miércoles, 3 de noviembre de 2010

¡Adoremos a Aqua Buddah!: los grandes ganadores del Gran Martes



La campaña de Rand Paul en Kentucky fue, por decir poco, bastante pintoresca. Una vieja loca trató de agredirlo y terminó pisoteada en YouTube como ejemplo de brutalidades del Tea Party. Peor aun, algún demente hizo correr el rumor que en la universidad, en otro siglo y otra galaxia ¡el candidato adoraba un ídolo llamado Acqua Buddah! Pues el ídolo le trajo suerte al oftalmólogo republicano que, a pesar de tanta calumnia, fue uno de los grandes ganadores de los comicios de ayer en los Estados Unidos.


No fue el tsunami que muchos predecían. Los Republicanos ganaron la Cámara de Representantes, pero perdieron el Senado. Nancy Pelosi hace las maletas, pero el odiado (por los republicanos) Harry Reid sigue firme en Nevada. Aunque rumores de fraude vienen de ese estado, desde que las pantallas electrónicas no permitían votar más que por Ried, hasta que en un casino, el dueño amenazó con despedir a sus empleados si estos no votaban por el ya mencionado candidato.

Los Republicanos dieron sus sorpresas como que ganaran sus candidatos en Arkansas y en Wisconsin, pero perdieron California. Jerry Brown ha vuelto a ser gobernador. No se le puede felicitar ya que el “Terminator" Schwarzenegger” deja un estado en la bancarrota.

Como se sospechaba, Christine O’Donnell perdió en Delaware, pero no por culpa de los Demócratas o del voto independiente. Quienes más votaron por el marxista Coons fueron los Republicanos que nunca apoyaron a la candidata del Tea Party. De hecho, fueron vocalmente agresivos contra la brujita. Eso es algo que el Tea Party va a tener que sopesar. ¿Quiénes son sus verdaderos enemigos? ¿Representan ellos realmente a la Derecha oficial, o sea al Partido del Elefante?

El peso de políticos latinos también se ha hecho sentir. La Republicana Susana Martínez ganó en Nuevo México, convirtiéndose en la primera latina en ser gobernadora. El republicano Brian Sandoval se sentará en la silla de gobernación en Nevada, tras haber derrotado al hijo de Harry  Ried, pero el gran triunfador de la noche fue Marco Rubio, en la Florida.

A pesar de que se enfrentaba a dos candidatos (el ex gobernador Crist quien prefirió postularse como Independiente y el Demócrata Meek) Rubio arrasó con casi el 50% del electorado en una campaña muy curiosa. Al parecer Crist, un ex republicano, habría mostrado cierto “acercamiento” a la corte Obamiana. Consiente de que su candidato Meek era débil y no podría ganarle a Rubio, Obama, en una de esas faramallas oblicuas que hacen a la política una empresa despreciable, mandó a su enviado especial Bill Clinton a “convencer” a Meek de retirarse de la contienda, puesto que Crist les sería más útil si ganaba.


Meek (cuyo apellido en ingles significa “sumiso”) no se sometió a las órdenes de Palacio y perdió con dignidad. El chueco Crist quedó como chaleco de mono, y Rubio ganó por mayoría. El triunfo de Rubio tiene varias ramificaciones que afectan a la comunidad y no solo a la latina. Hay muchos que lo ven como una fuerza mayor en la política futura de USA. ¡Hay Anglos como Sean Hannity que le ven cara de presidente! No recuerdo que desde Henry Cisneros hayamos tenido un político latino con tanto peso y arrastre.

El discurso del candidato Republicano (y que también recibió el apoyo del Tea Party) fue el mejor dela noche. Habló de sus raíces cubanas con orgullo. Mencionó el hecho de que provenía de una comunidad de exiliados que había perdido país y sueño, pero que les habían legado a sus hijos la posibilidad de resurgir en otro país. Pero también Rubio, demostrando gran perspicacia, dijo que los triunfos republicanos de esa jornada no debían considerarse como un triunfo del partido. “Esto no significa un abrazo a los republicanos” fueron sus palabras.


Efectivamente, la derrota demócrata no es producto de un viraje del electorado hacia la Derecha, sino más bien un rechazo a Obama y sus políticas. El presidente fue el gran perdedor en estas elecciones. Los demócratas retuvieron nada más que la Costa Oeste y algunos estados de Norte Atlántico (New York, Connecticut, Delaware, etc.). Quienes perdieron ruidosamente fueron los protegidos del mandatario.

