lunes, 3 de enero de 2011

La caída de Occidente: ¿en qué nos parecemos a los romanos ?(Primera parte)


A mi me apasiona la Época de las Tinieblas, tan misteriosa, tan exótica. ¿Pero qué provocó que una Europa vibrante y adelantada se convirtiese en un páramo de retraso?  La respuesta simple es que el Imperio Romano cayó ante el poder de las hordas bárbaras. Más allá de los motivos económicos, ideológicos y sociológicos, lo cierto es que el derrumbe  de la más grande, prospera e influyente civilización de la historia muestra alarmantes paralelos con nuestro Occidente sitiado por dentro y por fuera.

Se suele señalar como fechas del declive dela civilización e imperio romanos a los siglos IV y V. Más o menos desde la conversión de Constantino  hasta que Odoacro, un general bárbaro, medio Huno,  y jefe de la tribu escandinava de los Hérulos, manda pastar a Rómulo Augustulo, el  último emperador a Nápoles y se erige en Rey de Italia, terminando  así con el poderío imperial en Europa (Seguiría existiendo un imperio en Bizancio, pero con una cultura y objetivos distintos).
El Imperio en tiempos de Odoacro


Este periodo está caracterizado por muchos elementos, transformaciones y falencias que son usados para explicar el desastre. Se dice que hay 210 teorías que explican la ruina del Imperio. Las hay casi irrisorias desde  la que culpa a la deforestación  hasta la que considera que los romanos ya se estaban yendo a pique por envenenamiento de plomo, metal que usaban en afeites y para endulzar el vino.

E el siglo XVIII,  Edward Gibbon, en su obra La  caída del imperio romano, determina que  el derrumbe de  una civilización que duró medio milenio se debe a la llegada del Cristianismo. A la progresía atea de hoy le encanta ese argumento. Basta ver cosiacas estrambóticas como el Ágora de Amenábar.


Gibbon también habla de la pérdida del civismo en la elite militar y gubernamental romana. Esa teoría es rebatida en nuestro tiempo en que cualquier razón de índole moral disgusta. Para mi es evidente que un imperio que confunde civilización con molicie y descuida a sus enemigos, fuera y dentro de casa, está abierto para que lo destruyan. Ese es el espejo en el que debemos vernos.

En ”The Age of Faith” (La edad de la fe) ,  cuarto volumen de su Historia de la civilización, Will Durant recita las aportaciones del Emperador Valerio Valente (316-17). Entre ellas están la búsqueda de un sistema medico estatal,  intentos de evitar la devaluación de la moneda, de reducir impuestos, de encoger el crecimiento y la corrupción de  la burocracia. ¿No parece que se estuviera hablando de Estados Unidos y otros países occidentales de hoy? Agreguemos que Valente también  intenta evitar el infanticidio, que para mi es equivalente al aborto, (y el aborto, si le creemos a San Jerónimo,  se practicaba en todas las clases a destajo en Roma) y ya compartimos otro problema con la sociedad romana en su periodo de decadencia.

Se cree que el ocaso imperial fue provocado por las invasiones bárbaras, pero hay que ver de que manera los bárbaros pudieron invadir a un imperio, incluso minándolo desde dentro de su mismo ejercito. ¿Qué aportaron  bárbaros y romanos para convertir a una solida nación que gobernaba desde Inglaterra hasta Judea en un reinecillo de cuarta, sin poder, con ciudades convertidas en aldeas y donde  artesanos urbanos pasaban a ser labriegos desprotegidos?
Imperio Romano en el siglo IV

Es mi tesis que Roma llega su fin a causa de un a población insatisfecha, aquejada económicamente por inflación y tributos excesivos y arbitraros, diezmada por guerras, saqueo, hambruna, epidemia y por una taza de natalidad bajísima en comparación con la de sus enemigos (algo que se ve en Europa, USA  e Israel hoy en día).  No fueron los bárbaros los que abrieron la puerta del corral a los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Fueron los mismos romanos que por descuido u oportunismo metieron al enemigo en casa. Tal vez hoy estemos presenciando un fenómeno parecido.

