miércoles, 24 de noviembre de 2010

Artistas metidos a opinólogos: También tienen que meter su cuchara


Miguel Bose llegó a Chile, y lo primero que hizo fue criticar al gobierno, acusándolo de haber convertido la tragedia de los mineros en un “reality show”. Como dicen los cubanos, “si no canta el gallo, no sale el sol”. Pero Bosé es solo parte de un conglomerado farandulero que se siente capaz de emitir juicios y prejuicios sobre política. En España los actores son los grandes bufones del Retablo de Maese Zapatero; en Hollywood lograron que Obama llegara a la Casa Blanca, y en Chile hasta los hacen ministros.

No tengo nada en contra de  los actores que se meten en política. Me parece que es una opción legitima de la democracia, y me parece excelente que actores que admiro como Paulina Urrutia y Luciano Cruz Coke se hayan turnado en el Ministerio de Cultura El político más completo, más carismático (y más atractivo) que vi en mi vida, comenzó como actor. Pero  hay una gran diferencia entre Ronald Reagan y un Bose que se  pone a criticar al gobierno de un país que lo está recibiendo como artista, no como agitador social.


Bose vino a Chile a cantar, que es su única gracia, pero en conferencia de prensa en Santiago se puso a hacer declaraciones muy desatinadas. Se quejó del modo en que el gobierno había manejado el rescate. Curioso, porque es el primero en quejarse. Los mineros no se han quejado.

El cantante dijo que el gobierno (y ahí metió a gente estupenda como Golborne) era el “culpable” de convertir toda la tragedia en un “reality”. La palabra “culpable” me parece inconveniente. Se habla de culpables cuando ha quedado la escoba. Aquí, gracias a D-s (y a un gobierno dinámico) no hubo desdichas que lamentar. ¿Entonces de dónde le viene el prurito moral a este fantoche amoral?

Si el asunto de la Mina San José fue un circo, lo que no niego, no es por culpa de la Nueva Derecha, sino de una sociedad mediática, invasiva y exhibicionista que nació del oportunismo farandulero de muchos narcisistas estrepitosos como el tal Miguel Bose.  Además, qué sentido de oportunidad, porque yo nuca antes lo he oído despotricar en contra de los “realities”, ni de la fea costumbre de volver lo privado en espectáculo publico.  Pero es que parece que Bose venia con agenda escondida porque el mamerto mostró la hilacha al decir que él había sido un gran simpatizante de los gobiernos de Lagos y Bachelet. ¡Problema tuyo, viejo!

Dijo que había venido a dar un gran espectáculo. Con entradas  que cuestan hasta cien lucas, mejor que lo de. Pero hasta ahora el mayor espectáculo ha sido el de su ignorancia. Comparó a Piñera con Berlusconi. Si, ambos son empresarios. Pero sin defender a Il Cavalieri, hasta ahora no hemos oído que Italia esté en riesgo económico. Y ninguno de los países que están al borde de la bancarrota (entre los que se incluye la España de Bose) han seguido un modelo berlusconiano de gobierno. Por lo que no se entiende su crítica.

Me dio la impresión de que el buen Bose, en un arranque ególatra, quería imitar a Sting y sus declaraciones desde el Hotel O’Higgins en contra del Gobierno Militar. Pobrecito, se equivocó de época. Si quiere hacer algo heroico y aparatoso,  que vaya a Teherán  a quejarse del  Ayatola Ahmadinejad que trata tan bien a los bisexuales como Bose.

El colmo de la vanidad de este individuo, que ni siquiera es tan gran cantante, fue cuando dijo lo siguiente: "Nada más poner un pie en este país escuché de todo sobre él. Pero de todo y con una velocidad que jamás en la vida había escuchado. Dije 'qué pasa, recién lo habéis elegido y ya lo queréis echar'", dijo.
 Da la impresión que el pueblo chileno se ha aglomerado a la llegada de este figurón para contarle suis cuitas. Que yo sepa no es el Papa, ni un Gurú, ni una lumbrera intelectual para que vayan a copucharle los males de Chile.

Pero el caso de Bose no es único, hace unos años estando en vida el Tata, en un concierto de U2 en Santiago. Bono se puso a gritar en pésimo castellano: “¡Señor Pinochet, pida perdón!” Primero que es “General Pinochet “(y te queda la boca donde mismo, jetón) y segundo ¿quién se cree que es para exigir que otros pidan perdón? ¿Por qué no pide  perdón por cobrar una millonada por ir a sus conciertos? ¿Y hoy dónde está Bono que no exige que el desfallecido gobierno de su país pida perdón por poner a Irlanda (y a Europa por efecto domino) al borde de la quiebra?


