jueves, 21 de octubre de 2010

El apolillado pretexto del racismo : ya nadie se lo cree

Hace poco alguien me decía, "ustedes los chilenos si son racistas. Miren como tienen a sus indios”. Iba a explicarle que el Conflicto Mapuche no tiene mucho que ver con razas, que ellos más que reclamar integración social o tierras, lo que piden es crear una nación separada, puesto que no se sienten chilenos y desean reagruparse junto a sus hermanos que viven en la Argentina. Pero decidí no gastar tiempo. Desde el momento en que abrió el paraguas del racismo ya perdió mi respeto.


A fines del Siglo XX se estableció que el concepto “raza” era demasiado turbio para poder usarse con propiedad. Ya para entonces comenzamos a hablar de etnias, termino igualmente enigmático que abarca una cultura, una herencia y una identidad. Sin embargo, últimamente la gente ha vuelto a emplear  el término “racismo” como una forma de defenderse y de atacar simultáneamente. Cada vez que alguien critica a Obama, se le tilda de racista. Cualquier queja contra el terrorismo islámico se define como “racismo". La declaración de Angela Merkel de que el intento de crear una sociedad multicultural en Alemania había fracasado inmediatamente suscitó acusaciones de “racismo”

Ese abuso de un término ficticio, aparte de pueril, es irritantemente manipulador. Lo que la Canciller quiso decir fue que era difícil que coexistan una cultura Occidental y otra que, en vez de abrazar estos valores en la medida que sea posible, intenta reemplazarlos por los propios. Sin embargo, esa misma Alemania hace menos de un siglo se lanzó hacha en mano en contra de un segmento totalmente asimilado de su población en nombre de la “pureza racial”, que nunca se entendió cual era, porque los Nazis adoraban a los árabes que eran tan semitas como los judíos.

Los prejuicios raciales suelen originarse en ideas erradas sobre las culturas. Los romanos creían que los cristianos adoraban una cabeza de burro. Los cristianos medievales creían que los judíos usaban sangre de niños para cocinar. Hasta hoy se cree que los gitanos roban niños. Y para muchos gringos, los latinos son una raza de ladrones, narcos y pandilleros. Obviamente, esto no tiene que ver con razas, sino con miedos. Una persona comete un crimen monstruoso y el miedo demoniza a toda una etnia. Pero más que racismo es la seguridad de que esa etnia posee una cultura nociva que predispone a su gente a hacer daño.

Consientes de esta trampa, los Estados Unidos, desde la caída de las Torres, han intentado ser más que civilizados con sus ciudadanos musulmanes y de origen árabe. La corrección política, ese terrible invento gringo, ha llegado a extremos que podrían considerase risibles si no fuera que tanta represión semántica ha conseguido aumentar la xenofobia antiárabe.


Uno que se cansó de la corrección política es Bill O’Reilly quien provocó un alboroto en The View la semana pasada. The View es un programa de televisión que, como su nombre indica, busca presentar diferentes puntos de vista. Pero hace años que sólo acepta una óptica, la del aquelarre de locas que lo maneja. Cuando O’Reilly, que estaba ahí para promocionar su nuevo libro, dijo que lo musulmanes habían derribado las Torres Gemelas, dos panelistas indignadas lo intimaron a añadirle el apellido "extremistas” a “musulmanes". O’Reilly no quiso y en protesta las susodichas, Joy Behar y la actriz Whoopie Goldberg, abandonaron el plató considerando que Bill era racista.

Este incidente nimio ha provocado todo tipo de comentarios en la prensa americana. Muchos, aun en contra de la postura de O’Reilly, consideran que a las protestantes se les pasó la mano. En cambio, otros aplauden a rabiar al periodista por manifestar lo que es el sentir de muchos. Juan Williams, periodista demócrata, autor de varios libros sobre la lucha de los derechos civiles y ex reportero de la Casa Blanca, estuvo de acuerdo en que O’Reilly no debería embarcar a todos los musulmanes en el mismo bote con los terroristas, pero admitió que al abordar un avión en el que viajaban unos árabes con chilabas y otras indumentarias distintivas, él se había sentido incomodo. Solo por es comentario, Juan Williams fue despedido hoy de su trabajo. Como es afro-americano le aconsejaría que demandara a sus patrones acusándolos de racistas.¡Sobre todo porque NPR de donde Williams fue despedido se ha quedado sin periodistas negros!

O’Reilly y otra gente pensante es consientede la existencia de musulmanes “moderados” al igual que aprecian  aspectos de su cultura que no son perversos ni malsanos. Pero la gran mayoría del colectivo musulmán está compuesta por gente intransigente, agresiva y empeñada en imponer sus puntos de vista y leyes en el mundo Occidental. El pequeño y marginado grupo de moderados cada vez está más asustado, más cohibido y más silencioso, consiguiendo así que todos asocien la palabra “musulmán” con los extremistas.


Yo creo que hay más judíos, incluso en Israel, que protestan ruidosamente contra el maltrato de los palestinos, que musulmanes que repudian públicamente el concepto de la Yihad y la Sharia. Lamentablemente ese estado de cosas solo consigue aumentar la xenofobia anti-Islam puesto que la única cara visible que presenta el mundo musulmán es la radical. Tanto así que eventualmente no podrán escudarse tras acusaciones de racismo.

10 comentarios:

Luis H Arroyo dijo...