Por ultimo, antes de comenzar a desglosar individualmente los motivos (y paralelismos con nuestro presente) del fin de Roma, cito  nuevamente a Will Durant: ” Durante todo este declive biológico y económico, proseguía la decadencia política: aristócratas que podían administrar, pero no gobernar: hombres de negocios mas absortos en ganancias personales que en salvar la Península; generales que vencían  con soborno en vez de  las armas; una burocracia onerosa hasta el punto de la ruina e irremediablemente corrupta. El árbol majestuoso se había podrido hasta el tronco y estaba listo para caer”.

Parece un  comentario a nuestra época, a un Occidente que ha permitido que el crecimiento de una burocracia corrupta (y la debilidad es una forma de corrupción)  distancie gobiernos  de las necesidades de la población; donde los grandes empresarios anteponen lucro al patriotismo, donde los ejércitos hacen el loco y donde los políticos son más administradores que estadistas y gobernantes.

18 comentarios:

Ciro Cárdenas dijo...

De todo lo que sabemos respecto de la caída de Roma se extraen diversas interpretaciones y teorías, pero es claro que no cayó frente a un enemigo poderoso que la atacara de frente.

En mi modesta opinión, los Estados Unidos han representado por muchos años la mejor síntesis de la civilización cristiana occidental, que es sin duda la más exitosa de toda la historia.

La libertad, núcleo del mensaje judeo-cristiano que nos pone en relación personal con el Señor, centra la sociedad en la persona de cada individuo reconociendo su dignidad y exigiendo, al mismo tiempo, que se haga autovalente.

Esto, que en modo alguno debilita el sentido de responsabilidad y amor hacia el desaventajado, ha significado que Occidente haya llegado a representar lo mejor de las virtudes humanas, incluyendo la de crear y emprender.

Lamentablemente, los Estados Unidos están siendo carcomidos por dentro desde hace muchos años y tal parece que no les será fácil recuperar la lozanía de sus mejores tiempos, cuando —sin contrapeso— llegaron a ser el faro del mundo.

Habiendo dado la espalda a sus raíces cristianas, Europa parece haber pasado el punto de no retorno y no se ve cómo podría conservar el talante de nuestra civilización.

Creo que es el momento de que clarificar este grave asunto e invitar a quienes lo entiendan a aportar para la defensa de nuestra civilización.


[+]

Violante Cabral dijo...

¡Feliz año Ciro!
La mayor razón tras este amago de historia comparada es alertar sobre la desaparición de nuestros valores y la inminente ruina de nuestra civilización. SE puede derrumbar una civilización, pero los valores no se pierden. Nosotros seguimos muchas normas que heredamos de los romanos. Se dice que a todo Imperio le llega su hora, pero es muy feo ver la caída del mismo y lo que sigue hasta que lo reemplaza otro poder es también muy feo.
En esta Era de mentiras, donde USA se ha vuelto una abominación bíblica, es fácil olvidar que fue cuna de libertad y asilo de refugiados y desamparados desde los días del Mayflower. Lamentablemente su mismo liberalismo la ha corrompido. Tal como a Europa es el laicismo progre el que la ha sofocado.

Ciro Cárdenas dijo...

¡Feliz año, querida colega bloguera!

Comparto tu alarma frente al ataque a nuestros valores y la necesidad de defenderlos.

Entendiendo que fue la libertad, no el "liberalismo" lo que hizo grande a los USA, confiemos en que ya luego inicien el camino de vuelta a lo básico, para nunca más dejarlo.

[+]

Violante Cabral dijo...

¿Pero que podría hacerla volver a sus raices sino un gran cataclismo? Muchos americanos miran con envidia (y se ciegan ante sus falencias) el estado benefactor europeo creyendo que es obligación del gobierno mantenerlos cuando eso los convertiría en dependientes del gobierno tal como lo fueron los habitantes de regimenes totalitarios del pasado..

Ciro Cárdenas dijo...

Entre varias señales de esperanza, la nueva legislatura empezará a redescubrir la Constitución, prácticamente tirada al basurero por el progresismo desde FDR.

Dale una leída y nos cuentas qué opinas.

[+]

Javier Bazán dijo...

Gracias a Ludwig von Mises supe que el Imperio Romano había caído por las razones que expones más arriba: burocracia, manejo irresponsable de la economía. Al final, la gente abandonó las ciudades y prefirió la economía de subsistencia.

Feliz Año Nuevo.

Vicente Olazaran dijo...

