidades. Fue así en la era de Iván, el Terrible y en la época delos Zares y de los Soviets. Pero que el país más culto de Europa, la nación más civilizada, después de Italia, el país donde los judíos gozaban de tantas libertades como hoy en USA (si hasta los anuncios del metro en Berlín estaban en Yiddish), creara un estado policial, una política de exterminio masivo y resucitará un antisemitismo que se creía enterrado en un pasado retrogrado, siempre causa sorpresa e incomodidad.

Javier Bazán dijo...

De hecho, en la primera mitad del siglo pasado, el modelo para Chile era Alemania, y antes de que llegaran los nazis. Luego fue USA.

En el libro "Propiedad y liberad" del profesor Pipes, el cuenta que hasta los nobles en la Rusia Zarista estaban en las mismas condiciones que la gente humilde, porque el Zar, les podía quitar sus propiedades, porque no tenía el Habeas Corpus. De ahí que para los bolcheviques fue fácil que el comunismo prendiera.

Camboya es un país budista. "Salvaje" para la óptica Occidental.