Los muros de la corrección política se empiezan a derrumbar, y más vale así, para que un Hitler no monopolice la frustración por la crisis. La gente cree que decir la verdad puede llevar al nacismo, cuando lo que lleva al nacismo es precisamente ocultar y reprimir los sentimientos hasta que sólo queda un partido extremo en quien verterlos. Decir que los musulmanes derribaron las torres gemelas puede debatirse, pero si se le cierra la boca al que lo dice se está sembrando el extremismo.

Violante Cabral dijo...

Al parecer hay toda una campaña, pagada por George Soros, para acabar con la prensa disidente en USA. La ironia es qe los Democratas han sido el bastión anti-censura en USA y ahora.. Bueno, también me dicen que Rubalcaba anda cerrando blogs "extremistas" en España

cristian dijo...

Concuerdo completamente con tu análisis, y queda claro que, una vez pasada de moda el tema de lka lucha de clases, la izquierda ha debido recurrir a la "lucha de razas" para mantener el odio vigente, su leit motiv. Este Neorracismo marxista ha sido descrito magistralmente, con sus alcances, por Victor Farias, y lo detallo en mi post
al respecto.

Oye, Violante, me agradan tus posteos, pero te aviso que mi blog no esta en cuarentena por alguna peste, por lo cual no corres ningun riesgo en comentar en el, ya que te veo en un curso paralelo sin hacerte presente en el mio, pese a opinar muy parecido, lo que no entiendo. Saludos.

Violante Cabral dijo...

Bueno, pero no me retes, Don Cristian. Yo te leo en Revista Jupiter, y había visitado Simpatía Desbordante, pero no sabía que era tuyo.

Ya puse el enlace, no fue mi intención ofenderte, porque ando en busca de blogs chilenos de gente pensante como nosotros, pero todavía me da miedo opinar a menos que me inviten como acabas de hacerlo.

Javier Bazán dijo...

En vez del racismo es el feminismo, si el contendiente de izquierda es mujer, entonces, cualquiera crítica es sinónimo de machismo.

En fin, no se puede tocar a los ungidos.

cristian dijo...

Violante, no me cabe más que agradecerte tu rápida respuesta a mi propuesta de visitar mi blog. La verdad es que a esta altura, ya no se que pensar acerca de los bloggeros de derecha, cuyo individualismo y completa falta de solidaridad ideologica me ha llegado a abrumar en los 5 años que llevo con mis blog; es el caso tipico de Javier Bazán, a quien cada petición, por ejemplo, de apoyo en opinar en otros blogs que le he hecho, en apoyo a nuestras ideas,puedo anticipar que, en los hechos, no rotundo.
Comprendop, entonces, tu cierto temor a opinar en otros blogs afinesParafraseando un refrán común, "La solidaridad de cuerpo de la izquierda (en cuanto a todas sus mentiras) , la derecha (poseedora de la verdad cientifica ideologica) la desea".
Saludos.

Violante Cabral dijo...

Eso es muy cierto, pero ¡Ay de la candidata deDerechas aqui o en USA! Atacarlas a ellas si que no es machismo.

Violante Cabral dijo...

Más allá del palo que le mandaste a Javier, hay una verdad que ya me sospechaba. La Derecha no presenta un frente unido. En la política mostramos la hilacha con nuestras divisiones que suelen ser pueriles. Yo creo que somos tan diversos como la gente que se apiña bajo el cartel de la Concertación, y que eso debería ser nuestro fuerte. Lo ha demostrado el Tea Party en USA ¿por qué no hacemos lo mismo?
Yo no puedo ser más "sui generis". Soy hembra y judía, se cree que genéticamente estoy predeterminada a dormir en el lado izquierdo. Pero ese es un mito que han inventado los conservadores y han promovido las agendas marxistas. Yo cuando descubrí la blogosfera de Derechas en Chile fui galopando hasta allá y lo primero que me encontré fue una entrada que hablaba de como los judíos han inventado el marxismo. ¡Filoo!
Si me he arrimado a los blogs liberales iberos es porque en su gran mayoría son pro-Israel y así fui descubriendo que teníamos, aparte de eso, otras posturas en común. Ojala la blogosfera conservadora y pinochetista nuestra también se uniera sobre esas bases: los puntos en común y no los que provocan discordia. Solo se vence cuando se está unido.

¡Uyy, tembloo!

Maria Dolores Gonçalo dijo...

Ay, que pena que hayan despedido a Juan Williams. Siempre me ha caido bien (parece bastante racional.) No me sorprende la actidud de Whoopi y Joy, especialmente esta ultima siempre ha odiado a O'Reilly. Cada vez que va a The View lo tratan a la patada (Joy casi ni lo mira y tiene una mueca permamente en la cara.) No se porque O'Reilly sigue yendo (creo que no le importa el maltrato con tal de promover sus libros...) Elizabeth es la unica de derecha, pero siempre la aplastan como cucaracha cuando osa opinar. Me sorprende que Whoopi se haya levantado porque por lo general, es mas moderada que la otra loca. Mi marido dice que la correccion politica va a acabar con este pais (y creo que le mundo entero se esta contagiando de este mal...)

Violante Cabral dijo...

O'Reilly tiene cuero de chancho como decimos en Chile y le encanta ir allá, porque además de fastidiar a Joy, se hace excelente publicidad. Imaginate, con esto, las de The View quedaron por el suelo. Hasta Baba Wawa las regañó y es su jefa.
Whoopie dijo que tuvo que levantarse porque estaba tan enojada que se sintió incapaz de sostener una discusión racional.
Aparte de la humillación Juan W. también ha salido muy bien librado. Desde Rush Limbaugh hasta el Reverendo Jesse Jackson lo han defendido publicamente. Se ha hecho famoso y Fox le renovó el contrato con un aumento de sueldo.