El regalón de Obama, Tom Perriello perdió en Virginia. Lo que demuestra que al apoyo del Hibrido merece un “¡no me ayude compadre!” y que ser tan partisano de las políticas obamianas, como lo es Perriello, tiene un alto precio

En cambio a Joe Manchin, el gobernador de West Virginia, al que todos le veían cara de perdedor, ahora lo espera su escaño en el Senado. ¿Por qué? Porque es un demócrata moderado, que repudio el programa de salud del Presidente, que se opone al matrimonio gay y al aborto, y que al final es un Dino (Democrat in Name Only). En su bonito discurso, Manchin aseguró que iría a Washington a luchar por el bienestar de los virginianos, pero que estaba más que dispuesto a trabajar tanto con republicanos como con demócratas. Con eso los republicanos respiran tranquilos y, al menos en su imaginación, se adjudican el triunfo de otro republicano a pesar de no pertenecer Manchin al partido.

Ahora no es ocasión de celebrar, pero si de elevar preguntas. ¿Afectarán estos resultados la crisis? ¿Cambiara Obama su actitud radical? Es un momento para que los Republicanos reflexionen en como aprovechar su triunfo que, tal como dijera Marco Rubio, es cosa solo del presente. y como conseguir la confianza del pueblo. Otros que debe reflexionar y mucho son los del Tea Party. Tienen que empezar a ver donde están sus falencias y en que lado del espectro político deben situarse.

10 comentarios:

revistajupiter dijo...

Creo que los RINOs se sienten amenazados por el Tea Party.

En FL, DE y Alaska no apoyaron 100% a los candidatos y abrieron la puerta para que otros RINOs corrieran como "independientes".

El GOP no gastó un sólo dólar en la campaña de O'Donnel, en la sede del partido en DE todavía tienen colgados los lienzos del candidato que perdió en las primarias con ella.

Esta es la primera elección grande del Tea Party y les fue bien. El 2012 les irá mejor, aunque temo que Obama será reelecto porque el nuevo congreso aterrizará su experimento para transformar a EEUU en un país del 3er mundo, y los medios le darán el crédito a él: 1996 otra vez

Violante Cabral dijo...

Aunque parezca increíble, yo vine a confiar en los Reps. En el 2006. Cuando vivía en USA para mi eran Drácula y ahora recuerdo por que, tienen unos métodos...y cuando pisan a alguien se cacha porque es el Partido del Elefante.

Los Republicanos en la era de Clinton comenzaron a abrirse a minorías. Por un lado fue excelente para los latinos y otros étnicos que no comulgan con lo que los Demócratas representan. Pero por otro, se abrió la puerta a oportunistas que solo velan por sus intereses y los de las grandes empresas. Y ya pasó el tiempo del partido de los ricos y el de los pobres. Ahora tienen que estar unidos por ideologías y códigos valóricos y eso es lo que les está recordando el Ta Party.

Entonces como dices hay una estampida de Rinos y de camisas viejas del partido que todavía creen que manejan sindicatos y la CIA, todos para aplastar a los “teapartianos”.

Se ha hablado mucho de esos Rinos traidores, Mike Castle (Del), Crist de FLA y La Murkowski de Alaska que anteponen sus intereses personales a los del partido y la nación. En Alaska se ha hecho una campaña chanchaaa contra Miller. A Crist le fue como en feria y se lo merecía y lo de Delaware, debo confesar que la Brujita me encanta, pero no es para política.

Al TP le fue bien, ganó Rubio, ganaron De Lint en las Carolinas y Mike Lee en Utah. Lo de Nevada y Delaware es porque eran malas candidatas. Lo de Miller, me va a dar mucha lata si pierde, porque creo que era el mejor candidato de Alaska. Las gobernadoras Niky Haley de Carolina del Sur, y Susana M de NM, no son del Tea Party, pero son protegidas de Sarah Palin.

No, Francisco, que te coman la lengua los ratones. Obama no será reelecto, como no lo será la Gorda.

María Angélica dijo...

De lo que se desprende, mi querida amiga, Obama debe estar con... "colitis"... xD

Violante Cabral dijo...

Yo lo vi en su discurso a la hora de almuerzo. Compungido, apagado, pero sigue insistiendo en que ha hecho mucho por el país solo que el pueblo no lo ve

María Angélica dijo...

Exactamente!!!!!.... no hay peor ciego que el que no quiere ver, pobre Obama, no se da cuenta que está perdiendo el rumbo....

Violante Cabral dijo...

