sábado, 29 de enero de 2011

¡Hágame un chinito!: el sinófilo discurso de Obama


En la Alemania Nazi se llamaba “hacer un ‘Goebbels’” a esos juegos infantiles de tratar de estirarse la boca con los dedos hasta abrirla a su capacidad máxima. Nadie en el Reich tenia la capacidad de abrir la jeta para vomitar barbaridades como el Ministro de Propaganda. Yo no haba visto un “Goebbels” tan grande como el que presencié el martes pasado al escuchar a Barak Hussein calentarle la oreja al pueblo estadounidense con su discurso del Estado de la Nación.

Pasados unos días desde el discurso de marras, pasada la euforia de demócratas, progres e izquierdistas de USA y del Primer Mundo (y Chile que todavía no sé en que mundo cabe) que se quedaron boquiabiertos con la labia del hibrido, podemos hacer  los que los pocos medios disidentes y otras gentes pensantes notaron: calificar al  discurso como demagógico, poco veraz, y muy poco patriota.

¿Qué dijo en el primer presidente hawaiano de la Unión Americana? Habló de la educación, de lo importante que era crear nuevos programas educacionales, instó a los jóvenes a optar por la docencia, sobre todo en las aéreas de ciencias, matemáticas y tecnología, para llegar a ser como los chinos. Las alabanzas “besaculistas” al Celeste Imperio fueron el “leitmotiv” del discurso. A cada rato, el presidente sacaba a relucir lo importante que era China, como le había ganado a USA, como era necesario imitar a sus habitantes. Ya parecía esos niñitos chicos que cuando uno les dice “¡hágame un chinito!” se estiran los ojitos con los dedos. Obama quería convertir a todas las generaciones futuras de Gringolandia en chinitos.

También habló del déficit fiscal de la nación, aunque no hizo un “mea culpa” sobre los despilfarros de su gobierno. De manera poco especifica, murmuró algo sobre recortar programas y gastos superfluos (no se sabe según que criterio), pero también se pasó la noche hablando de crear nuevos programas para… ¿ya adivinaron? alcanzar el nivel de modernidad de la China.

Su palabrería tecnócrata, me recordaba a Ricardo Lagos. ¿Se acuerdan cuando babeaba que todos los niñitos chilenos tenían que aprender chino porque allá en las costas asiáticas estaba el futuro? Mejor sería que los niñitos chilenos aprendieran a hablar un correcto castellano primero.

Lo cierto es que ese despliegue de oratoria Obamaniana estuvo salpicado de  falacias. Si hasta Sougarret tuvo que corregirlo, porque Obama en su delirio puso a Brandon Fisher, el inventor de la perforadora,  como el único responsable del rescate de los 33. Como dijo el Gerente de Codelco, no se puede obviar toda la contribución chilena al rescate.  El Plan B no fue invención de Fisher y sus martillos y perforadora fueron parte del equipo de herramientas utilizados en el rescate   ¡Oops! el hibrido también se olvidó de mencionar un pequeño detalle, la perforadora no vino gratis y la platita (cien mil dólares) la puso el gobierno chileno y Codelco.

Es que Obama se sentía tan a sus anchas que no le importaba faltar a la verdad, como no le importaba lanzarles flores a dos grandes enemigos de Estados Unidos, Rusia y China. Recordó  como los rusos le habían ganado a USA en la carrera nuclear y como ahora los chinos les ganan en tecnología. Todo eso es cierto, pero sonó de mal gusto. Era como esos padres que siempre alaban, delante de sus hijos, a los compañeritos más lindos, más flacos o con mejores notas.

Además ¿Qué tanto escándalo con la China? Un país que se sienta en el cacareado Calentamiento Global, y en los Derechos Humanos. Donde la población, y esto incluye a la clase media profesional,  vive esclavizada del trabajo, obedece como robots reglas que los privan hasta de la libertad mas básica, el derecho de tener un segundo hijo. Un país donde la mayor parte de la población vive en zonas rurales en una miseria medieval. Donde no importa si se sofocan 300 mineros en una mina, porque hay 3,000 para reemplazarlos. Obama con esa mentalidad de nuevo rico, está impresionado porque China tiene plata para comprar la integridad de su nación y porque está agarrando a Occidente por los pocos testículos que le quedan.

Por otro lado, todos esos programas que van a ayudar a América a volverse China, cuestan plata. Mucho más de la que se reunirá con esos vagos recortes que ofreció el mandatario. Según se ha establecido, los recortes abstractos de Obama lograrían ahorrar unos 400 billones en una década. Lástima que la deuda actual asciende a tres veces esa cantidad.


Me parece también un poco ingenuo, o desligado de la realidad, que hable tanto de la educación en un país en que la recesión económica está obligando (esto ya se ve en zonas rurales) a hacer ajustes en programas escolares, a despedir docentes e incluso a recortar días de estudio. Así rapidito van a llegar al nivel de los chinitos que van a clase los siete días de la semana.

