martes, 9 de noviembre de 2010

Las nuevas aventuras del viejo antisemitismo: lo que no se arregla en Alicante



Sin pena ni gloria pasó el encuentro entre periodistas palestinos e israelíes en Alicante. Organizado por Casa Sefarad, el tema era el tratamiento informativo de Oriente medio y como influencia éste a la prensa española Uno de los puntos de debate fue el aparente antisemitismo de esta última. Las conclusiones, como siempre, son tan baladíes que uno se pregunta para qué se gasta plata en estos eventos artificiales

Ya me parece poco respetable un evento donde se aplaude a Wikileaks, pero bueno. Los tres moderadores, eran periodistas de origen judío: Marco Schwartz, de Público, Elías Levy, de EFE y Sal Emergui, corresponsal en Israel de varios medios españoles. Uno de los motivos para este encuentro fueron los estudios recientes que arrojan como resultado un auge de antipatía contra Israel y los judíos por parte de la prensa española.

Los resultados del encuentro no pueden ser menos sorprendentes. La Internet sirve para tender puentes. Eso lo dirían los palestinos quienes han sabido manipular la Red para su propaganda de victimización de su pueblo y demonización de Israel. Se comparó al antisemitismo a la islamofobia. Que simpleza. La islamofobia es un fenómeno bastante reciente, el antisemitismo existe desde el Imperio Romano.


Otro consenso de los periodistas fue que las caricaturas no debían ser consideradas como muestras de prejuicios. Estoy de acuerdo. A mi me divierten las caricaturas, aunque sean de mi gente, y hasta soporto ciertos chistes e incluso algunas bromas que no sean políticamente correctas como cuando el Ministro me pregunta si no conozco “palabras secretas” para enriquecerme. Si hasta en Italia, el país menos antisemita de la tierra, se dice del tacaño “ma che rabino!”

No, es otro el antisemitismo que me descompone. Es la seguridad de gente, básicamente decente, de que los judíos son perversos, porque no reconocieron en Jesús al Mesías, porque son de raza impura, porque son hambreadores del pueblo, apátridas, etc. Los Nazis más idealistas, más deseosos de luchar por la justicia y la verdad como Superman, veían a los judíos como garrapatas a las que había que extirpar de la pura piel aria.

El antisemitismo más violento lo vi en un documental en el que mostraba un kindergarten saudí lleno de muñequitas preciosas a las que las profesoras les enseñaban como los judíos eran hijos de cerdos y monos. Las niñitas asustadas hacían pucheros. Claro, les hablaban de monstruos que querían comérselas. Y esta judía solo quería comérselas a besos.

El antisemitismo y sus causas varían de país en país, de cultura en cultura. Curiosamente, los mayores antisemitas son gente que jamás ha tratado realmente a un judío. En Europa el antisemitismo goza de buena salud en el siglo XXI  y, me temo, que un factor para ese buen estado es la proliferación de colectivos árabes o islámicos y su influencia sobre medios y poblaciones. De lo mismo que provoca la Islamofobia, surge el nuevo sentimiento anti-judío.

El caso de España es diferente. Es mi impresión que desde el siglo XV, que la imaginación popular española les asignó a los judíos el rol de villanos. Ese papel lo siguen representando hoy en día aunque hayan cambiado las razones para mantenerlo.

Recientemente, leí un par libros bastante interesantes, pero bastante deprimentes. The Spanish Right and the Jews, 1898-1945 (La Derecha española y los judíos) de Isabelle Rohr, y Los judíos y la Segunda Republica, 1931-1939 de Isidro González.



De ambos colijo que ninguna de las dos fuerzas políticas de la España moderna eran realmente filosemitas, y jamás aprobaron un retorno real de los judíos a la Península. El judío siempre fue el “Otro”. Para la Derecha era masón y comunista; para la Izquierda era el cerdo capitalista que vendría a arruinar el país con sus negocios chuecos. Hoy los gobiernos progresistas españoles viven tratando de acercarse al mundo árabe, lo que los obliga a usar otra etiqueta para detestar al pueblo judío: el “anti sionismo” “.

Es muy fácil para la izquierda o para la derecha pro-palestina (que también la hay) decir que los israelíes han inventado la muletilla del “antisemitismo” para adjudicarla a cualquier critica de su política. Eso es un absurdo. Israel, como toda democracia, cambia de gobierno a cada rato. La mitad de la población israelí siempre está en contra del gobierno de turno. Inclusive, y lo he comentado aquí, hay grupos judíos dentro de Israel que se oponen a la ocupación de los territorios que reclaman los palestinos o al bloqueo de la Franja. Al final, algunos son mas filo palestinos que muchos países árabes.

