miércoles, 1 de diciembre de 2010

Leer en tiempos de cólera: Los bestsellers de America Latina


Ayer pensaba que es sorprendente que en una época de analfabetos funcionales, y donde la lectura se ve con desdén, haya tantos interesados en leer tabloides o Wikileaks, que al final  son casi lo mismo. Eso me llevó a revisar la lista de los libros  más vendidos en nuestro continente americano. Me llevé una sorpresa, porque hay obras curiosas ahí que me hacen pensar que en tiempos de cólera buscamos otro tipo de lecturas para entretenernos y escapar de nuestros días grises.

Estas listas incluyen mayormente ficción que es la gran vía de de escape, la que nos inspira, entretiene y consuela. Por eso busque listados de bestsellers, que aunque no sean medidores de calidad, nos demuestran que en plena crisis económica todavía se gasta en libros, pero no cualquier lectura amerita ese gasto.
Pues a juzgar por las listas, el autor latinoamericano más meritorio es Mario Vargas Llosa. Esta en la cabeza de la mayoría de las listas con su nuevo bestseller “El sueño del celta”. En Colombia además “La fiesta del chivo” ocupa el noveno lugar. Es comprensible, aparte del “buzz” que “Marito (como le decía la Tía Julia) ha provocado al recibir el Nobel, estamos hablando de un magnifico y muy entretenido narrador.


Los contenidos de estos listados son muy abigarrados. No hay un género específico, ni siquiera una predominancia de autores extranjeros sobre la literatura autóctona, ni viceversa. Usualmente era la literatura gringa en traducción la que llenaba estos espacios. Pero ahora, con la excepción de “La caída de los gigantes” de Ken Follet (que está también en las listas de bestsellers de España  y la del New York Times) no hay un libro puntual de la literatura anglosajona (o europea) que se pueda decir esté causando furor en ventas en nuestro continente.

La presencia de autores locales se percibe en otros países, pero no de manera exagerada. La excepción parece ser Colombia donde no veo autores nacionales entre los más vendidos. ¿Por qué será? ¿Habrá un decline en las letras colombianas o el país prefiere entretenerse con la trilogía de Stieg Larsson o buscar vías escapistas leyendo títulos como "La nieta de la Maharaní! o "Las montañas de Buda"?


En Chile tenemos a Ampuero y Rivas Letelier en segundo y sexto puestos. En la Argentina me sorprendió encontrar a Leandro Padrone como el segundo más vendido. No sabía que la exitosa serie-telenovela "Casi ángeles" tenía bases literarias ni que esta fuera parte una serie. Es lo más cercano al género de fantasía que encuentro en estos listados, ya que el mundo hispanoparlante prefiere escaparse hacia el pasado antes que volcarse hacia lo irreal.

La lista de los 10 más vendidos de México es la más nacionalista. A pesar de que la encabeza “Comer, rezar y amar" de Elizabeth Gilbert, está compuesta casi en totalidad de obras de mexicanos y el enfoque es histórico. El examen de las vidas privadas de personajes celebres de la historia de México de Francisco Martín Moreno ha ameritado una secuela y "Arrebatos pasionales II" ocupa el segundo puesto. La sexualidad ficticia también interesa  y la mexicana Beatriz Rivas se gana el cuarto sitio gracias a sus "Amores adúlteros". El quinto y sexto lugar lo sigue ocupando la anécdota histórica con "Pendejadas celebres de la historia de México" de Antoni Garci y "Pobre patria mía" de Pedro Ángel Palou, una novela en primera persona que trae la retrasada, pero apologética revisión histórica de Don Porfirio Díaz. Al parecer el modo en que los mexicanos  enfrenta la crisis nacional y la mundial es repasando su pasado histórico.


No todos los libros  son contemporáneos. Un par de titulo antiguos  siguen llegado a los listados delos mas vendidos. "El principito" de St. Exupery ocupa el decimo lugar en la Argentina. ¿Son los niños o los adultos los que están leyendo esta alegoría de la vida y una visión nostálgica de los  valores perdidos de la niñez?


El canto nerudiano sigue sonando en el Cono Sur, la "Antología General" es uno de los mas vendidos en Chile y en Venezuela. Son los bestsellers de este último país  los que más me han impactado. Es como si fuese de otro continente. Con la excepción de la poesía de Neruda ninguno de los libros de las listas de países vecinos reaparece en la venezolana. Con la excepción de un par de autores autóctonos como Victoria de Stefano y Gonzalo Himiob, no hay autores españoles o latinos. Sin embargo, hay dos de la autora germano-rumana Herta Müller cuya especialidad es describir la vida en la Rumania de Ceaucescu. ¿Se sentirán así los venezolanos bajo la Dictadura de Chávez?