¿Y cómo puede incitar a una nueva generación a meterse en la docencia que es una de las profesiones más peligrosas de Estados Unidos? Aunque sea bien pagado, nadie tiene interés en ira  enseñar mocosos agresivos, dementes  que prefieren fotografiarse desnudos y colgar la foto en Internet antes que prestar atención a un individuo sin autoridad que intenta enseñarles algebra para que sean tan habilosos como los chinitos.

Lo más grotesco del discurso es que, a lo largo de la semana, la prensa progre gringa se ha llenado la boca con alabanzas y comparaciones elogiosas. A Obama lo han comparado con Kennedy, con Clinton y con… ¡Reagan! Incoherente, puesto que El Gipper ha sido el mayor Cuco de los medios libertarios desde incluso antes de su fallecimiento. Lamentablemente Jack, Bill y Ronald Reagan tenían algo que a Obama no le sobra, dignidad, patriotismo y pantalones.


8 comentarios:

Javier Bazán dijo...

El tipo no ha aprendido nada de la historia de USA. Ese país llegó a la cabeza mundial gracias a la creatividad.

La URSS le robó los secretos de la bomba atómica. Y también uso científicos nazis para su programa espacial.

Falta que diga que hay imitar el modelo de gobierno Chino. Buscar un emperador o un Partido Único.

Ruy dijo...

Para echarse a temblar.El virus "progre" ya destroza el software de la clase dirigente.De aquí y de allá.El olvido "prefabricado" del concepto de grandeza, ecuanimidad, autoridad y justicia,confunde el sentir natural de los pueblos en su anhelo de dicha.
Siempre se ha mirado "hacia arriba"
en busca de lo mejor. Ahora de "arriba" nos caen mentiras y tinieblas.
Tengas paz.

Violante Cabral dijo...

La verdad Ruy es que la clase dirigente hace rato que hace discursos insubstanciales en los que repite las mismas tonterías. Pareciera que leyeran el mismo manual. Más me preocupa que ya se están construyendo en USA edificios como en la China donde las personas tenga casa , trabajo, banco, mercado y farmacia en el mismo edificio y asi puedan no quitarle tiempo al trabajo.

Violante Cabral dijo...

Javier,
Obama, como los dirigentes de todo el mundo, manipulan la historia para adecuarlas a sus discursos, partiendo de la base que NADIE sabe historia. Pero fíjate que la gente le cree. Yo leí comentarios en varios diarios chilenos que decían “¿Vieron? No fue Piñera, no fue Golborne. Fueron los gringos los que nos salvaron” ¿De veras son tan aweonaos que creen que la maquina llegó gratis a Chile? El odio a Piñera los ciega.
Obama es socialista, o al menos querría gobernar sin impedimentos de parlamentarios y elecciones inoportunos. El, a pesar de lo que se le caiga del hocico, es en su vida privada muy poco austero y no se priva de nada de lo que quiere que no goce el país.
Efectivamente, la Unión Soviética plantó espías que robaron el material del Proyecto Manhattan, pero los gringos también tenían sus científicos nazis como Werner von Braun.

Ciro Cárdenas dijo...

En mi opinión, la tendencia a pasarlo bien sin cuestionarnos tiene mucho que ver con la fácil aceptación de propuestas que casi siempre son mentiras cargadas de mala intención.

Ahora mismo, asistimos a la maniobra del progresismo instalado en el poder judicial que no entiendo cómo dejamos pasar sin reclamar.

Plantar más de 700 indagatorias de oficio para seguir batiendo la vaina de los "derechos humanos" es algo que simplemente no podría ocurrir si no estuviéramos anestesiados por la propaganda que nos dejamos inocular.

Respecto del rescate he aquí un buen resumen que deja las cosas en su lugar. Para varios gringos sólo fue un negocio del cual les gustaría seguir participando.

[+]

Violante Cabral dijo...

Lo que pasa es , al menos en Chile, la gente lee , ve y escucha lo que quiere leer, oir y escuchar. Si les cae mal Piñera, entonces haga lo que haga, no le van a encontrar merito. Si les cae mal el Gobierno Militar entonces van a aplaudir cualquier medida que se tome para desprestigiarlo. Somos tan tontos que nos creemos el cuento de quesomos un país rico cuando muchos no tienen ni para hacer cantar un ciego.
Gracias por el link

Anónimo dijo...

Tu discurso es tan facha, que si fueras española estarías en la cúpula directiva del PP. Reflexiona un poco más antes de comenzar a decir semejantes barbaridades.

Saludos nada cordiales desde Barcelona.

Violante Cabral dijo...

Me honras con tu anónimo insulto, pero se nota que no has conocido a gente realmente facha