El Hollywood que una vez diera políticos de la talla de Ronald Reagan y Clint Eastwood, ahora está poblado de radicales chics que usan sus cuantiosas fortunas para promover todo tipo de campañas izquierdistas. Curiosamente, no apoyaron a Hilary, pero Obama financió su camino a Washington con plata de entidades como Brangelina;  de entes como Sean Penn, al que se le ocurrió ir a darle la mano a Saddam en vísperas de la invasión de Irak;  y de innombrables como Oliver Stone, al que se le ocurrió la gran idea de ponelre una corbata al Mandril del Orinoco y  llevarlo a Europa para  exhibirlo en el Festival de Venecia..


Yo creo que todo artista, como ciudadano, tiene derecho a expresar su opinión o de abrazar y representar causas, pero es de mal gusto  que se pongan a discutir sobre lo que no saben, Parecen loros amaestrados, o peor, suenan como que les pagaran para ser portavoz de ideas ajenas. John Le Carre lo expresó finamente en su novela The Little Drummer Girl (una velada alusión a Vanessa Redgrave, otra actriz que al meterse en política internacional  metió las patas hasta el hígado).


Voy a ser muy dura, el artista que pasa a servir al pueblo en un cargo público me parece encomiable;  el artista que se pone a hablar de lo que no entiende, me parece un payaso. La gran mayoría (con muy pocas excepciones) de los habitantes de la farándula no son más que prostitutos, están ahí para servirnos a cambio de un precio. No tenemos que escucharlos darnos lecciones de moral o de gobierno. No les pagamos para eso. Como dice el dicho  “zapatero a tus zapatos”. El que Zapatero, no esté machacando suelas, propósito para el que lo hizo D-s, no significa que otros se tengan que meter a dar cátedra sobre política cuando carecen de inteligencia, experiencia y estatura moral para ello.

16 comentarios:

Luis H Arroyo dijo...

Yo creo quee todo el mundo tiene derecho a expresar una opinión y la contraria, si no es un esbirro que está hablando por boca de ganso. Bosé es un estúpido hijo de un torero (que no le gustaba su hijo amariconado) y una señora igual de inutil y pretenciosa que él.
Bosé, tan progre él, hizo una gran protesta porque Esperanza Aguirre (PP) ha hecho un tranvía circular, por las afueras de Madrid. resulta que le molestaba el ruido que el tranvía hacía al pasar cabe su casa billonaria de miles de metros de superficie... que sepamos no pasaba por dentro del jardín.
Es decir, es un señorito de la peor especie, un señorito que no sabe la suerte que tiene, pues su vacío interior le sofoca. Pero quiere dar lecciones, enjuiciar, como todo el mundo. Se parece a esas señoras de la compra a las que preguntan por la guerra coreana, y contestan tan ufanas cualquier banalidad. Salvo que a esas señoras les prestan un micro por unos segundos, y a él le pagan por que lo sostenga, y mucho.
Como es un inculto funcional, no sabe lo que es "culpable", ni valora que se salven vidas humanas si no lo hacen "los suyos". Por él, entre "montar un circo" y salvar vidas, o dejar que se mueran y poder culpar al capitalismo rapaz, mejor lo segundo.
Por mí quede quede en Chile.

Eos dijo...

Que razón tienes ;-)
Me gusta tu blog

Violante Cabral dijo...

noo, que se vaya, ya tenemos bastantes incultos funcionales aqui. El problema con Bose es que toda su vida ha sido un experimento, no se ha dedicado a nada en serio y ha llegado a una edad en que si se mira se debe sentir fracasado. Podría meterse en politica, pero teme que nadie vote por él, por eso se limita a hablar, porque mientras le pasen el microfono se sntirá importante

Violante Cabral dijo...

Eos, bienvenida. ¿tu eres de Boreal, verdad? Yo iba a tu blog, pero estuviste un tiempo sin postear. Que bueno que lo hayas retomado.

Javier Bazán dijo...

Bosé cuando salió electa Bachelet junto la cantante Ana Belén dijeron en el país, que la derecha le importaba la plata y no los grandes ideales, o algo así.

Stone hasta admira a Fidel Castro.

