jueves, 30 de septiembre de 2010

Religión y política: ¿Una peculiaridad estadounidense?


Nunca se había sentido tan fuerte la importancia dela religión en la política norteamericana como ocurre en estos meses antes de las elecciones de Noviembre. Toda la campaña está teñida de matices religiosos. ¿Es una característica únicamente gringa o es parte de la lucha entre conservadores y progres en todo el mundo?

Todo comenzó con el cuento de la Mezquita. Obama no pudo quedarse callado y dejó la escoba. Lo próximo fue que una encuesta que demostraba que de cada cinco súbditos, uno creía que su rey Obama era musulmán. Concuerdo con el comediante Dennis Miller que los que dijeron eso estaban tan enojados con el hibrido hawaiano que hubiesen dicho cualquier cosa negativa respecto a sus creencias, hasta que era satánico.

El caso es que Obama sí es creyó y desde entonces se ha esmerado en dar la impresión de ser un hombre de fe. Obligó a su familia a misa con él, sacrificando un domingo de golf que es la verdadera religión del mandatario. Sus asesores han desenterrado a diversos ministros protestantes que alegan que Barak Hussein es muy religioso y reza diariamente, y en una de sus “charlas de patio”, el presidente incluso habló de la religión de su familia. Y en el proceso se las arregló, ycomo siempre, para meter las cuatro patas.

En un esfuerzo por parecer “del pueblo”, y tal vez imitando las “charlas de la chimenea” de Franklin Delano Roosevelt, a Obama le gusta que lo filmen pontificando desde diversos patios de supuesta gente común. Obvio que todo está arreglado de antemano, si el Presidente se fuese a meter al patio del vecino sin permiso, seguro que lo sacarían a escobazos.

En una de esas charlas, en la noble ciudad de Albuquerque (NM), el elocuente Obama Ben Kenobi perdió la elocuencia. Con mucho tartamudeo, repeticiones interrumpidas por incómodos “ahs”, y hasta metiéndose el dedo en el cuello de la camisa, Obama, declaró que él era cristiano por decisión propia. Su familia no era religiosa, su mamá, una persona “muy espiritual” nunca lo llevó a misa.

El pobre Obama, en su acostumbrada soberbia, pretendía aparecer ante los ojos de sus oyentes como un Abraham que había destruido los ídolos de su familia y encontrado solito su camino a la fe. El resultado fue otro, ya que dejo a la altura del unto a su mamá, como hace unos años hiciera con su abuela blanca al describirla como racista. Este tipo de información queda muy bien dentro de las autobiografías que han hecho a Obama millonario, pero caen pésimo en un discurso público, por informal que éste sea. Hasta los críticos demócratas se han indignado con estas manías del presidente de utilizar a su familia, sea para ponerlos de ejemplo o “negrearlos”.


No se puede culpar a Obama. Sabe poco de religión por ende tiene poco que aportar. No está solo. Una encuesta del Foro Pew sobre Religión y Vida Publica cuyos resultados fueron dados a conocer esta semana, demostró que en USA la mayoría de los católicos (sobre todo los latinos) y los cristianos no saben nada de su religión. En cambio quienes sí se la conocen al dedillo son los ateos. Obvio, hay que conocer a su enemigo.

Sin embargo, el no saber mucho de dogma no impide exigir manifestaciones religiosas a sus representantes. Ya vieron el escándalo que causaron las supuestas artes mágicas de Christine O’Donnell. Bill Maher sabía lo que destapaba al exhibir ese video donde una joven Christine comentaba sus aventuras en el mundo de la hechicería.


Bill Maher es un ejemplo de un ateo militante que busca destruir la fe de los demás, como si ésta constituyese una amenaza para él. Anoche, en The O’Reilly Factor, describió a todos los que se oponen a las fuerzas de la progresía como “lunáticos religiosos”. Un poco redundante puesto que para Maher ambas palabras son sinónimas. Luego agregó que los que se oponen a Obama y sus medidas son racistas. Argumento pobrísimo. Esperaba más de este patán. Es como si él dijera que quienes lo critican son antisemitas y estoy segura que Bill Maher no ha pisado sinagoga desde su circuncisión.

Sin embargo, las posturas antirreligiosas de payasos como Maher son un eco del miedo que tienen muchos demócratas por cualquier cosa que huela religión. En Orlando, el candidato republicano Daniel Webster ha sido blanco de ataques que rayan en la calumnia criminal. En un discurso, el SEnador Webster solicita a sus foyentes que no se adhieran a las posturas más misóginas de San Pablo, como el texto donde el apóstol exige a las cristianas someterse a sus maridos. Webster lo lee y añade que no hay que hacerle caso. Pues en el spot anti Webster, se saca de contexto la cita y se borra lo importante haciendo parecer como que Webster, a quien llaman “talibán”, exigiera que las mujeres se sometan al hombre.

Es un truco barato y fácil de refutar. Curiosamente, Webster es bastante conservador, anti-aborto y anti-divorcio, pero sus contrincantes han preferido el libelo antes que la verdad porque les da la oportunidad de atacar también una religión que les parece machista. La gran paradoja es que el pueblo se divide entre los que odian la religión y los que la exigen. ¿Se trata de incoherencias gringa o es una manifestación menor de la gran lucha de Occidente entre laicismo y fe?

14 comentarios:

Ruy dijo...

La religión como arma arrojadiza en las luchas de la política.
¿Por qué se ha de dudar de la sinceridad y de la independencia de las decisiones de los individuos en las escasas ocasiones en que les permiten manifestarse ?
Dan la impresión de temer más a Dios los que le niegan que los que le afirman.
¿Quién me ha constituido a mí en juez de vuestros asuntos?

Javier Bazán dijo...

