miércoles, 25 de agosto de 2010

¿De qué color es la mediocridad? Prensa rosa, verde y amarillista

Debo confesar que cuando algún progre se queja “la prensa liberal sólo se dedica a esparcir rumores tremendistas sobre el Islam”, yo me siento culpable y empiezo un inmediato examen de conciencia. Pero me basta ver su prensa multicolor y mediocre para evadir todo remordimiento.


Sólo hoy leía barbaridad tras barbaridad. Se hizo mucho escándalo porque un idiota de 21 años llamado Enright se subió a un taxi en Nueva York, le preguntó al chofer si era musulmán y tras respuesta afirmativa, la emprendió a navajazos contra el pobre taxista que por suerte sólo sustentó heridas leves. La policía encontró a Enright, borracho como cuba, tirado en la acera. Fue arrestado y enfrenta cargos por intento de asesinato. De buena gana le daba una pateadura. Ese tipo de maleantes son un peligro para la sociedad. Pero también es peligroso el periodista que escribe “Chofer de taxi es asesinado por ser musulmán”. Uno entra a la noticia y descubre que afortunadamente el taxista vive.

¿Qué hace que un periodista serio mienta tan descaradamente? ¿Qué persigue? ¿Exacerbar los odios raciales? Me da lástima el taxista, pero más me la inspiran los dos miembros de la Benemérita asesinados en Afganistán, donde habían ido a intentar crear un cuerpo de policía civilizado en tierra de salvajes.

Más tarde, leo en otro seudo portal de noticias que miembros de familias de víctimas del 9-11 apoyan la construcción de la mezquita. Entro y descubro que se trata de parientes de un musulmán que murió en las Torres. Sin comentarios.

Pasando a otra noticia. Se está haciendo una campaña en México para excarcelar a mujeres que purgan condena por haber abortado antes que el aborto fuese legal en el país azteca. Estoy de acuerdo en que las liberen. Me parece injusto que habiendo tanto criminal suelto carguen contra ellas que al final son víctimas de una sociedad que sigue usando a sus mujeres. Pero una de las fotografías tenía como pie: “Fulanita purga X años de cárcel por haber perdido a su hijo”. A ver ¿lo perdió en el supermercado? ¿Se le extravió en el circo? ¿El niño murió por enfermedad? ¿Se trata de un aborto espontaneo? Todo un caso de lenguaje perverso como lo llamaría Don Pio Moa.

Pero incluso en diarios serios como ABC uno encuentra títulos que poco corresponden con la noticia o con la verdad. Desde que era chica, recuerdo que hasta en Chile se sabia que ABC era un periódico conservador, serio y tradicionalista. Ahora se ha vuelto un muestrario de crónicas rosas y rojas, de noticias verdes medioambientalistas y de títulos amarillistas en un tópico inesperado, esas creencias esotéricas y apocalípticas que hoy en día pasan por ciencia.

Hubo una época bastante reciente en que ABC era mi página de inicio. Pero día tras día, leyendo que una explosión de un volcán italiano causaría un tsunami que arrasaría con las costas mediterráneas, o que explosiones solares en el 2012 aniquilarían nuestra tecnología me hicieron cambiarla. La guinda del pastel fue un título que alertaba que millones de asteroides venían directo a la tierra. Así sin fecha, ni prueba, ni lugar especifico.

Estas noticias catastróficas son comunes en publicaciones “progres” y “algorianas” que nos cuentan todos los días que los polos se derriten, que los osos polares ya no tienen casa, que el mar sigue elevándose hasta tragarnos. Me recuerdan ese documental irresponsable que hizo National Geogrphic hace cuatro años en el que mostraban como Viña y Valparaíso quedarían bajo el agua en un tsunami o los documentales enigmáticos de The History Channel que ya parecen reality shows.

Siempre han existido pasquines, siempre ha habido gacetillas que cultivaban el amarillismo, siempre la crónica roja ha sido truculenta, y la rosa inventa romances y escándalos.  Pero ahora parece que toda la prensa fuera igualmente farsante y que esa mendacidad la rebaja hasta el punto de convertirla en cultivadora de mediocridad.

7 comentarios:

Vicente Olazaran dijo...

El arcoiris verde-rosa-amarillo tiñe a toda la prensa.
No tengo claro si los medios son el reflejo de la sociedad o la sociedad es permeada por los medios. Quizás ambas cosas.
Tretando de buscar una explicación quizás puede ser que
Las personas tienen acceso a mucha información en forma simultánea como nunca antes. El cerebro tiende a ser muy selectivo, reteniendo sólo aquello que le causó más impacto, más simple de entender y no requiera procesar porque alguien ya lo hizo por él.
Suscribir un "ideal" requería leer El Capital,La Riqueza de las Naciones,La República. Esto hoy es impensable, las causas que les den sentido a sus vidas deben ser simples y livianitas: La causa verde, las causas rosas, etc.
Por lo tanto si les dices que sus ideales carecen de contenido, no te lo agradecerán porque en realidad los estás contrariando, les estás complicando la vida más de lo que están dispuestos.
Qizás la especie en extinción somos nosotros.

Blanch dijo...

Mi papá fue analista de prensa durante casi treinta años.

Los últimos cinco le resultaron terriblemente cansados, no por la carga de trabajo sino porque día con día veía como la ética periodista desaparecía en aras de "aumentar el raiting" como si de telenovelas se tratara.

Los periodistas de antes se limitaban a redactar la información tal cual, y antes de ser publicada se verificaban todas las fuentes.

Ahora ni la ortografía revisan y los titulares se parecen cada día más a los de la revista Alarma.

Violante Cabral dijo...

Estoy casi segura de que los medios nos permean. Es el Cuarto Poder en toda su maldad porque precisamente se busca impactar antes que informar. Las noticias se han vuelto electroshocks, nos asustan, pero no nos ilustran.
Tu y yo somos especies en extinción, el resto del mundo parece estar evolucionando en criaturas post-animales, quizas les sirvan de mascotas a los alienigenos.

Violante Cabral dijo...

Querida Blach,
Gracias por venir. Me da verguenza hablar del periodismo en tu país, donde ser periodista se ha vuelto más peligroso que ser bombero. Pero precisamente porque todavía hay reporteros que le echan ganas, que están dispuestos a dar su vida por exponer lacras sociales, da rabia y verguenza de que existan cronistas que manipulan la mente de sus lectores sólo por servr intereses creados

Violante Cabral dijo...

Tu lo has dicho, la noticia se ha vuelto una telenovela, irrealmente cursi, vive del rating y utiliza el escandalo sea sexual o medio-ambientalista para venderse. Por una vez estuve de acuerdo con Chavez cuando calificó esa orgia de violencia gráfica de los diarios venezolanos como "pornografía".

Ruy dijo...

La información cuesta dinero.
El dinero corrompe todo.
Lo que realmente tiene importancia
saber lo ocultan directamente, o
lo esconden en palabras "jerga" de entendidos.
Darse cuenta de esto te lleva casi una vida.Nada es fiable. Se llega a dudar de la capacidad de uno mismo para razonar.
Deu vos guard

Diseño Web Marbella dijo...

Tu lo has dicho, la noticia se ha vuelto una telenovela, irrealmente cursi, vive del rating y utiliza el escandalo sea sexual o medio-ambientalista para venderse ... pero bueno .. Saludos