La crisis de valores y como consecuencia de ésta, los errores económicos son a mi modesto parecer, las causas que lo ayudan a explicar. Al menos en buena parte.
Es interesante ver este fenómeno en su dimensión económica.
Por ejemplo es ilustrativas la exposición de Jesús Huerta en:

http://www.youtube.com/watch?v=6PcaciZean4

Violante Cabral dijo...

Ciro,
El Tea Party ha estado calladito, pero con el nuevo Congreso van a demandar por lo que ellos han peleado No hay mas anti Big Government que el TP. Y eso es el aparato burocrático. Es cierto el nuevo Congreso tendra que asumir responsabildades, pero Obama puede comenzar a emitir ordenes sin hacerles caso. Va a ser un lío ahi.

Violante Cabral dijo...

Es increible como la burocracia y los impuestos que se usaban para mantenerla afectó al Imperio, y aun asi hoy Occidente sigue enamorado de la burocracia. La agricultura de subsistencia se dio porque entre invasiones, saqueos y tributos ya no se podia vivir en la ciudad, pero tampoco fue una solucion. Al final, los ricos no podian mantener a sus esclavos y los pobres no-esclavos no podian mantenerse entonces llegaron a un acuerdo de trabajar a cambio de comida para los ricos y ahí nació un nuevo tipo de esclavitud que inicia en Italia y que es el antecesor del feudalismo.

Violante Cabral dijo...

¿Vicente tu crees que la moral puede afectar a la economía?

Javier Bazán dijo...

Lo que dice Vicente es cierto. Sin embargo, nuestros economista formados en la Escuela de Chicago, se quedan con los modelos matemáticos de la economía.

Violante Cabral dijo...

Poreso lo decía, parece que vamos a tener que enseñarles humanidad a los economistas

Ciro Cárdenas dijo...

Ludwig von Mises, buena fuente para Caída del Imperio.

Regine Pernoud, imprescindible para entender lo que vino después y que todavía llamamos "Edad Media".

Mitos de la Ilustración y la Revolución Francesa siguen todavía vivos, marcando el inicio de nuestra propia decadencia.

La gente sencilla es más sabia. Deberíamos hacerles caso.

[+]

Violante Cabral dijo...

Me pregunto si en algun momento nos veremos obligados a volver a ser una sociedad agricola. En zonas rurales de Usa ya la gente cultiva sus propias verduras y no como moda naturista sino porque es más barato. También me pregunto si llegaremos a depender de algun poder rural, volver al feudalismo o caciquismo. Creo que en zonas del narco están presentando esa forma de vida. Un nuevo tipo de economía.

Vicente Olazaran dijo...

Violante, la ciencia económica no tiene que ver con la moral, así como la ley de gravitación universal no es inmoral porque haga que se caigan los aviones.
Pero Si te venden un avión sin alas, eso es inmoral porque ignora esa ley.
En economía, la izquierda vende aviones sin alas.

Violante Cabral dijo...

Asi es, lamentablemente

Luis H Arroyo dijo...

Es nuy difícil leer en el pasado líneas que nos desvelen el futuro.
Creo que occidente está muy enfermo en Europa, irrecuperable. USA puede convertirse en una Constantinopla. Creo que USA está todavía a años luces de Europa.
Creo que USA ha pasado por periodos de sospecha, ante de que llegara Reagan. Pero no creamos que el Tea Party es Reagan. Me temo que Sarah Palin no es lo mismo.
EEUU sigue teniendo la libertad de iniciativa, que da el liderazgo en tecnología. Es el único país que en, y tras, la crisis, ha visto aumentar la productividad.
Quiero decir que, dentro de la decandencia, USA es la única esperanza.
Lo que me parece ineludible es la emergencia de China.

Violante Cabral dijo...

¿Quién dijo que el que olvida el pasado está condenado a repetirlo? Yo creo que de los errores y aciertos del pasado se puede aprender algo.
Sarah Palin no debe postularse a la presidencia. Es una mujer maravillosa que puede hacer mucho por USA, pero allá arriba sería muy complicado para ella. Hay gente que la adora y gente que la odia, o sea divide en vez de unir.
No quiero creer que Europa este tan perdida. Puede que tenga que sufrir otra Epoca de las Tinieblas para resurgir. El temor que Constantinopla está a punto de caer bajo los Otomanos.
¡Feliz Año!