Violante Cabral dijo...

¿Y a Bosé le importan mucho los grandes ideales? ¿cuáles son sus grandes ideales?

Vicente Olazaran dijo...

Usando una palabra que puso en boga una campaña que estamos obligados a escuchar todos:
Maricón es el que critica el rescate minero desde su prominente estómago.

Violante Cabral dijo...

O desde su esbeltez progre también

Ruy dijo...

Bien merecida diatriba contra el señorito Bosé y cuantos se le parecen (un montón). Presumen de criterios independientes y no son más servidores serviles de espúrios intereses.
Contigo cada vez más.

Violante Cabral dijo...

Querido Ruy,
Tambiém somos culpables los que convertimos a estos mamarrachos en modelos dignos de imitar y ser escuchados.

Javier Bazán dijo...

No sé cuáles son esos ideales. Pero, en el fondo se trata de ellos son los altruístas y generosos y los derecha son lo peor de lo peor.

Violante Cabral dijo...

Si fuera realmente altruista se pegaría un par de conciertos gratis, digo yo.

EnEstadoDeGuerra dijo...

Muy buenas;

Estoy de acuerdo con varias cosas; y en desacuerdo con otras.

Comenzaré con las que no apruebo: Estimada Violante, ha dicho usted que (cito textualmente) "Voy a ser muy dura".
Falso. Ha sido usted el ejemplo de un alma caritativa, bondadosa, dulce y educada. Y diré porqué.

Afirma que todos estos artistuelos son como prostitutas; nos sirven a cambio de un precio.

Bien, pues en este caso, son prostitutas incompetentes: el precio es abusivamente caro, el servicio pésimo, el aspecto horroroso y el olor repugnante. Hasta para ser prostituta hay que tener algún talento.

Respecto a que estos tuercebotas tengan derecho a opinar... yo tengo mis dudas. Los artistas norteamericanos SI tienen ese derecho, porque viven de su trabajo, ejercido en un mercado libre.
La mayoría de estos artistuelos de tercera división, no viven de su trabajo; viven de subvenciones gubernamentales, por lo que su opinión no es libre, sino interesada y, por ende, viciada, falsa, torticera y parcial.

Y el señorito Bosé, si tiene ganas de hablar, que cuente a sus fans como se ganó la cicatriz que tiene en la mejilla y de la que nunca habla... Porque estaría feo reconocer que le dieron un navajazo de adolescente por meter mano a un hombre que, obviamente, no estaba por la labor. Fue su padre, el torero, el que lo ocultó todo. Si yo lo sé, es porque tengo la suerte de ser hijo de periodista ;)

Saludos a todos;

Violante Cabral dijo...

Querido T,
Muchísimas gracias, como siempre, por informarme. ¡Yo no sabía que en España vivían del gobierno! ¡Más encima! Pero el gobierno mantiene a todo el mundo.
Lo que quise decir en realidad, es lo que un profe socialista me enseñó en la Uni. Hablaba de los artistas de la Alemania Nazi, pero es aplicable a este caso también. Textualmente dijo “Un artista que usa su arte para hacer propaganda política se esta prostituyendo”
Yo había oído muchos cuentos de Bose, pero lo del navajazo... ¡Que suerte tienes de saber y yo también de que nos cuentes! Ohh, hoy en día podría haberse amparado bajo la Ley de Violencia de Género.

Maria Dolores Gonçalo dijo...

Senorita Violante,

Cada vez me decepciono mas de los artistas y cantantes. El hecho de que sean populares no significa que sean inteligentes o tengan algo importante que decir. Y eso que siempre he sido fan de (la musica) de Miguel Bose. Aparte, es una movida que puede ser perjudicial para ellos mismos. Que el estar tan endiosados en su propia fama no les permite ver que los fanaticos con distinta ideologia politica se pueden decepcionar de ellos y dejar de consumir sus productos, ya sean peliculas o musica? Es decir, que no solo las estupideces que hablan nos demuestra su falta de preparacion, tambien su falta de sentido comun al poner en riesgo su propia fuente de ingresos.

Otra cosa, nunca he entendido como los famosos, que son quienes mas se benefician del capitalismo, sean "socialistas" (entre comillas porque no viven lo que predican) o apoyen a comunistas.

Violante Cabral dijo...

Tiene que ver con la censura, Señorita María Dolores, con la "libertad de expresión", por eso artista=revolucionario.