No hay novelas de Estados Unidos, solo una de cuando USA no era Imperio todavía. "La casa de los siete tejados" del autor decimonónico Nathaniel Hawthorne. No para ahí la obsesión de los lectores venezolanos con escritores anglos difuntos. Encabeza la lista nada menos que "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen, y dos bestsellers en ese país son de la autoría de Jean Plaidy. Esta señora, llamada realmente Eleanor Hibbert, escribió un kilo de novelas bajo muchos seudónimos, los más conocidos fueron Jean Plaidy, Philippa Carr y Victoria Holt. Seguidora de la onda neo-gótica de Dame Daphne Du Maurier, se especializó en thrillers de época y novelas históricas. Hoy está semi olvidada por lo que es un placer saber que en algún país la recuerdan.

Sin embargo, y a pesar de sentir que esta lista de bestsellers realmente representa buena literatura, también emana de ella una nostalgia un poco sombría. Es como si se tratara de una cultura encapsulada en el tiempo a lo Shangri-La, o de un país aislado como el Paraguay del Doctor Francia. O sea, hasta las lecturas reflejan el estado de una nación.

11 comentarios:

Javier Bazán dijo...

Un autor norteamericano que vino a Chile, que no cae en la categoría de los best-sellers, en el sentido peyorativo de la palabra. No recuerdo como se llama. Pero refutar tú afirmación "de que no hay novelas en USA". Es Jonathan Franzen. No lo he leído.

Muchos autores de menos de 35 años los inflan, pero yo he leído a ninguno.

Violante Cabral dijo...

No dije que no hay novelas en USA, dije que al menos esta semana no hay bestsellers gringos en las listas de los más vendidos en America Latina.

Javier Bazán dijo...

Tienes razón.

Violante Cabral dijo...

No te preocupes. Yo soy la campeona de leer apurado y mal. Es la enfermedad del siglo

Javier Bazán dijo...

¿Has leído a Walter Benjamín?

Violante Cabral dijo...

Un par de cosas que me hicieron leer en la uni en el sglo pasado. "La obra de arte en la edad de la reproduccion mecánica", y otro sobre la historia cuyo nombre se me escapa. La vida de WB se me hace más interesante que su obra. ¿por qué me preguntas?

Javier Bazán dijo...

Porque era judío.
Los académicos de izquierda les gusta mucho.

Blanch dijo...

Tienes mucha razón: las lecturas reflejan el estado de una nación.

Aunque en el caso de “Comer, rezar y amar", creo que es más porque se encuentra en cartelera estos días.

Yo alguna vez leí a Walter Benjamin, también en la universidad. No tenía idea de que fuera judío.

Por cierto, hablando de judaísmo, aprovecho la oportunidad para desearte una feliz semana de Hanukkah :D

Violante Cabral dijo...

Muchas gracias, amiga, por los buenos deseos, aunque este año obviamente no hubieron 8 regalos, y con huelga de correos, basureros y otras cosas no se siente nada muy festivo. Además no recuerdo nunca una Hanukkah que comenzara en noviembre, siempre cae cerca de la Navidad.
Comer, rezar y amar esta en cartelera en toda América latina y tienes razón porque lidera los más vendidos en Uruguay, ocupa el segundo puesto en Colombia y en nuestra lista esta en el quinto lugar.
¿Has leído alguno de los libros de autores mexicanos en la lista? ¿Cuál me recomiendas?
Walter Benjamin no solo era judío, además murió por serlo. Emigró de la Alemania de Hitler a varios países y finalmente se estableció en Francia, la entrada de la Wehrmacht en Paris, lo hacen a él y a su hermana huir a Lourdes. Consiguen cruzar la frontera, pero en Cataluña los detienen las autoridades españolas quienes optan por devolverlos (debo decir que fue uno de los poquísimos casos en que los españoles regresaron judíos). Antes de caer en manos Nazis, Benjamin se suicida.

Maria Dolores Gonçalo dijo...

Interesante conocer lo que leen en otros paises, Senorita Violante. Suena extranisimo escuchar que vuestra merced tuvo que leer algo en "el siglo pasado." :-) Todavia no me acostumbro.

(Este seria un excelente tema para la hermandad.)

Violante Cabral dijo...

Porque Su Merced es muy joven. Las que sobrepasamos el medio siglo deberíamos tenerlo siempre presente sobre todo cuando nos metemos en terrenos que son sólo para los jóvenes.
¿Crees que sería un buen tema para The Sisterhood? Estoy haciendo algo sobre backstory para la próxima semana.