viernes, 15 de octubre de 2010

El maestro de ceremonias: ¿volverá Sebastián Piñera a sorprendernos?



Lo cortés no quita lo valiente y hasta la Oposición (y Tatán enfrenta una doble, la de Derecha y la de la Izquierda) ha reconocido el tremendo esfuerzo orquestado por Sebastián Piñera y su gobierno como factor primordial en el milagroso rescate de los 33. Son innegables su infatigable labor, su gran carisma que hasta se puede acusar de simpatía, y su fe en valores nacionales desaparecidos o impensables en naciones mal llamadas “desarrolladas”. Pero la pregunta de los cínicos es si podrá Piñera opacar esta acción con otras similares. ¿Por qué se puso los pantalones para este rescate y se le sueltan los suspensores en otros momentos en que el país lo necesita?

Ya he oído quejas a diestra y siniestra que Piñera está en todos lados y nunca fue tan omnipresente como en el rescate. Apareció allá en la Mina San José para recibir a los primeros. Se retiró para descansar un poco y luego reapareció para recibir a Evo y explicarle la dinámica del rescate. Se fueron juntos al hospital de Copiapó. A ratos aparecía en La Mina, cuando se iba dejaba ahí a la también infatigable conyugue. Esa noche, él y La Primera Dama estaban ahí aguantando el frio pampino para recibir al último. Tras lo cual el Presidente se mandó un doble discurso en castellano y en ingles. No recuerdo nunca haber visto un presidente tan efervescente ni tan activo.

Es cierto que a ratos parecía El Señor Corales, el maestro de ceremonias del circo, presentando a los mineros con parientes de ellos mismos. En el hospital le decía a Mario Gómez “no, si yo leí su carta, se la llevé a su señora” (ahora Tatán es cartero). Por una vez concordé con la Señora K. que le tuiteó a Piñera “¡Sos igual que Mario Sepúlveda!” Pero mas allá de ese cinismo chileno que sacamos a relucir cuando nos da pena ser sentimentales, hay que reconocer que todas esas pequeñas payasadas ayudaron a hacer al presidente más humano y más cercano.

Nadie lo reconoció más que los rescatados y sus familiares. "Nunca lo vamos a olvidar" dijo la madre de Carlos Bugueño al abrazar al Presidente con lágrimas en los ojos. Raúl Bustos, el técnico de la superficie que quedó atrapado donde no debía estar por azares del destino, le dijo al Presidente tras su rescate “siga por esa misma senda”. Y mi momento favorito, el momento de mayor dignidad de la noche y también del Presidente fue cuando salió de las entrañas de la montaña, el “capitán General” Luis Urzua y le dijo con voz entera “Le entrego el turno como acordado”.

No tenemos que repetir que en estos momentos la popularidad y prestigio personal de Sebastián Piñera están en las nubes. Que se le ve como el digno jefe de una nación de héroes. El mundo ha quedado impresionado ( por lo que es más que un fenómeno mediático) ante nuestras manifestaciones de fervor nacional, ante el temple de personas que viven bajo códigos arcaicos de familia, D-s y Patria.

En un blog leía “¿alguien se imagina a Zapatero y los suyos aguantando tanto tiempo?” comparándolo con el Presidente y sus ministros. No tengo que compararlo con Zapatero, ni con Obama que demostrando ignorancia e incompetencia, abandonó la crisis del derrame en el Golfo en manos de la compañía lo que provocó una tragedia ecológica evitable. Me pregunto si La Bachelet, que tenia rápida la sonrisa, pero sus ojos eran duros y su cuerpo tieso, hubiera podido aportar la calidez y emotividad que presenciamos en Piñera durante todo este proceso. ¿Se hubieran apersonado Gomilalo y La Martita en el desierto a aguantar camanchacas, o hubieran mandado algún ministro en su lugar? De Lagos ni hablo. Conociéndolo no hubiera levantado un dedo, hubiera dejado todo en manos de la compañía. El quería que el país se manejara solo, que los Centros de Vecinos se encargaran de los delincuentes, y que Don Francisco se ocupara de las obras de caridad.

Pero para no ojear al Presidente, tengo que terminar con unas preguntas. ¿Presi va a seguir por esa senda que le aconsejó Raúl Bustos, va a cumplir con el turno que le dejó Luís Urzua? Porque en el pasado nos ha defraudado. ¿Va a seguir queriendo gobernar como un Demo y ninguneando a la Derecha?