Violante:
Sobre la religión, unas cosas son propias de la idiosincracia de los americanos, que no se da en Europa ni en América Latina. Otras, por el contrario, tiene que ver con los ateístas que se han vuelto belicosos, por así decirlo, contra los que creen. Ejemplo, el biologo inglés, cuyo nombre no recuerdo.

De hecho, en un canal de música Pop y rock, cuando recuerdan los grandes hits del rock, aparece una canción de un rockero inglés en que habla del ateísmo. Esa canción no la pudo tocar en ninguna radio.

Lo mismo ocurrió con una película de los comediantes del Monthy Python, en que hacía una referencia de la vida de Jesús. Desde luego que a los cristianos norteamericanos no les gustó.

Ministro dijo...

El problema del ateismo y los ataques a la religión son una constante en todo Occidente, la diferencia es que hay zonas de la tierra mas importantes que otras. EE.UU y Europa el laicismo da mas fuerte que en el resto de America latina por su lejania y poca importancia...

Los que aqui intentan realizar el mismo proceso, siguen el ejemplo de sus hermanos mayores, y peor aun en el caso Chileno muchos aprendieron en el "Sufrido Exilio" en Europa...

Violante Cabral dijo...

Pero aunque haya habido protestas e incluso boicots ( te sorprendera saber que hasta grupos judíos boicotearon La última Tentación de Cristo de Scorsese) todos esos filmes se presentaron en salas de cine. Y hoy en USA se está intentando implantar el ateismo como religion. lo que les permitiría tener escuelas ateas y centros de evangelizacion, ademas de recibir ayuda estatal. Pero con los ateos ha ocurrido lo mismo que con el Lobby Gay, a medida que adquieren poder y legitimidad se ponen más agresivos con los que no comparten sus ideas

Violante Cabral dijo...

Señor Ministro,
A mi lo que me hace gracia es que la Iglesia apoyó tanto a los marxistas antes y durante el gobierno del Tata. Y ahora los comunachos le velven la espalda o le tiran piedras. El pago de Chile.

Ministro dijo...

Es una paradoja muy curiosa. Y a veces pienso que los curas fueron muy ingenuos.

Javier Bazán dijo...

Sobre la Iglesia Católica chilena, yo he escrito en mi blog.

El punto es que están más perdidos que el teniente Bello. Por ejemplo, los jesuitas que apoyaron la UP a través de la 'Revista Mensaje', ´tiene que pedir perdón y reconocer que estaban equivocados.

Parafraseando una expresión mejicana, tal lejos de Dios y tan cerca de Marx. Y todavía no se dan cuenta.

Violante Cabral dijo...

Debo confesar que en mi infancia admiraba a los curas progres que andaban barbudos, sin sotana y manejaban caminones. Pero la Teología de la Liberación , aunque muy bonita en papel, al final alejó a su gente del verdadero apostolado.

revistajupiter dijo...

Obama no es musulman,es ateo, pero en términos políticos ateos significa no creen en los padres fundadores de EEUU, quienes fueron los que redactaron la constitución.

La constitución es la base de la sociedad norteamericana, es lo que separa al estado de los ciudadanos, es decir, garantiza libertad.

Para Obama, la libertad es sinónimo de abusos, imperialismo y opresión. Así de simple.

Luis H Arroyo dijo...

La Iglesia ha perdido muchos puntos por muchas razones. Quizás la mayor es que buscando a sus fieles se movió e hizo política. Ahora está y no está ni en el cielo ni en la tierra. Habla un lenguaje que a mí me chirría, y cuando se mete a "gobernadora" es peor. Ahora ha salido el informe, o los archivos, del cardenal Bento, que pruban los canchullos de todo tipo, incluso con la mafia. Naturalmente lo negarán todo, lo ocultarán como lo de los acosos sexuales. Pero esto demuestra que una y otra vez cae en loss mismos charcos podridos. No sabe ni el margen de confianza que le dan sus enemigos. los católicos debían comprender que la iglesia es una Institución terrenal, que tiene necesidades (Bento) que la llevan a especular, y que tiene deseos sexuales (acosos). El papa se sostiene porque se cree en la infabilidad papal, que es una historia insostenible. Todo el misterio está en el aire, pendiente de unos fieles que no quieren cambiar pero no pueden creer.

Violante Cabral dijo...

La iglesia como toda institución humana es falible, y más duro cargan contra ella por rencores acumulados de siglos en que ha ejercido su poder.
Pero mas alla de falencias eclesiásticas, existe una necesidad humana de creer en algo y de confiar en lideres creyentes. Aquí en Chile no se ve eso. Que la Bachelet fuera agnóstica y Piñera católico no afecta su imagen.
En cambio en Usa se morirían antes de elegir a un ateo, a pesar de que como dijo Júpiter, Obama lo sea. Otra cosa, en Usa hay cierto recelo por los católicos (el cuento de la libertad religiosa es mas moderno de lo que creen). Kennedy ha sido el único presidente católico que han elegido. Y nunca mas un candidato católico ha recibido respaldo ni Brown, ni John Kerry (que además con su estupidez acostumbrada reveló que tenía un abuelo judío)

revistajupiter dijo...

Tampoco se puede olvidar las horas que dedicaron los medios a mostrar encuestas que decían que USA no estaba preparada para un mormón, por Mitt Romney.

Violante Cabral dijo...

Pero si estaban preparados para un mulato ateo.

Ruy dijo...

Puedo imaginar que los ataques y persecuciones a la Iglesia, unas veces merecidos y otros maliciosos, son justo castigo que la van depurando.
De momento no ha abdicado del nuevo mandamiento y puede presentar testigos sacrificados.De la profesión de fe de los políticos
mejor no "meneallo", constreñidos como están por no apearse del machito.