viernes, 16 de julio de 2010

Leyes "progres" y un matrimonio a la antigua



Una ironía de los Kirchner es que su unidad política demuestra la fortaleza de la unión heterosexual “a la antigua”. El pueblo elige a la mujer, y manda el marido. Nada más tradicional. Ella es más bonita por lo que luce mejor en los medios, pero el que maneja casa, país y plata sigue siendo Néstor. Son un matrimonio unido por intereses comunes, como los que se concertaban en el Siglo XIX.

¿Se querrán? Al menos tienen una buena vida sexual. Por algo, Cristina dijo que comer cerdo era mejor que el Viagra, y que eso lo sabía por experiencia propia. Le dará sus buenas chuletas al marido. Y sin embargo, este matrimonio, ejemplo de la armonía conyugal hetero, ha permitido que en su país se legalicen las bodas gay.

Me pregunto si tal medida se habría tomado si los Señores K. de veras quisieran a su pueblo y si el pueblo estuviera contento con los señores K. y su gobierno. Esta medida es una cortina de humo para distraer a la opinión pública de la pésima gestión de la clase gobernante. El viejo recurso de dar pan y circo.

Parte del circo es esa sensación que crean los que apoyan estas leyes y sueñan con verlas nacer en toda América Latina. Pareciera quela mitad de los argentinos fueran gays y que vivieran oprimidos por no poder llamar a la pareja “cónyuge”. Conozco gente en Chile que habla de que si tuviéramos una ley parecida seríamos una nación “democrática y civilizada”.

No puedo evitar en pensar en otros derechos que grandes naciones democráticas y civilizadas niegan a su gente como el derecho a llevar una vida digna y segura; a circular por las calles sin temor a la delincuencia; a ir a la escuela sin temor a profesores incompetentes, y a compañeros que practican el “bullying”; a poder postular a un empleo sin que lo discriminen por su aspecto físico; a poder solicitar un préstamo sin temor a ser estafado; a poder ir a un médico y saber que no terminará en la ruina y más enfermo que antes de pisar un consultorio.

Esos son derechos que beneficiarían a todos, sin importar con quien se acuesten. Pero las leyes que ampararían esos derechos no están en la agenda de Néstor y Cristina, un matrimonio a la antigua, que privilegia las ideas “progres”.

7 comentarios:

enestadodeguerra dijo...

No seré yo quien cuestione el derecho del animal humano a emparejarse con quien le plazca; ya sea persona, animal o cosa.

Pero como muy bien dices, hay prioridades. Y el matrimonio homosexual no es sino un lujo y un "artefacto" de márketing.

Por no mencionar que es una ley para ignorantes funcionales. Que yo sepa, aquella pareja de homosexuales que deseen establecer un vínculo similar al matrimonial en un país medianamente civilizado (esto es: un país con leyes mercantiles y un sistema económico integrado) (condición que, en principio, cumple cualquier país hispanoamericano... con la posible excepción de Venezuela, dónde las leyes comerciales han sido modificadas por las erupciones hormonales del Gran Mandril Chávez) ... lo único que tiene que hacer es establecer una sociedad mercantil entre los dos miembros de la pareja dónde el capital sea la totalidad de las propiedades de ambos individuos. Ale, ya están "casados".

Ergo, el "matrimonio gay" no llega a resolver ningún problema: llega a distraer al prójimo (el prójimo siempre es tonto: es mi lema) de los verdaderos e importantes problemas.

Violante Cabral dijo...

