martes, 15 de julio de 2008

Un vasito de agua no se le niega a nadie


Hasta ayer, yo ni sabía lo que era La Jornada de Clausura De Diálogo Participativos por la Educación Publica. Tan rimbombante nombre no hubiese entrado en mi léxico sino fuera por un incidente que tuvo lugar cuando una estudiante le vació un jarro de agua encima a Mónica Jiménez, actual Ministra de Educación.

Tal incidente ilustra el nivel de Dialogo y de Educación que existe en Chile. La Presi se encolerizó. La Ministra lo tomó a broma. Alcaino pidió la expulsión de la agresora. Mientras que los estudiantes aplaudieron y validaron la agresión puesto que la pajarita de sólo 14 años, había sido golpeada al obligarla a desalojar el Liceo Darío Salas, plantel donde estudia.

Este suceso reveló cuatro hechos.

1. El gobierno y sus ministros ya no inspiran respeto ni en las lauchas y mucho menos en los Pingüinos.

2. Tal como lo comentó la Ministra, tras la mojada, es asombrosa la agresividad de estos jóvenes. Mal que mal, representan la hostilidad que ocultamos por dentro todos los chilenos. La furia y frustración que hasta el más manso siente hoy en día ante tanta mentira e ineptitud por parte de los que mandan. Por eso es que muchos dicen que se necesita de nuevo un Lagos que golpee la mesa. Pero creo que la rabia que terminará, si no la paran, en una escalada de violencia no la detendrán unos coscachos en la mesa. No vaya a ser que Ricardito sea el que termine golpeado.

3. Aparte de la justa ira que expresan los Pingüinos, el incidente demostró la poca urbanidad que existe en las nuevas generaciones. Nos enfrentamos a una generación medio salvaje, educada a medias, que más aprende “googleando” que en el aula, que dialoga a golpes, y no respeta nada porque nadie les ha enseñado a respetar o a auto-respetarse. El principio de autoridad se ha perdido desde el momento en que tal palabra pasó a ser grosería. Eso es peligroso, para todos, pero principalmente para quienes ejercen esa autoridad. Esto ya se les escapó de las manos al gobierno, a los profesores y a los padres, los tres grandes culpables. Por algo la niña es apoyada por profesores y su mama.

4. Más allá de las repercusiones políticas, este hecho manifiesta lo peligrosos y anárquico que se están poniendo los “niños”. Lamentablemente, estos niños son amas letales si los manejan ideologías extremistas. Más lamentable, es visualizar como serán esos niños en 15 años. Nada indica que no sigan siendo caóticos, salvajes y vandálicos. Sobre todo, si la educación sigue a la altura del unto y si los padres dejan la formación de sus hijos en manos de otros, o del Internet. Esta pendex demostró sus derechos atacando a una señora mayor y más encima ministra. Otros los ejercen como los angelitos de Conchali que en pleno patio y con público “hacían cosita” para que un compañero los filmara. Ambos son ramitas del mismo matorral.

4 comentarios:

Patricio Sesnich dijo...

Violante:
Tengo una mezcla de pensar en el punto 3 y 4, pero desde mi punto de vista puedo llegar a la conclusion de que lo que le hizo a la ministra de educacion fue; divertido, pero por un instante, ya que despues hubo felicitaciones por parte de sus familiares y cercanos, lo cual es una falta de respeto. En ese sentido, la juventud en nuestro pais carece de cultura...y es bueno recordar el emblematico -entre comillas- "guena naty", tras eso, quedo como "un acto normal" en la juventud ese tipo de actos...en 10 años mas esos mismos jovenes tendran una serie crisis sicologica por los actos cometidos.

Violante Cabral dijo...

Es que creo que todos los que rechazamos la politica inepta y payasa de este gobierno, nos ha divertido ese vasito de agua tan bien dado, pero no podemos ignorar que aunque inocente es una manifestación de violencia y de mala educación. Tu traes a colación a "wena Naty" y la comparación es valida. si vamos a conseguir algo del gobierno tiene que ser de manera serena y con dialogo. Utilizar la violencia , bueno entonces que no se llenen la boca después quejandose de gobiernos que ejercieron o ejerzen la violencia

Patricio Sesnich dijo...

se tiende a pensar que esos chicos, esos adolescentes, vienen de padres que estuvieron "reprimidos" en epoca del gobierno militar...lo cual seria un error pensarlo, no se, pero si los papas de esa niñita que lanzo el jarro de agua, la felicitaron, es porque mas que padres son amigos...mala mezcla.

Violante Cabral dijo...

Esa excusa de la "represión" ya esta rancia. La actitud anarquica, descortes y falta de respeto de la juventud es un fenomeno mundial (al menos en paises del primer mundo y los que nos creemos industrializados). Aparte de que no se entiende como alguien puede considerar andar lanzandole agua a la MInistra como ejemplo de expresion libre e independiente. En ese caso, todos deberiamos andar a escupos con la gente como los guanacos.