lunes, 16 de agosto de 2010

Calladito se ve más bonito


Mientras almorzaba, estaba viendo FoxNews, y cada vez me convenzo más que Obama metió las cuatro patas con sus aturdidas e innecesarias declaraciones sobre Casa Córdoba. Lo peor es que no hay excusas y los demócratas en un conmovedor esfuerzo por limpiarle el cu...a un Presi que debería andar en pañales, empeoran la situación.

En Chile, cuando alguien al tratar de defendernos termina hundiéndonos más se le dice “No me defienda compadre”. Obama parece tener varios compadres que al tratar de defender lo indefendible lo “negrean” más (no pun intended). La Casa Blanca dice que el Presidente solo intentaba defender la legalidad de la construcción. ¿Alguien acaso ha puesto en duda esa legalidad? Una demócrata dice que los gringos deberían estar orgullosos de su presidente por defender sus derechos a la libertad religiosa. A ver si entienden, porque con tanto apego a las libertades, se han olvidado de los buenos modales, del tacto y de la compasión más básica. Si a mi un fulano me debe plata, yo tengo todo el derecho legal de cobrarle, pero no se me ocurriría hacerlo en el funeral de su mamá.

El último compadre del mandatario hawaiano, y el que más me sacó de quicio, fue un representante de una de las Carolinas, cuyo nombre, por suerte, no retuve. El individuo se sacó del calcetín unos argumentos fétidos. “La mezquita no va a ser construida en Ground Zero, sino dos cuadras más abajo” Ohh, y el ataque al Mavi Marmara ocurrió solo a dos metros del limite de aguas internacionales.

Finalmente, el sureño exhibió una sensibilidad digna del Klan al decir que el sitio, donde una vez se irguieran las Torres Gemelas no era ningún “templo pagano” así que dejaran de martillar con un asunto tan pueril. A falta de argumentos, el hombre salpicaba su charla con risotadas burlonas y unos “Oh my G-d” que me sonaban blasfemos. Sobre todo viniendo de gentuza que ha desterrado imágenes religiosas de salones de clases, que prohíbe e incluso castiga, a los niños norteamericanos de cualquier denominación, por solo mencionar al Creador en la escuela.

Es ese tonito guasón que exhiben los progre cuando no saben que decir, lo que los hace más insoportables y les resta credibilidad. Caigo en cuenta que Obama es el campeón de la socarronería. Siempre adopta un tono de superioridad moral para dirigirse a la gente que no lo hace muy simpático. Pero ahora, con esta última payasada, se le agregan a su imagen de altanero los defectos de tonto y cobarde. Rebuznó sin que nadie le pegara para hacerlo, y al día siguiente no tuvo los pantalones para hacerse responsable de sus propias palabras.

Aquí no es un caso de “pobrecito Obama, cómo tergiversan lo que dice” o “lo obligaron a decir...” No lo obligó nadie. Ni los republicanos, ni los desempleados, ni los ilegales latinos, ni sus votantes. ¿Entonces por qué abrió el hocico? Pues porque quería dar un mensaje a un determinado grupo, en una ocasión determinada. Por algo lo hizo en una cena que al celebrar una festividad musulmana, no creo que incluyese a monjitas, a rabinos, ni a parientes de las víctimas del 9-11.

Vamos a ser francos. A Obama le gustan los árabes, le gustan los musulmanes. Tal vez los conozca mejor que la mayoría de los estadounidenses. Tal vez crea que el mundo islámico ha sido tratado injustamente debido a presiones del Lobby judío y que sería mejor darle una oportunidad. Mas o menos lo que hace su homólogo español. ¿Y qué ha conseguido Zapatero? Que a cooperantes y otros ciudadanos españoles los rapten los somalíes, los magrebíes, y otros de esa calaña, y que se esté cocinando una escaramuza fronteriza entre moros y cristianos en Marruecos.

Obama debía tomar ejemplo y ver a que conducen esas medidas de falsa tolerancia. Aunque como el hawaiano cambia de opinión, como de calcetines, no debería preocuparnos mucho. A él sí, porque se acercan las elecciones y su irreflexión puede costarle caro a su partido.

5 comentarios:

Luis H Arroyo & Miguel Navascués dijo...

Exactamente, pero nadie aprende, cuando alguien tiene una cosmovisión, no la cambia. (cosmovisión es demasiado grandielocuente para estos cretinos). Me preocupa que los demócratas americanos caigan tan bajo.

Violante Cabral dijo...

Para ser justos, hay gente muy valiosa en el Partido Democrata, como hay bestias entre los Republicanos. Pero estas gentesillas pro-Obama parecen gangsters.

Ruy dijo...

Ya se ha dicho por muchos y me parece acertado: Reciprocidad.
Si a los cristianos se les ofrece la posibilidad de conocer el islam
en su propia casa, justo es que
los islamistas acepten conocer el cristianismo en la suya.

Anatema dijo...

Francamente nunca entendí el boom pro Obama. No me gusta meterme en política internacional porque con lo que tenemos aquí ya vamos sobrados, pero es que Obama parecía "la última esperanza blanca" (perdon negra, ya se que el chiste es malo) y lo digo con intención. Parece que a todo el mundo le bastaba con que Obama fuera negro, eso le hace bueno, el primer presidente negro, el que va a salvarles de la crisis y siempre dije que saldría rana. Precisamente por eso que comentas, porque a Obama le gustan los arabes. Y eso ya se sabía. Cuando oí la noticia de la mezquita y el "apoyo" de Obama no me sorprendio. Lo que pasa es que me parece una falta de respeto, de sensibilidad y de sentido común increible.
Y no hablo más del mundo islamico por que me enciendo. Que en mi país por desgracia también sabemos del tema.

Saludos.

Violante Cabral dijo...

Por un lado está lo que tú dices. El primer presidente negro de Estados Unidos, que lástima que ese presidente no fuera gente del calibre del General Colin Powell o Condoleezza Rice sino este diletante ambicioso y sin pantalones. La gran ironía es que Obama no es negro, no siente, no piensa como los Afro-Americanos.

Por otro lado, el pueblo americano estaba harto de Bush, por ende delos republicanos. Los culpaban de todo, la crisis económica, la mala imagen de USA en el extranjero. Si un canguro se postulaba por los demócratas, hubieran votado por él.
Le gustan los árabes a Obama, pero es demasiado pusilánime para admitirlo. En cambio se esconde bajo máscaras, el será el gran sanador de las heridas, el gran reconciliador, el puente entre Islam y Occidente.

Lo que me sorprende es que gente como Bloomberg, el alcalde de NY, haya promovido este proyecto y eso que mucha gente en su staff está en contra. ¿Habrá plata de por medio?
Gracias por tu contribución