Por eso no llego a entender por qué los diarios españoles viven pendientes de cada absurdo que pasa en Israel. Incluso ABC, que es el más digerible, trae noticias tan inocuas que ni en Israel les prestan atención. Pero curiosamente nunca son noticias positivas para el estado hebreo. Ya solo falta que cuenten que un perro de Netanyahu mordió a alguien. En cuanto a que estas noticias sean justas y equilibradas...Hace unas semanas, un israelí con su familia viajaba por la Franja de Gaza. Un grupo de chicos palestinos comenzó a apedrearle el auto. Intentando huir del ataque, el conductor atropelló a uno de sus atacantes que había saltado sobre su chasis. ¿Cómo describe ABC esa noticia? “Un judío atropella a un niño palestino" Hasta los lectores protestaron. No se puede ser tan tendencioso sin que haya alguna razón, para mi desconocida, detrás.

Otra etiqueta que sacan a relucir es el Lobby judío que últimamente está más callado y con menos poder que el Lobby Gay. Leía en algunos comentarios sobre este encuentro que la Casa Sefarad servía “intereses judíos”, pues yo diría que los sirve mal. Casa Sefarad es una entidad del gobierno español y si tuvo este modesto encuentro de dos días, fue como un acto obligatorio provocado por los estudios que señalaban esa predilección de la prensa española por dedicarle espacio a todo lo israelí, pero enfocándolo de la peor manera posible.

Si quieren mi opinión, Casa Sefarad no debió molestarse. El antisemitismo y sus promotores tienen raíces más complejas y sombrías que las que puedan desenterrarse en un encuentro insubstancial. Y término reiterado mi agradecimiento a los muchos, muchísimos blogs españoles pro-Israel que he encontrado y apreciado en estos últimos meses y que son los mayores culpables de mi constante blogueo. Tal vez sean ellos quienes lleguen a las raíces y finalmente las arranquen.

11 comentarios:

revistajupiter dijo...

El antisemitismo de los medios occidentales no es tan viejo. Surge de las guerras del Yom Kippur y la de los 7 días.

Los periodistas están programados para distinguir a la sociedad entre opresores y oprimidos, y antes de esas guerras, Israel era considerado aún un oprimido, pero luego fue percibido como un país fuerte, es decir, opresor.

A los periodistas no les interesa la verdad. Si los marcianos atacan la tierra y los terrícolas se defienden y los vencen, los periodistas estarían denunciando violaciones a los DDHH de los marcianos.

Violante Cabral dijo...

Como trabajo en el rubro,y sécomo es la chuchoca, tengo que darte la razón.
Los medios occidentales han tenido sus epocas de antisemitismo (l'affaire Dreyfuss, la prensa de los 30's a veces era mas antisemita aun en USA que la Nazi), pero cada vez es por un motivo diferente.
¿que hacemos, le declaramos la guerra a la prensa?

Luis H Arroyo dijo...

jupiter tiene razón: no hay motivo concreto para el antisionismo actual salvo el antisionismo. Somos por áabes porque sí, o porque son considerados los perdedores y los pobres.
Es un ambiente que he respirado aquí siempre. los judíos son los malos, luego los otros son los buenos.

Ruy dijo...

¡No saques la lengua¡ Eso hacían los judios con JESÚS.Reprimenda habitual de mi abuela.Prevención primitiva apoyada por mil estampas e imágenes.
Evidentemente no son estos judios los que ahora importan pero el primitivo perfume se sigue oliendo..

¿No será todo más sencillo? No será todo puritita envidia?
¿Como tan pocos pueden soliviantar a tantos?

A los árabes circundantes se les debería caer la cara de verguenza.
Las inmensas riquezas acumuladas
con el petróleo no han servido para
adiestrar e instruir a su población
mas que para el vandalismo terrorista.
Palestina hoy, sin los judios, seguiría siendo un desierto de miseria.

Despues de tantos siglos el mundo todavía no ha encontrado un nuevo chivo expiatorio a quien culpar de todas sus deficiencias.

Violante Cabral dijo...

Es cierto, España ha sido siempre pro-arabe. No se porqe expulsó a los moros.

Violante Cabral dijo...