Entiendo y no excuso, que no indultara los militares, porque si para nosotros ellos son héroes, para usted son criminales. ¿Pero entonces por qué permite que los argentinos den asilo a Apablaza o les hace concesiones a los montoneros mapuches, que no representan a su etnia, sino son terroristas que mucho daño ha hecho a la ciudadanía chilena habitante de su zona? Decídase de una vez a ser el presidente de todos los chilenos, no solo de la mitad que precisamente no votó por usted. Entiendo que la Señora K ande chocha con usted y lo tuiteé como si fuera su polola. Claro, si no les hizo un escándalo por estar integrando a su sociedad a un criminal como Apablaza. Es bonito querer unirnos al resto de América Latina, pero no compre paz a costa dela dignidad nacional. No, después de enseñarnos el valor de esa palabra.

5 comentarios:

Javier Bazán dijo...

Violante:
Está bien el dinamismo. Ahí se nota la gestión empresarial en cómo lo planificaron y de derecha. Aunque también se ve la mala gestión empresarial en los dueños de la mina. Con todo, si los dueños de la mina, hubiesen sido tan inhumanos, no habrían diseñado un refugio. No se fueron a cualquiera cueva de la mina los mineros.Sin embargo, el Presidente aún no se ubica en su cargo.Y si las cosas, hubiesen salido mal, Piñera estaría en aprietos, pues a él lo inculparían y no los rescatista o a la empresa que fabricó la cápsula.

Le faltó prudencia.

Miércoles 13 Octubre 2010 | 23:48
Piñera asegura que decidió hacerse cargo del rescate pese a advertencias de sus asesores
Publicado por Yessenia Valenzuela • La información es de Erik López • 1.315 visitas
Enviar por correoEl presidente Sebastián Piñera explicó motivos que llevaron a hacerse cargo del rescate de los mineros.

Según Piñera, se percataron de que la empresa minera San Esteban no estaba no tenía “ninguna posibilidad, ni capacidad ni merecía” asumir esta responsabilidad.

Piñera aseveró que sin ningún cálculo tomó la decisión como Presidente de Chile, a pesar de las advertencias de sus asesores.

Valoró la tarea del ministro Golborne, a quien calificó como un “muy buen ministro”, al igual que Mañalich y Hinzpeter, realizando una gran tarea.

Recalcó sentirse muy orgulloso de sus ministros que “se comprometieron en cuerpo y alma y están haciendo un muy buen trabajo”.
RAdio Bio-Bio.http://www.radiobiobio.cl/2010/10/13/pinera-asegura-que-decidio-hacerse-cargo-del-rescate-pese-a-advertencias-de-sus-asesores/


O sea, el ministro de Minerías es un buen cabro, pero el protagonista soy yo, Sebastián Piñera.

Violante Cabral dijo...

Por supuesto que fue decisión del Presidente y no de sus asesores que precisamente le aconsejaron lo contrario. Ya lo había dicho yo en otra entrada. Por eso el que se iba a llevar los palos iba a ser él. Pero si no lo hubiera hecho, los mineros estarían muertos .Así que con justa razón esta contento. Y creo que ellos están contentos de que él fue imprudente
Toda decisión difícil que tomamos en la vida puede tener dos resultados, uno bueno y uno malo. A veces hay que mojarse el po… y si las cosas salen mal, hay que apechugar.
Yo adoro a Golborne. Es un “jefazo” como le puso Mario Sepúlveda. Si fuera yo mas joven lo sacaba a bailar. Pero creo que todos están consientes de su magnifica gestión y no veo que Piñera le esté quitando protagonismo.
Tampoco es cuestión de si los dueños de la mina son malos o buenos, eso lo decidirán las leyes. El post no es un enaltecimiento a Piñera, es un reconocimiento de su labor y una pregunta de por qué ahí si tuvo pantalones, y en otras ocasiones no los ha tenido.
Ahora te pregunto a ti. Frei, Aylwin, Lagos y Bachelet ¿cómo hubieran reaccionado? ¿habrían sido prudentes? ¿Se ponían ellos en el cargo de Presidente? Yo creo que El Tata hubiera actuado igual que Piñera.

Javier Bazán dijo...

Me explique mal.

Lo que criticó es el hecho de Piñera estuviese en las faenas en el momento del rescate, no la decisión previa.

Está bien que haya tomado esa decisión, pero que deje a los bomberos apagar el incendio.

Violante Cabral dijo...

Estoy de acuerdo, estaba muy florerito. Pero hay que pensar que su protagonismo que pueden algunos criticar, ha caido muy bien en el extranjero, donde muchos creian que Piñera era un fascista o un empresario hambreador del pueblo.
A veces se perdona una presencia antes que una ausencia. Recuerdo las críticas que recibió Bush despues del 11-S, por no aparecer a NY, donde a Clinton lo recibieron como si fuera él, el presidente.

Ruy dijo...

"sic transit gloriae mundi".
No se han apagado los ecos del buen
acierto del Sr. Piera, cuando ya le estan señalando fisuras en su peana.

Apenas acaba de de ser plantado en ese campo de espinas y abrojos que es
el gobierno de un país y ya se aventuran a juzgar todo su mandato.