Hay días en que también pienso que el prójimo (o el hombre-masa como lo llamaba Ortega) es tonto, pero entonces nosotros también somos tontos. Además, déjanos el cinismo y el pesimismo a los viejos que es nuestra única entretención.
Yo alabo la monogamia en humanos y animales, pero no entiendo ese afán en tener “matrimonio” cuando con unión civil basta, son esas exigencias caprichosas las que me enervan.
Comprendo que gente que convive (y no necesariamente por motivos románticos o sexuales) quiera proteger al conviviente, pero eso no se aplica a relaciones que duran un suspiro. El primer matrimonio gay en España se disolvió al rato. Estaba leyendo una nota sobre el cantante Christian Chávez, otro que se casó y se divorció casi enseguida. ¿Entonces para qué se casan, si ni las uniones hetero duran mucho?
¿Has seguido la polémica generada por las declaraciones de Pío Moa en Libertad Digital?

enestadodeguerra dijo...

... Pues yo seré raro, pero desde bien joven mantengo que la gente es idiota... y las afortunadas excepciones no hacen sino confirmar la regla. Pero desde luego, ésto no nos convierte en tontos a nosotros. En absoluto. Hay ovejas, que van en rebaño, que reaccionan como una masa y son una masa. A esa humanidad es a la que desprecio.

Luego estamos los lobos. Los individualistas... los que no necesitamos las muletas que la masa proporciona para movernos. Sabemos andar solos.

Y nos reimos del rebaño toda vez que nos alimentamos de el.

Ya sé que suena rotundo. Pero es mi visión :)

Por otra parte le agradezco la presunción de juventud que me hace, pero mucho me temo que no es tal, y apenas me queda un año para entrar en la cuarentena.

Hecho biológico que no me preocupa nada, por otra parte. :)

Y respecto a Pío Moa... desconozco esa polémica. ¿Relacionada con el tema homosexual? No tenía ni idea: y eso que ahora mismo estoy leyendo con fruición un regalo en forma de libro: "Nueva Historia de España" por Pío Moa. Feliz Casualidad.

Si es casualidad :)

Violante Cabral dijo...

Pues yo hace un año que cumplí medio siglo. Me gustaría tener 39 años de nuevo. A las mujeres lo de la edad puede pesar.
Porfa, tutéame. Aquí en Chile se tutea a los que están muy alto o a los que están muy bajo, o se usa en la intimidad para expresar cariño.
Admiro mucho a los lobos, pero llevan vidas peligrosas. Yo soy gata y me gusta lo cómodo y calientito como la lana de oveja tonta.
No la polémica "moana" ha sido de todo: entretenida, chistosa, pero también muy reveladora. Esta teniendo lugar en Libertad Digital. Voy a poner los links en una entrada separada para que los leas.

enestadodeguerra dijo...

Así lo haré: a partir de ahora te tutearé. Sobra decirte que espero lo mismo por tu parte. Respecto a los motivos, contemplo dos opciones: que opines que estoy muy por debajo de tí (podríamos discutirlo) o que me tienes un cierto cariño que es mutuo. Aquí en España el tuteo se produce, entre personas educadas, cuando la relación llega a un determinado nivel de amistad. Así es como lo entiendo yo, y el motivo por el que también me permito tutearte. Respecto a la edad no hay cuestión: pertenecemos a la misma época. La diferencia subjetiva es mínima.

Por otra parte... este lobo está domesticado desde hace unos años. No negaré haber disfrutado de algún peligro que otro. Pero ahora me conformo con los peligros habituales de una vida familiar un tanto peculiar. :)

Gracias por los links: ya los he leido y paso a comentártelos en el lugar adecuado.

Violante Cabral dijo...

Las razones para el tuteo son tantas y ta n variadas. Mis padres llevan 53 años de casado y se siguen tratando de sted y yo he tenido "nanas" (asi se les dice a las domésticas en Chile) a las que he tratado de ud y de "señora".
Aunque público este blog es un espacio intimo (valga la contradicción) y por eso ya te considero (aparte de mi primer lector asiduo y participante)como un amigo.
Me dejaste llena de curiosidad sobre tu vida familiar peculiar.
Mira que yo crié un gato como si fuera mi hijo, así que de familias excéntricas, yo sé mucho.

Violante Cabral dijo...

gracias por el e-mail. Te escribo enseguida, para que conozcas el mio