viernes, 27 de agosto de 2010

Un mundo de monstruos: cuando el amarillismo crea estereotipos culturales



Mucho se critica que, por siglos, la Iglesia mantuvo cautivos a sus fieles, obligándolos a reprimirse so pena de ir al infierno. Del Islam se dice algo parecido, que lava el cerebro de sus fieles, infundiéndoles temor y repugnancia contra el Occidente, y así los convierte en potenciales terroristas. Pero nadie habla de como los medios tienen una audiencia cautiva a la que alimentan con datos falsos y alarmistas y conceptos errados sobre todo tema desde nuestra economía hasta nuestra vida intima. Más peligroso aún, ayudan a perpetuar engañosas impresiones acerca de otras culturas.

Recientemente tuve el desagrado de leer un panfleto  francamente anti-sionista, antisemita y anti-judaísmo titulada El rabino y el jeque, escrita por Alfredo Abián, vicedirector de La Vanguardia. En cuatro o cinco párrafos, Abián ha dicho una serie de mentiras fáciles de rebatir. Eduard Yitzhak se ha encargado de hacerlo, presentando argumentos para refutar cada uno de los libelos expresado por alguien que se considerará un periodista respetable y honesto.

No me sorprende que Abián haya escrito una barbaridad semejante, no es el primero ni el último. Es gentuza como él la que me ha hecho creer por décadas que todos los españoles son juedeofobos. ¿Y de dónde saco tal idea? Pues de las noticias que propagan medios españoles como La vanguardia. Por lo menos la Leyenda Negra la inventaron los ingleses. Ahora son los mismos medios los que se encargan de desacreditar a sus naciones.

Lo que me inspira curiosidad es como Abián arriesga su prestigio, si lo tiene, escribiendo una difamación tan fácil de exponer como tal. ¿Confía tanto en el anti-sionismo de sus lectores que cree que aceptarán cualquier calumnia contra Israel y el pueblo judío? ¿O simplemente parte de la base que su audiencia está compuesta por palurdos que creen a pie juntilla cualquier cosa que lean sobre pueblos o culturas que jamás conocerán?

Me remito a lo que un lector de ABC opina sobre el peligro de aseveraciones hechas a la ligera o con su qué.

“Casi todo es mentira, seamos serios y pensemos un poquito, estas tonterías hacen daño a gente que nunca viaja y cree en un mundo de monstruos”.

Exactamente, la gente que vive leyendo noticias de este tipo (y rara vez hay de las otras) termina creyendo en fábulas como el calentamiento global, el Chupacabras, y que el fin del mundo tendrá lugar en el 2012. Más encima, los lectores se crean mitos sobre política exterior, culturas foráneas y hasta sobre salud y temas científicos.

La cita que incluí más arriba no surgió a raíz de un artículo alarmista o seudo científico, sino de algo más “light” y por ende más peligroso. Hace rato que veo que a ABC le gustan las noticias sexuales. Obvio, el sexo vende, o eso dicen los medios y nosotros se lo compramos. Pero no sabía que en su caza de noticias "cochinonas", los periodistas se meten en la blogósfera y se apropian de cualquier bobería que consideren servirá para conseguir más de 200 visitas.

En este caso se trata de un listado de “leyes” sexuales muy curiosas que se supone realmente existen en los códigos legales de ciertas naciones. No es casualidad que la mayoría de los países donde existen estas leyes sean o países árabes (obvio, el mundo musulmán es una cloaca de vicios), países latinoamericanos (¡esos indios sudakas son unos guarros!) y USA (fáciles de creer gracias al anti-gringuismo que sienten los españoles desde el desastre del 98)

Muy divertido el articulo, pero poco informativo, poco veraz, y poco conducente a respetar al diario que lo copia y pega sin siquiera poner un Disclaimer. Por suerte, los usuarios se encargan de rebatirlo, tildarlo de “mentira” e incluso exigir fuentes. Es una lástima que no se muestre el mismo celo con noticias más graves y serias que tergiversan, calumnian o simplemente faltan a la verdad.

Por otro lado, a pesar de que gran parte de los comentarios expresan incredulidad, ¿cuántos lectores no se irán a acostar seguros que son mas sabios porque se tragaron el cuento de que en Cali, la suegra tiene que presenciar la desfloración de la hija, o que la zoofilia es legal en el Líbano?

6 comentarios:

Vicente Olazaran dijo...

Hay que reconocer que lo que no tienen en rigurosidad lo tienen en imaginación.
Pareciera que la responsabilidad de dar contrapeso al apabullante poder de los medios recae sobre la misma gente expresandose en plataformas como los blogs y las redes sociales. Pero aquí también hay de todo.
He tenido amigos judíos, especialmente uno, compañero de curso y cómplice, que muy joven se fue a Israel a vivir en los Kibuts. Perdimoa contacto con él de un momento a otro. Espero que sea porque tiene cosas más importantes que escribir y que se encuentre bien.
Con una amiga que teníamos en común nos preguntamos si no debiésemos haber hecho algo para convencerlo de no ir. No hicimos nada, lo fuimos a dejar al aeropuerto, un fuerte abrazo y no se nos ocurrió nada. Todo el camino de vuelta fue en silencio. Sólo hablamos de ello años después.

