viernes, 23 de julio de 2010

Otro episodio de la saga de las Peques Obama que ya desearían ser “Las Dos Huerfanitas”




El habilidoso Presi sale en una entrevista a contar cómo fue su vida cuando era un pobretón sin privilegios y de cómo también lo afectan a él y a su familia los vaivenes económicos (yeah right!). Luego, habló de cómo les enseña sus hijas a ahorrar, y a cuidar de sus cuentas bancarias. Y después dicen que los judíos somos los que andamos preocupados de los ochavos y de cómo ahorrar, invertir y ganar el vil metal. Finalmente, añadió que las niñas ya están en edad de ganarse sus dólares. A lo mejor ahí se ganan su derecho a postre.

Lo extraordinario es que el híbrido Obama (¿Es cierto que un famoso periodista ibero lo llama así?) quiere poner a trabajar a sus nenas de sólo 12 y 9 añitos, como babysitters. O sea las quiere convertir en unas “Mammies” como la de Lo que el viento se llevó. Valga el estereotipo, pero Obama parece el amo del Tío Tom.

¿Además, quién le va a encargar su bebé a una nenita de 9 años? Yo comencé a trabajar a los 15, pero nunca hice “babysitting” porque mi madre lo consideraba muy riesgoso. Además, y esto no es leyenda urbana (lo escuché de amigas y alumnas que practicaban esa labor) era muy común que la BS terminará acostándose o siendo acosada sexualmente por el padre de los críos que cuidaba. En estos tiempos, y como están las cosas en la “high-life” de Washington donde esperamos que encuentren empleo estas criaturas, yo no dejaría a mis hijas solas en casa de extraños por muy senadores que sean.

Obviamente, este cuento de las niñas-nanas es tan ficticio como la promesa del perrito que hizo Obama durante su candidatura, pero da vergüenza ajena que un hombre que dirige la nación más poderosa del mundo, siga utilizando a sus hijas para hacerse publicidad, que no resulta nada positiva. Preferible que las monte en una carroza y las mande a hacerle campaña en el próximo Desfile de Orgullo Gay, como hacen los mandatarios en otras naciones civilizadas.

6 comentarios:

Maria Dolores Gonçalo dijo...

Creo que la 'intencion' de que sus hijas conozcan el valor del dinero es buena (para evitar que se conviertan en otras Paris Hiltons y Nicole Richies) pero suena falso. Quien va a creer que las hijas del Presidente de los EU van a trabajar de babysitters y a tan tierna edad? Es como si constantemente quisieran demostrar que son como cualquier otra familia, pero si fuera asi, no tendrian la necesidad de hacerlo publico para que todos vean que tan buenos padres son.

Violante Cabral dijo...

Señorita Dolores, qué gusto verla por estos lares.
Creo que es bueno enseñarles el valor del dinero, pero el problema es que todo lo que hacen los Obama tiene que ser público, didáctico, ellos son el gran modelo. Quieren parecer una exagerada versión de la Gran Familia Americana y terminan siendo los Locos Addams.

enestadodeguerra dijo...

Sí parece un poco excesivo. Pero también parece algo muy típico en un país en el que la vida privada de los políticos no se diferencia de la pública. Por supuesto, yo vería mucho más razonable educar a esas niñas haciéndolas ver que gozan de unos privilegios que poca gente tiene. Pero sin negárselos. Ya tiene que ser bastante duro integrar al servicio secreto en la vida diaria como para, encima, negar los placeres que indudablemente el puesto acarrea.

Violante Cabral dijo...

Tú has tocado un punto importante. Estas no son niñas cualquiera. Tienen que vivir rodeadas de guardaespaldas y agentes secretos. Allá afuera hay toda clase de bestias, moros locos, maniáticos sexuales y supremacistas del Klan que verán en estas chiquitas blancos para jo—r a Obama y a su Imperio. ¿Y después sale el tontorrón a decir que las va a mandar a ser niñeras como a cualquier hija de vecino? O es demente, o es un gran mentiroso.El que queda mal es él. Que cambié de asesores. A veces parece más tonto que Jimmy Carter.

enestadodeguerra dijo...

No estoy para nada de acuerdo.

La única forma posible en éste universo (y en cualquier otro paralelo) de ser más tonto que Jimmy Carter es llamarse Jose Luís Rodriguez Zapatero.

:) :) :)

Violante Cabral dijo...

¿Pero tú crees que el Zapatero es tonto? Yo lo veo malévolo. Pensandolo bien, J. Carter también es malévolo