Te cuento que la prensa gringa está tan llorona como él, ya dicen que es racismo, otros acusan a FoxNews, son pésimos perdedores

EnEstadoDeGuerra dijo...

Yo ya he comentado muchas veces que, en mi vergonzante país, la política norteamericana se ve de una forma muy simplista: los demócratas son muy de derechas, y los republicanos están más allá de la derecha de Franco, Mussolini y desayunan bebés.

Algunos, obviamente, sabemos que no es así (aunque en ocasiones uno duda..) pero no obstante hay conceptos que no acabamos de asimilar los que, desde aquí, nos sabemos "de derechas".

Por ejemplo, una de las grandes políticas sagradas para el PP es el mantenimiento y mejora de la sanidad pública, considerada la mejor y más amplia de Europa y, probablemente, del mundo. Esperanza Aguirre, representante del ala más conservadora del PP, ha construido 7 hospitales en Madrid en la última legislatura, y promete más. En estos días, ha sido el PP el partido que más se ha opuesto a la congelación de las pensiones y al aumento de la edad de jubilación.

Es algo terriblemente llamativo, y ciertamente incompresible, la frontal y durísima oposición de los conservadores estadounidenses (o useños, como diría el maestro Pío Moa) a establecer una sanidad pública. Todos queremos menos "estado", cierto, pero el poco que ha de existir es, precisamente, para éstas tareas. También es una situación llamativamente triste los turistas "useños" que vienen a España en verano, con patologías cardiacas, que se provocan anginas de pecho realizando esfuerzos como correr desaforadamente por los parques, debido a que, si se desploman en la calle, serán tratados gratuitamente por la sanidad, incluyendo, si es necesario, cirugía mayor cardíaca. Y sin coste, claro. Que ciudadanos de un país presuntamente moderno se vean obligados a realizar semejantes peripecias es, como mínimo, patético.

Obama me cae mal, desde siempre. Pero se me hace complicado defender en mi país a los republicanos, cuando el único punto de acuerdo en España entre derechas e izquierdas es el mantenimiento del gasto sanitario.

Violante Cabral dijo...

Nosotros tenemos un eficiente sistema de salud (creado por un señor con uniforme militar, pero no se lo cuentes a nadie), pero te podría contar historias de horror de su funcionamiento.
Burocracias, larguísimas listas de espera y finalmente médicos menos confiables que un mono con navaja. Tanto es así, que muchos aprovecharon en su momento la oferta del Chavo de ir a Venezuela a atenderse.
No conozco la opinión de cada opositor de la reforma de Obama (no solo los republicanos se oponen), pero muchos no se oponen a una reforma sino a este plan en particular que ya viene con falencias y que provocará un papeleo tal que el paciente se morirá llenándolo.

EnEstadoDeGuerra dijo...

Pues aquí, me temo que es al revés; para asistencia de emergencia en un hospital, no hace falta papel alguno. Para asistencia común, simplemente se pide una dirección, sin mas. ¿resultado? Cualquier inmigrante ilegal y sin papeles puede solicitar y recibir un trasplante múltiple. Además, jubilados, inmigrantes y personas sin recursos reciben todas las medicinas gratis. Respecto a la calidad, es la mayor imaginable: los doctores de las clínicas privadas son los mismos que las publicas: en estas trabajan por las mañanas y en aquellas por las tardes. En general, la sanidad privada suele ser usada únicamente por embarazadas que quieren suites privadas. No obstante, ante cualquier problema, el enfermo acaba en un hospital publico, que tienen siempre mas medios, médicos y tecnología punta. No en vano España es el país que mas trasplantes de órganos realiza en el mundo. La percepción que aquí se tiene es que los americanos no quieren pagar los impuestos que cuesta el sistema.

Eso si, algunos abusos y derroches están poniendo aquí en aprietos el sistema... Como siempre, por culpa de los rojiprogres: la salud dental no esta cubierta por el sistema de salud... Pero un transexual puede conseguir una operación de cambio de sexo gratuita. Vivan las izquierdas. Malditos sean todos ellos :)

Violante Cabral dijo...

Creo que te conté que aqui tampoco ningun seguro cubre la salud mental. Hace dos años me gasté $1,000 en arreglarme los dientes.
Es simplista pensar que son solo los impuestos. No niego que haya quienes se opongan al plan de Obama por esa razon. Pero la gran mayoria se opone prque no lo entinede, porque la información es difusa y vaga y muy poco confiable.

¿Entonces quién quiere desde ya pagar impuestos por un sistema qe parece defectuoso y solo se implementará el 2014?

Un abrazo a ti y a tu familia