Violante Cabral dijo...

Disculpa que te responda largo, pero me haces pensar en tantas cosas.

Creo que ha llegado el momento en que los humanos (único animal que le cree a la prensa) tomemos control de nuestras ideas y enfrentemos y cuestionemos, tal como se ha hecho en el pasado con otros sistemas manipuladores y dominadores del pueblo, a los medios. Ya no es solo cuestión de no leer o ver, porque entonces no nos informamos, no desarrollamos instintos de discriminación, y nos portamos como avestruces.
Creo que los blogs fueron la primera media en contra de este control mediático.

No te sientas mal por no haber detenido a tu amigo que se fue a Israel. El proceso de trasplantar a un judío a Tierra Santa se conoce como “aliyah” y es una elevación mística del alma. Todo judío en la Diáspora está fragmentado, solo vuelve a tener un alma completa al pisar Israel. Eso no lo cambian ni los palestinos, ni los medios progres, ni el laicismo israelí.

Es terrible vivir en Israel. Mi primera profesora de hebreo fue una niñita de catorce años que había crecido entre La Guerra de los 6 Días y la de Yom Kippur. Sus primeros años escolares los pasó en un refugio antiaéreo, pero aun así recordaba con cariño su país. Aunque ha habido un éxodo de israelíes que ahora vive en el extranjero (me dicen que Viena está llena de ellos. ¿Viena? ¡Que imprudencia!) también hay gente que vuelve o nuevos inmigrantes. Algunos han muerto por una patria, que es también un ideal.

Te cuento que hasta servidora casi hace Aliyah (el gobierno israelí le paga el traslado y hasta le lleva los muebles al nuevo inmigrante) en 1990. Tenía un novio que postulaba para un puesto en Bar-Ilan en Jerusalén, y una alumna que estudiaba arqueología y que tenía una casa en la playa en Ashkelon. Pensé vivir con ella hasta casarme. ¿Te maginas? Ahí caen bombas a cada rato. No me casé ni hice “aliyah”, pero no por miedo y conozco mucha gente que ha inmigrado y hecho su vida allá. Mi hermano adoptivo vive en Jerusalén con su familia. Mi ex cuñada vive en Tel Aviv con su nuevo marido.

Conozco gente que deja instrucciones para que después de muertos trasladen sus restos a Israel.

Vicente Olazaran dijo...

Le contaré a mi amiga!

Anatema dijo...

El problema es ese precisamente. Que cada periódico tiene sus lectores, o más bien cada persona sabe que periódico tiene que comprar para que comulgue con sus ideas y poder así regodearse a gusto sobre las debilidades que se le imputan al contrario.
Es triste pero es así. Luego hay unos cuantos que siguen la máxima de un profesor que tuve yo que decía que para intentar llegar a la verdad había que leer al menos 10 periódicos por supuesto que abarcaran diferentes posturas políticas y sociales.
Seguramente los comentarios extrañados de la gente ante la noticia que comentas procedan de personas que sepan comparar información. Lamentablemente no son los más.
Por cierto lo del antimericanismo de los españoles también es pura fachada. Es que es progre ser antiamericano. Pero luego no es así. Luego copiamos a los yankees, vemos sus pelis, consumimos su productos y utilizamos su jerga, claro que después los que hacen ruido son los “perroflautas” se que te encanta ese término, que van de alternativos, que huyen de las empresas yankees del mercantilismo, del consumismo y de algunos ismos más, quizás porque la mayoría son hijos de familias bien que hartos de lujos quieren vivir su aventura personal de rebeldía y bajo fondo. XD Incluso cabe la posibilidad de que sean actores subvencionados encabronados porque la gente no se baja sus películas ni de forma ilegal mientras prefieren ver cualquier peli americana incluso pagando. XDD

Violante Cabral dijo...

Pues esa es la raiz del antiamericansmo, la dependenca de ellos. La mayoria de los consumstas dependen de ss productos de entretencion. Otros dependen economicamente. El odio de Chavez es qe adeás de que USA es su primer clente son las refinerías texanas las que se encargan de refinar el petroleo venezolano.
Yo no soy ciega a la arbitrariedad y soberbia de los gobiernos gringos para tratar al mundo. Asi trataban al mundo los ingleses, los romanos, todos los imperios. Pero es triste cuando se permite que una actitud del contrario pueda obligarnos a tomar medidas rebeldes que a la larga nos hacen más daño a nosotros qe a USA.

Violante Cabral dijo...

Lo que dices de leer varios periodicos hasta dar con la verdad se aplica tambien a cualquier texto, descubrimiento cientifico o concepto politco o episodio histórico, pero la gente no tiene tiempo ni plata para consultar. Asimila lo primero que lee y se lo cree.