Para Ruy,
Es lo que digo es una cultura donde el Hombre del Saco, el Coco son los judíos, no los moros. Y cuando uno piensa que España se la pasó siglos guerreando contra el Islam, que en los últimos doscientos años tuvo dos guerras con Marruecos, y no nos olvidemos de la Guerra de las Alpujarras, no se entiende. Es como si los franceses de pronto le rindieran pleitesia y adoraran a los alemanes.

Violante Cabral dijo...

Al respecto de lo que decía Ruy me doy cuenta de la puerilidad casi infantil de los prejuicios. No creo que los judíos le sacaran la lengua a Jesús, puesto que el gesto de sacar la lengua en señal de burla es moderno. Segundo, que es extraordinario como el mundo occidental se las arregló para por casi 20 siglos para olvidarse que Jesús era judío, judía su madre, sus apóstoles y que el vivió siempre como judío, y rezó como judío. De hecho, tuve una jefa que era cristiana fundamentalista que me insistía en que le enseñara como practicar el judaísmo porque así ella realmente imitaba a Cristo. Luego, la acusación de deicidio es otra tarugada. Convierte a los judíos en el pueblo más poderoso de la tierra, los capaces de matar a D-s. Por eso es que la iglesia moderna, coherentemente, desechó esa acusación

Pedrulo Maturulo dijo...

Una voz desde España.
Deciros que el antisemitismo del que nos hacéis participes a todos los españoles no es tal, solamente la izquierda mas taruga hace bandera de la causa palestina, yo que no tengo nada que ver con los judios les he defendido en innumerables ocasiones por su excepcional estatus como nación sitiada.
Si que os podéis encontrar cabeza cuadradas que todavía sueñan con ideas nazis y barbaridades por el estilo, pero la mayoría de derechas apoya a Israel, aunque los medios digan lo contrario con sus informaciones.
Hoy sin ir mas lejos escuche a una periodista comparar a los saharauis con los palestinos, y se quedo como si nada.
En fin, os animo a visitar mas blogs españoles (si queréis podéis ver entradas antiguas a propósito) para que veáis que no es tan malo, como lo pintan.
Saludos, excelente blog.

Violante Cabral dijo...

Bievenido. Gracias por el elogio. Ya había visitado tu blog y es uno de los que incluyo en mi agradecimiento en el último párrafo de esta entrada. ¿Pero es cierto que toda la derecha española apoya a Israel? Supongo que el PP si. Y Don Jose María Aznar es uno de nuestros grandes aliados. Pero he oido de un partido gallego que es negacionista y lo que queda de la Falange...no sé

Claudia dijo...

Hola Violante.
Leí un post muy bueno hace unos meses en este blog que ahora no encuentro.

En él el autor hablaba de cómo había evolucionado el antisemitismo en España, pasando de ser algo fundamentalmente católico a ser algo fundamentalmente de izquierdas.

Los grupos de ultraderecha ahora están más contra los "moros" porque saben que su "nicho de mercado" no es fundamentalmente judeófobo o no lo es principalmente. Pero eso no quiere decir que no lo sean. Lo que ocurre es que estos partidos no suelen tener una representación importante, como el PSOE, Izquierda Unida u otros partidos de izquierda, de modo que su influencia social es mucho más reducida.

Conclusión: como decía el autor del blog, la principal fuente de judeofobia (lo prefiero denominar así antes que anti-semitismo) es la izquierda que ha hecho bandera del Islam, en general, y de los palestinos en particular, por una mera cuestión de votos. Consideran que los musulmanes van a pedir que les voten a ellos (como así ha sido) y, como potencialmente hay más musulmanes que judíos, eso les viene bien.

Luego está la cuestión petrolera: el que España importa más de 130.000 barriles de petróleo diarios de Irán, es bastante revelador.

Ya por último, me sorprende que siempre se insista en que judíos que viven fuera de Israel deben condenar sus actuaciones, mientras que nadie exige a los palestinos que viven en el exterior que condenen a Hamas, a Al-Fatah o a la OLP.

Violante Cabral dijo...

Tampoco puedo encontrar el blog que mencionas.
Lo qe dices de los palestinos allende fronteras, es la gran causa de frustracion de la Derecha norteamericana. El que la comunidad arabe-estadounidenses grita y chilla que ellos son más gringos que George Washington, pero (con pocas excepciones) se niegan a condenar atentados, la jihad e incluso el anti-cristianismo que tu tan bien ilustras día a día en tu blog y que se ha vuelto endémico de los paises árabes.